Definición

La gastrosquisis es una anomalía congénita de la pared abdominal. Una abertura en los músculos y la piel de la pared abdominal permite que los intestinos y otros órganos abdominales se salgan del abdomen.

La gastrosquisis puede ser pequeña y solo implicar una pequeña sección de los intestinos, o puede ser grande, en cuyo caso otros órganos abdominales salen por la pared abdominal. Es posible que esta condición esté asociada a la atresia intestinal.

Causas

La gastrosquisis ocurre durante el desarrollo del feto. La pared abdominal consta de músculos y tejido conjuntivo que ayuda a mantener los órganos abdominales en su lugar. En la gastrosquisis, la pared abdominal no se cierra por completo, y los intestinos y otros órganos pueden salirse por esta abertura. La gastrosquisis tiende a suceder a la derecha del ombligo.

Factores de riesgo

La gastrosquisis ocurre con mayor frecuencia en los bebés de adolescentes blancas. Otros factores que pueden aumentar las probabilidades de que el bebe tenga gastrosquisis incluyen:

    
  • Tabaquismo durante el embarazo
  • Consumo de alcohol durante el embarazo
  • Infecciones urinarias durante el embarazo
  • Síntomas

    La gastrosquisis es visible.

    Diagnóstico

    La gastrosquisis se puede diagnosticar por su aspecto, ya que es visible en el momento del nacimiento.

    Un análisis de sangre en los primeros meses del embarazo puede indicar la posibilidad de gastrosquisis. Es posible que también se observe con una ecografía del feto.

    Pueden realizarse más estudios de diagnóstico por imágenes para planificar el tratamiento a seguir.

    Tratamiento

    Hable con el médico sobre el mejor plan de tratamiento para el bebé. El tratamiento puede incluir uno o más de los siguientes:

    Medicamentos

    El bebé necesitará asistencia complementaria. Los medicamentos pueden incluir:

        
  • Soluciones de glucosa y de electrólitos para la nutrición y la hidratación.
  • Antibióticos en caso de infección o si una infección es posible.
  • Cirugía

    El objetivo de la cirugía es reubicar el tejido desplazado y cerrar la pared dañada. El tipo de cirugía dependerá del alcance de la gastrosquisis.

    Los casos más graves pueden requerir varias cirugías a lo largo de un período más extenso.

    Prevención

    Para reducir las probabilidades de que el bebé tenga gastrosquisis, deje de fumar y evite consumir alcohol antes del embarazo.

    Si está embarazada, hable con su médico sobre la asistencia y los análisis prenatales.