Nombre(s) comercial(es):

    
  • Canasa®
  • Rowasa®
  • sfRowasa®
  • Otros nombre(s):

        
  • 5-ASA
  • mesalazina
  • ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    La mesalamina rectal se usa para tratar colitis ulcerativa (una condición que provoca inflamación y lesiones en el recubrimiento del colon [intestino grueso] y recto), proctitis (inflamación del recto) y proctosigmoiditis (inflamación en el recto y en el colon sigmoide [la última sección del colon]). La mesalamina rectal se encuentra en una clase de medicamentos llamados agentes antiinflamatorios. Funciona al evitar que el cuerpo produzca cierta sustancia que puede provocar inflamación.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La presentación de la mesalamina rectal es un supositorio y un enema para usar en el recto. El supositorio y el enema por lo regular se usan una vez al día antes de acostarse. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Use la mesalamina rectal exactamente como se indica. No la use en una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni la use con más frecuencia de lo que su médico indica en la receta.

    Deberá empezar a sentirse mejor durante los primeros días o semanas de su tratamiento con mesalamina rectal. Continúe usando la mesalamina rectal hasta que termine la receta, incluso si se siente mejor al inicio de su tratamiento. No deje de usar mesalamina rectal sin consultar a su médico.

    Los supositorios y enemas de mesalamina pueden manchar la ropa y otras telas, pisos y superficies pintadas, mármol, granito, esmalte, vinilo y otras superficies. Tome precauciones para evitar manchas cuando use estos medicamentos.

    Si usa el enema de mesalamina, siga estos pasos:

        
  • Trate de defecar. El medicamento funcionará mejor si su intestino está vacío.
  • Use tijeras para cortar el sello de la bolsa protectora de papel aluminio que contiene siete botellas de medicamento. Tenga cuidado de no estrujar ni cortar las botellas. Saque una botella de la bolsa.
  • Observe el líquido que está dentro de la botella. Debe ser color blanco cremoso o café claro. El líquido puede oscurecerse ligeramente si las botellas se dejan afuera de la bolsa de papel aluminio durante un tiempo. Puede usar el líquido que se haya oscurecido un poquito, pero no use el líquido si es color café oscuro.
  • Agite bien la botella para asegurarse de que se haya mezclado el medicamento.
  • Retire la cubierta protectora de la punta del aplicador. Tenga cuidado de sostener la botella en la parte del cuello de manera que no gotee el medicamento de la botella.
  • Recuéstese sobre su lado izquierdo con la pierna de abajo (la izquierda) recta y la pierna derecha flexionada hacia su pecho para lograr equilibrio. También puede arrodillarse sobre una cama, descansando la parte de arriba de su pecho y un brazo en la cama.
  • Introduzca suavemente la punta del aplicador en el recto, apuntándola ligeramente hacia su ombligo. Si esto causa dolor o irritación, trate de poner una pequeña cantidad de gel lubricante personal o vaselina en la punta del aplicador antes de introducirla.
  • Sujete la botella firmemente e inclínela ligeramente de manera que la punta esté dirigida hacia su espalda. Apriete la botella lenta y continuamente para liberar la medicina.
  • Retire el aplicador. Permanezca en la misma posición durante al menos 30 minutos para permitir que la medicina se extienda por el intestino. Trate de mantener el medicamento adentro de su cuerpo durante aproximadamente 8 horas (mientras duerme).
  • Tire la botella en un basurero que no esté al alcance de niños y mascotas. Cada botella contiene solamente una dosis y no se debe volver a usar.
  • Si usa supositorios de mesalamina, siga estos pasos:

        
  • Trate de defecar justo antes de aplicar el supositorio. El medicamento funcionará mejor si su intestino está vacío.
  • Separe un supositorio de la tira de supositorios. Sostenga el supositorio en posición vertical y use sus dedos para pelar el empaque de plástico. Trate de manipular el supositorio lo menos posible para evitar que se derrita con el calor de sus manos.
  • Puede colocar una pequeña cantidad de gel lubricante personal o vaselina en la punta del supositorio de manera que sea más fácil de introducir.
  • Recuéstese sobre su lado izquierdo y levante su rodilla derecha hacia su pecho. (Si es zurdo, recuéstese sobre su lado derecho y levante su rodilla izquierda).
  • Usando su dedo, introduzca el supositorio en el recto, con el extremo puntiagudo de primero. Ejerza una ligera presión para introducir el supositorio por completo. Trate de mantenerlo en su lugar durante 1 a 3 horas o más si es posible.
  • Lávese bien las manos antes de reanudar sus actividades normales.
  • Si usará enemas o supositorios de mesalamina, pídale al farmacéutico o al médico una copia de la información del fabricante para el paciente que viene con el medicamento.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    Este medicamento se puede recetar para otros usos. Pida más información a su médico o farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de usar mesalamina,

        
  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la mesalamina, analgésico de salicilato como aspirina; trisalicinato de magnesio colínico, diflunisal, salicilato de magnesio (Doan's, otros); cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes que contienen los enemas o supositorios de mesalamina. Informe a su médico si usted es alérgico a los sulfitos (sustancias que se usan como conservantes de alimentos y que se encuentran de forma natural en algunos alimentos) o a cualquier alimento, tinte o conservante. Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naxopreno (Aleve, Naprosyn); azatioprina (Azasan, Imuran), mercaptopurina (Purinetol) o sulfasalazina (Azulfidine). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisar atentamente si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido miocarditis (inflamación del músculo del corazón), pericarditis (inflamación del saco alrededor del corazón), asma, alergias, o bien, enfermedad del hígado o enfermedad renal.
  • Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si queda embarazada mientras usa mesalamina rectal, llame a su médico.
  • Debe saber que la mesalamina puede ocasionar una reacción grave. Varios de los síntomas de esta reacción son similares a los síntomas de la colitis ulcerativa, de manera que puede ser difícil indicar si está experimentando una reacción al medicamento o una reactivación (episodio de síntomas) de su enfermedad. Llame a su médico si experimenta algunos o todos los síntomas siguientes: dolor de estómago o calambres, diarrea con sangre, fiebre, dolor de cabeza, debilidad o sarpullido.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    Use la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su dosificación regular. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    La mesalamina rectal puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • dolor de piernas o articulaciones, entumecimiento o rigidez
  • acidez
  • flatulencia
  • mareos
  • hemorroides
  • acné
  • dolor en el recto
  • leve pérdida del cabello
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas o cualquiera de los que se enumeran en la sección PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente:

        
  • dolor de pecho
  • dificultad para respirar
  • La mesalamina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos de la luz, del exceso de calor y humedad (no en el baño). Puede guardar los supositorios de mesalamina en el refrigerador, pero no los congele. Una vez que abra el empaque de papel de aluminio de los enemas de mesalamina use todas las botellas de inmediato, según se lo indique el médico. Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite. Hable con el farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    Asista a todas las citas con su médico y el laboratorio.

    Antes de realizarse alguna prueba de laboratorio, informe al médico y al personal del laboratorio que está usando mesalamina.

    No deje que nadie más use su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Mayo 2014.