Open Accessibility Menu
Hide
Salinas
Emergency Room
Urgent Care Locations Near You
URGENT CARE / ER CHECK-IN

Beneficios del Reemplazo de la Válvula Aórtica Transcatéter (TAVR)

Beneficios del Reemplazo de la Válvula Aórtica Transcatéter (TAVR)

(Este artículo fue escrito en Noviembre del 2020)

La estenosis de la válvula aórtica, o estenosis aórtica, se produce cuando la válvula aórtica del corazón se estrecha e impide que la válvula se abra completamente. Esto reduce o bloquea el flujo sanguíneo desde el corazón hacia la arteria principal que distribuye la sangre al resto del cuerpo. Si la estenosis aórtica avanza de forma grave y un individuo se vuelve sintomático, es en última instancia una afección mortal.

Afortunadamente, los avances en el tratamiento mejoraron los resultados de los pacientes. El reemplazo de la válvula aórtica transcatéter (TAVR) es un enfoque novedoso y mínimamente invasivo para tratar la estenosis aórtica.

“Tradicionalmente, cuando las personas necesitaban una cirugía para tratar su estenosis aórtica tenían que someterse a una cirugía a corazón abierto. Recibían anestesia general y pasaban una semana en el hospital,” afirma el Dr. Patrick Zetterlund, Cardiólogo Intervencionista del Salinas Valley Memorial Hospital (SVMH). “Ahora, podemos tratar este mismo problema al atravesar la ingle, de manera percutánea, con un pequeño catéter que serpenteamos hacia el corazón. El paciente está bajo una ligera anestesia general y generalmente puede irse a su casa al día siguiente.”

El hospital se encuentra en su segundo año del programa de TAVR y ha realizado el procedimiento en casi 60 pacientes.

Para obtener más información sobre el TAVR, llame a Anne Timberlake, RN, la coordinadora del programa de TAVR, al 831-759-1992. Para escuchar una conversación detallada en Ingles sobre este tema con el Dr. Zetterlund, entre a este enlace.

¿Quién es un buen candidato?

Al considerar la candidatura para el procedimiento de TAVR, el Dr. Zetterlund prefiere verlo como quién no es un candidato en lugar de quién sí lo es. Cuando comenzó el programa en SVMH, y todavía se lo consideraba como “experimental”, solo se usaba en pacientes con alto riesgo: aquellos que estaban muy enfermos y la cirugía tradicional no era una opción aconsejable.

“Les demostramos a los cirujanos que hicimos un trabajo mejor, y luego comenzamos a realizarlo en pacientes con riesgo moderado, y ahora lo realizamos en pacientes con riesgo bajo. Y todavía podemos mejorar al cirujano en los resultados de las complicaciones en un paciente de riesgo bajo,” explica el Dr. Zetterlund. “Así que es muy raro que no consideremos a alguien como un candidato. Diría que en Salinas, cerca del 90% de las personas que tienen problemas de válvula aórtica se someterán al procedimiento mínimamente invasivo”.

Al recibir una derivación, se convierte en un enfoque de equipo para tomar la decisión final de si un paciente es o no candidato para el TAVR. El equipo de TAVR incluye al Dr. Zetterlund, el cardiólogo que deriva y un cirujano.

“Nos reunimos en lo que llamamos un panel de TAVR, y este panel revisa toda la información específica de cada paciente. Tomamos una decisión colectiva de que este es o no un candidato adecuado,” dice el Dr. Zetterlund.

Recuperación y resultados a largo plazo

Gracias a la naturaleza mínimamente invasiva del procedimiento de TAVR, los pacientes generalmente pasan solo una noche en el hospital. Incluso son capaces de conducir al día siguiente y pueden reanudar sus actividades habituales en 24 a 48 horas.

La tasa de complicaciones de un TAVR es muy baja; al menos tan baja como lo que se consideraría una “cirugía sin complicaciones”. Y, el beneficio de la calidad de vida es extraordinario. En algunos casos, el Dr. Zetterlund dice que los individuos pueden extender su vida 10 o 20 años.

“Vemos que los individuos de alrededor de 90 años, que definitivamente no habrían sido candidatos a cirugía, tienen muchos más años de buena calidad de vida”.