Nombre(s) comercial(es):

    
  • Narcan®
  • Evzio®
  • Otros nombre(s):

        
  • N-Hidrocloruro de allilnoroximorfona
  • ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    La inyección de naloxona y el dispositivo precargado para la autoinyección de naloxona (Evzio) se usan junto con el tratamiento médico de emergencia para revertir los efectos de una sobredosis de opiáceos (narcóticos) que ponen en peligro la vida La inyección de naloxona se usa también después de una cirugía para revertir los efectos de los opiáceos que se administran durante la cirugía. La inyección de naloxona se administra a recién nacidos para reducir los efectos de los opiáceos que recibe la madre embarazada antes del parto. La inyección de naloxona no puede revertir los efectos de ciertos opiáceos como buprenorfina (Buprenex, Butrans) y pentazocina (Talwin). La inyección de naloxona pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas de opiáceos. Funciona al bloquear los efectos de los opiáceos para aliviar síntomas peligrosos causados por altos niveles de opiáceos en la sangre.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La inyección de naloxona viene como una solución (líquido) para inyectarlo de forma intravenosa (en la vena), intramuscular (en un músculo) o subcutánea (apenas debajo de la piel) y como un dispositivo precargado autoinyectable que contiene una solución (líquido) para inyectarlo de forma intramuscular (en un músculo) o subcutánea (debajo de la piel). Usualmente se administra según sea necesario para tratar sobredosis de opiáceos.

    Si le han entregado un dispositivo de inyección automática, debe mantener disponible el dispositivo en todo momento en caso que experimente una sobredosis de opiáceos. Tenga presente la fecha de vencimiento de su dispositivo y reemplácelo después de esa fecha. Observe la solución del dispositivo de vez en cuando. Si la solución ha perdido color o tiene partículas, llame a su médico para obtener un nuevo dispositivo de inyección.

    Probablemente no podrá tratarse si experimenta una sobredosis de opiáceos. Debe asegurarse de que los miembros de su familia, las personas encargadas del cuidado o las personas que pasan tiempo con usted sepan cómo decir si está experimentando una sobredosis, cómo inyectar naloxona y qué hacer hasta que llegue la ayuda médica de emergencia. Su médico o farmacéutico le mostrarán a usted y a sus familiares cómo administrar el medicamento. Usted y cualquiera que pueda tener que administrar el medicamento debe leer las instrucciones que vienen con el dispositivo y practicar con el dispositivo de entrenamiento que se proporciona con el medicamento. Pídale las instrucciones al farmacéutico o visite el sitio web del fabricante en Web Sitepara obtener las instrucciones. En caso de emergencia, incluso una persona que no ha recibido capacitación para inyectar naloxona debe tratar de inyectar el medicamento.

    El dispositivo de inyección automática tiene un sistema automático de voz que proporciona instrucciones paso a paso para usarla en una emergencia. La persona que le esté inyectando naloxona puede seguir estas instrucciones, pero debe saber que no es necesario esperar que el sistema de voz termine una instrucción antes de comenzar el siguiente paso. También, en algunas ocasiones es posible que el sistema de voz no funcione y la persona tal vez no escuche las instrucciones. Sin embargo, el dispositivo aún funcionará e inyectará el medicamento incluso si el sistema de voz no está funcionando.

    Los síntomas de una sobredosis de opiáceos incluyen somnolencia en exceso; no despertarse cuando se le habla en voz alta o cuando se le frota el centro del pecho con firmeza; respiración superficial o detenida; o pupilas contraídas (círculos negros en el centro de los ojos). Si alguien observa que usted está experimentando estos síntomas, deberá llamar al 911 de inmediato. Después de llamar para obtener ayuda médica de emergencia, la persona debe usar el dispositivo de inyección automática para inyectar naloxona en el músculo o debajo de la piel de su muslo. Se puede inyectar el medicamento a través de la ropa si es necesario en el caso de una emergencia. Después de inyectar naloxona, la persona debe permanecer con usted y observarlo de cerca hasta que llegue la ayuda médica de emergencia. Sus síntomas podrían regresar en tan solo unos minutos después de recibir la inyección de naloxona. Si regresan los síntomas, la persona debe usar un nuevo dispositivo de inyección automática para administrarle otra dosis de naloxona. Se pueden administrar inyecciones adicionales cada 2 a 3 minutos si los síntomas regresan antes de que llegue ayuda médica.

    Cada dispositivo precargado de inyección automática se debe usar solo una vez y luego debe desecharlo. No trate de volver a colocar el protector de seguridad rojo en el dispositivo de autoinyección después de retirarlo, incluso si no inyectó el medicamento. En cambio, sustituya el dispositivo usado en la caja externa antes de desecharlo.Pregunte a su médico o farmacéutico cómo deshacerse de forma segura del dispositivo de inyección ya usado.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    La inyección de naloxona también se puede administrar algunas veces de forma intranasal (aplicar en aerosol en la nariz) usando un dispositivo de aerosol nasal.

    Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de usar la inyección de naloxona,

        
  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la inyección de naloxona, a cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes que contiene la inyección de naloxona. Consulte con su farmacéutico o revise la información del fabricante para el paciente para obtener una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Varios medicamentos que afectan la presión arterial pueden aumentar el riesgo de desarrollar efectos secundarios graves de la inyección de naloxona. Asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido insuficiencia cardiaca, renal o del hígado.
  • Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si recibe la inyección de naloxona durante el embarazo, su médico tal vez deba monitorear atentamente a su bebé no nacido después de recibir el medicamento.
  • ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    La inyección de naloxona puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • dolor, ardor o enrojecimiento en el sitio de la inyección
  • sudoración
  • olas de calor o rubor
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

        
  • ritmo cardiaco irregular, rápido o fuerte
  • ver cosas o escuchar voces que no existen (alucinaciones)
  • pérdida del conocimiento
  • convulsiones
  • señales de abstinencia a los opiáceos como dolores corporales, diarrea, palpitaciones rápidas, fiebre, secreción nasal, estornudos, sudoración, bostezos, náusea, vómitos, nerviosismo, inquietud, irritabilidad, escalofríos o temblores, calambres estomacales, debilidad y la apariencia de que el vello de la piel estuviera erizo.
  • llorar más de lo usual (en bebés a los que se les trata con la inyección de naloxona)
  • reflejos más fuertes de lo normal (en bebés a los que se les trata con la inyección de naloxona)
  • La inyección de naloxona puede causar otros efectos secundarios. Informe al médico si tiene algún problema inusual mientras recibe este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Almacene el dispositivo de inyección automática a temperatura ambiente y lejos de la luz. Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite o al que se le haya retirado el protector de seguridad rojo. Hable con el farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis pueden incluir:

        
  • convulsiones
  • ritmo cardiaco lento
  • irritabilidad
  • ansiedad
  • tensión
  • desconfianza
  • tristeza
  • dificultad para concentrarse
  • pérdida de apetito
  • mareos
  • pesadez
  • sudoración
  • náusea
  • dolor de estómago
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    No deje que nadie más use su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Mayo 2014.