Definición

La enfermedad reactiva de las vías respiratorias (ERVR) es un estrechamiento reversible de las vías respiratorias. La ERVR a veces se denomina broncoespasmo.

La ERVR no constituye un diagnóstico. Es un término que se utiliza hasta que se puede hacer un diagnóstico más específico. Si la condición dura más de seis meses, se puede llamar asma.

Vías respiratorias a pulmones

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

No está claro qué provoca la ERVR. Puede ser una combinación de factores, entre los que se incluyen el medio ambiente, la genética y la biología.

Los síntomas de la ERVR se producen por el aumento de la sensibilidad de las vías respiratorias a ciertos factores desencadenantes. Estos desencadenantes provocan la tensión de los músculos que rodean la vía respiratoria. Al mismo tiempo, el revestimiento de las vías respiratorias se inflama y produce un exceso de mucosidad. Todas estas reacciones estrechan las vías respiratorias y dificultan la respiración.

Factores de riesgo

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de ERVR, se encuentran:

    
  • Antecedente familiar de enfermedad reactiva de las vías respiratorias o asma
  • Antecedentes de alergias
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Síntomas

    Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

        
  • Tos
  • Opresión en el tórax
  • Sibilancia
  • Disnea
  • Dificultad de respirar
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. Su médico puede preguntarle acerca de posibles desencadenantes que estaban en los alrededores cuando aparecieron los síntomas.

    Otros exámenes se pueden realizar para detectar o confirmar la presencia de alergias u otros trastornos pulmonares. Los exámenes se realizan para detectar neumonía, infección vírica, inhalación de humo, exposición a químicos o enfisema.

    Tratamiento

    Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen:

    Medicamentos

    Medicamentos que pueden utilizarse para prevenir síntomas o tratar una crisis. Las opciones incluyen:

        
  • Broncodilatadores para abrir las vías respiratorias
  • Medicamentos con corticoesteroides para reducir la inflamación
  • Estabilizadores de mastocitos o inhibidores de leucotrienos que pueden prevenir la inflamación
  • Combinación de estos medicamentos
  • Algunos de estos medicamentos pueden administrarse con un inhalador o dispositivo que genera una niebla medicinal.

    Prevención de crisis

    Mantenga un registro de las crisis y de lo que estaba sucediendo cuando se produjeron. Esto puede ayudarlo a descubrir los factores desencadenantes. Una vez que conozca sus desencadenantes, tome recaudos para evitarlos.

    Entre los recaudos que pueden ayudarlo a prevenir futuras crisis, se incluyen los siguientes:

        
  • Tenga la precaución de vacunarse contra la gripe estacional y la neumonía.
  • Si los alérgenos estacionales son un desencadenante:     
  • Mantenga las ventanas cerradas cuando sea posible. Esto es especialmente importante durante las temporadas de mayor generación de polen al final de la mañana y a la tarde.
  • Consulte a su médico acerca de los ajustes que debe hacer a su plan de cuidados en la temporada de alergias.
  • Considere obtener inyecciones para alergia, si sus síntomas son crónicos y no está respondiendo a otros tratamientos.
  • Si el polvo doméstico es un desencadenante,     
  • que otra persona se encargue de aspirar el polvo en vez de hacerlo usted. Si usted tiene que usar la aspiradora, colóquese una mascarilla para polvo. Considere obtener filtros HEPA para su aspiradora.
  • Utilice fundas para polvo en el colchón y las almohadas. Si no tiene una funda en su almohada, lávela una vez por semana con agua caliente.
  • Lave todas las toallas y ropa de cama con agua caliente.
  • Evite exponerse a mascotas. No permita la presencia de mascotas en el dormitorio.
  • Si los químicos y los olores fuertes son los desencadenantes, evite respirar químicos o cualquier cosa que tenga olor fuerte, como perfumes o velas perfumadas.
  • Sea cuidadoso cuando esté cerca de estufas a leña o chimeneas, ya que pueden ser desencadenantes.
  • Conozca las señales de alerta tempranas de una crisis. Esto le permitirá tratar la condición antes de que empeore. Estos signos incluyen sibilancia, disnea y tos seca.

    Prevención

    No existe una forma conocida de prevenir la ERVR, ya que su causa no está clara.