Nombre(s) comercial(es):

    
  • Brisdelle®
  • Paxil®
  • Paxil®CR
  • Pexeva®
  • ADVERTENCIA:

    Una pequeña cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (hasta 24 años de edad) que tomaron antidepresivos ("estimuladores del ánimo") como paroxetina durante los estudios clínicos tuvieron tendencias suicidas (pensaban en lastimarse o suicidarse o planeaban hacerlo o intentaban hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que no toman antidepresivos para tratar esas condiciones. Sin embargo, también existen riesgos cuando la depresión no se trata en niños y adolescentes. Hable con el médico de su hijo sobre estos riesgos y si su hijo deberá tomar un antidepresivo, los niños menores de 18 años de edad no deben tomar regularmente paroxetina, pero en algunos casos, un médico puede decidir que la paroxetina es el mejor medicamento para tratar la condición de un niño.

    Debe saber que su salud mental puede cambiar de maneras inesperadas al tomar paroxetina u otros antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales, incluso si es un adulto mayor de 24 años de edad. Es posible que experimente cambios en su salud mental si es una mujer que toma una dosis baja de paroxetina para tratar los bochornos y nunca ha tenido depresión ni otra enfermedad mental. Usted puede tener pensamientos suicidas, especialmente al inicio de su tratamiento y en cualquier momento que se aumente o disminuya su dosis. Usted, su familia o su encargado del cuidado deben llamar a su médico inmediatamente si experimentan alguno de los síntomas siguientes: depresión nueva o que empeora; pensar en lastimarse o suicidarse o planificar o intentar hacerlo; preocupación extrema; agitación; ataques de pánico; dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido; comportamiento agresivo; irritabilidad; actuar sin pensar; inquietud severa y excitación anormal frenética. Asegúrese de que su familia o encargado del cuidado estén enterados de los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

    Su proveedor de atención médica deseará verle con más frecuencia mientras toma paroxetina, especialmente al inicio de su tratamiento. Asegúrese de cumplir con todas sus citas de las visitas al consultorio con su médico.

    El médico o farmaceuta le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con paroxetina. Lea la información atentamente y pregunte a su médico o farmacéutico si tiene alguna duda. También puede obtener la Guía del medicamento del sitio web de la FDA: Web Site.

    Independientemente de su edad, antes de tomar un antidepresivo, usted, sus padres o la persona encargada de su cuidado deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de tratar su condición con un antidepresivo o con otros tratamientos. Debe hablar sobre los riesgos y beneficios de no tratar su condición. Debe saber que sufrir depresión u otra enfermedad mental aumenta considerablemente el riesgo de tener pensamientos suicidas. Este riesgo es mayor si usted o alguien de su familia sufre o sufrió trastorno bipolar (ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado) o manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado) o si ha pensado o ha intentado suicidarse. Hable con su médico acerca de su condición, los síntomas y el historial médico personal y familiar. Usted y su médico decidirán qué tipo de tratamiento es adecuado para usted.

    ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    Las tabletas, suspensión (líquido) y tabletas de liberación prolongada de paroxetina se utilizan para tratar depresión, el trastorno de pánico (ataques repentinos e inesperados de miedo extremo y preocupación acerca de estos ataques) y trastorno de ansiedad social (el miedo extremo a interactuar o desempeñarse enfrente a otras personas, lo cual interfiere con la vida normal). Las tabletas y suspensión de paroxetina también se usan para tratar trastorno obsesivo-compulsivo (pensamientos molestos que no se van y la necesidad de realizar algunas acciones una y otra vez), trastorno de ansiedad generalizada (Generalized anxiety disorder, GAD, preocupación excesiva que es difícil de controlar) y trastorno de estrés postraumático (síntomas psicológicos molestos que se desarrollan después de una experiencia atemorizante). Las tabletas de liberación prolongada de paroxetina también se usan para tratar el trastorno dispórico premenstrual (PMDD, síntomas físicos y psicológicos que ocurren antes del inicio del período menstrual cada mes). Las cápsulas de paroxetina (Brisdelle) se usan para tratar los bochornos (sensación repentina de calor, especialmente en la cara, el cuello y el pecho) en las mujeres que están pasando por la menopausia (etapa de la vida en la que los períodos menstruales se vuelven menos frecuentes y se detienen y las mujeres experimentan otros síntomas y cambios corporales). La paroxetina está dentro de una clase de medicamentos conocidos como inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina (selective serotonin-reuptake inhibitors, SSRI). Trata la depresión y otras enfermedades mentales al aumentar la cantidad de serotoninas, una sustancia natural en el cerebro que ayuda a mantener el equilibrio mental. No existe suficiente información disponible en este momento para saber cómo funciona la paroxetina para tratar los bochornos.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La paroxetina viene como tableta, suspensión (líquido), una tableta de liberación controlada (acción prolongada) y una cápsula para tomar por vía oral. Las tabletas, suspensión y tabletas de liberación controlada usualmente se toman una vez al día por la mañana o por la tarde, con o sin comida. Las cápsulas se toman usualmente una vez al día a la hora de dormir, con o sin alimentos. Se recomienda tomar paroxetina con alimentos para prevenir molestias estomacales. Tome la paroxetina aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico u otro proveedor de atención médica que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la paroxetina exactamente como se indica. No tome más ni menos cantidad del medicamento ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

    Agite bien el líquido antes de cada uso para mezclar el medicamento de forma pareja.

    Trague las tabletas de liberación prolongada enteras; no las parta, mastique ni triture.

    Si toma las tabletas de paroxetina, suspensión o tabletas de liberación controlada, es posible que su médico le indique que inicie con una dosis baja de paroxetina y que incremente gradualmente su dosis, no más de una vez por semana.

    Las cápsulas de paroxetina contienen una dosis menor de paroxetina que se necesita para tratar la depresión y otras formas de enfermedad mental. No tome las cápsulas de paroxetina para tratar una enfermedad mental. Si considera que tiene depresión u otra enfermedad mental, hable con su médico acerca del tratamiento.

    La paroxetina puede ayudar a controlar sus síntomas, pero no curará su condición. Puede tomar varias semanas o más antes de que sienta el beneficio completo de la paroxetina. Continúe tomando paroxetina aunque se sienta bien. No deje de tomar la paroxetina sin hablar con su médico. Es posible que su médico disminuya su dosis gradualmente. Si repentinamente deja de tomar las tabletas, suspensión o tabletas de liberación controlada de paroxetina, es posible que experimente síntomas de abstinencia como depresión, cambios de humor, estado de ánimo anormalmente alterado o frenético, irritabilidad, ansiedad, confusión, mareos, dolores de cabeza, cansancio, adormecimiento u hormigueo en los brazos, piernas, manos o pies, sueños inusuales, dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido, náusea o sudoración. Informe a su médico si presenta cualquiera de estos síntomas al disminuir su dosis de paroxetina.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    La paroxetina algunas veces también se usa para tratar dolores de cabeza crónicos, hormigueo en las manos y pies causado por la diabetesy ciertos problemas sexuales masculinos. La paroxetina también se usa con otros medicamentos para tratar el trastorno bipolar (estado de ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado). Pregunte a su médico acerca de los posibles riesgos de usar este medicamento para tratar su condición.

    Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de tomar paroxetina,

        
  • informe a su médico y farmaceuta si es alérgico a la paroxetina, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes de las tabletas, tabletas de liberación controlada, cápsulas o suspensión de paroxetina. Pregunte a su farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de ingredientes
  • informe a su médico si está tomando inhibidores de la monoaminaoxidasa (MAO), incluidos isocarboxazid (Marplan), linezolid (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate), si ha dejado de tomarlos dentro de las últimas dos semanas o si toma tioridazina o pimozida (Orap). Su médico probablemente le dirá que no tome paroxetina. Si deja de tomar paroxetina, debe esperar al menos 2 semanas antes de empezar a tomar el inhibidor de la MAO.
  • informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica y vitaminas está tomando o planea tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: anticoagulantes ('adelgazantes de la sangre') como warfarina (Coumadin); antidepresivos ('elevadores del ánimo') como amitriptilina (Elavil), amoxapina (Asendin), clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Adapin, Sinequan), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Aventyl, Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil); antihistamínicos, aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn); atomoxetina (Straterra); atazanavir (Reyataz); bromocriptina (Parlodel); bupropion (Wellbutrin); buspirona (Buspar); celecoxib (Celebrex); clorpromazina (Thorazine); cimetidina (Tagamet); clopidogrel (Plavix); codeína (se encuentra en muchos medicamentos para la tos y para el dolor); dexametasona (Decadron); dextrometorfano (se encuentra en muchos medicamentos para la tos; en Nuedexta); diazepam (Valium); dicloxacilina (Dynapen); digoxina (Lanoxin); dipyridamole (Persantine); diuréticos ('píldoras contra la retención de líquidos'); fentanilo (Actiq, Duragesic, Fentora); fosamprenavir (Lexiva); haloperidol (Haldol); isoniazida (INH, Nydrazid); litio (Eskalith, Lithobid); medicamentos para ritmo cardiaco irregular como amiodarona (Cordarone, Pacerone), encainida (Enkaid), flecainida (Tambocor), mexiletina (Mexitil), moricizina (Ethmozine), propafenona (Rythmol) y quinidina (Quinidex; en Nuedexta); medicamentos para enfermedades mentales y náusea; medicamentos para migrañas tales como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex), y zolmitriptán (Zomig); medicamentos para convulsiones como fenobarbital y fenitoína (Dilantin); meperidina (Demerol); metadona (Dolophine); metoclopramida (Reglan); metoprolol (Lopressor, Toprol XL); ondansetron (Zofran); otros inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina como citalopram (Celexa), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox) y sertralina (Zoloft); prociclidina (Kemadrin); propoxyfeno (Darvon); propranolol (Inderal); ranitidina (Zantac); rifampin (Rifadin, Rimactane); risperidona (Risperdal); ritonavir (Norvir); sibutramina (Meridia); tamoxifeno (Nolvadex); terbinafina (Lamisil); teofilina (Theobid, Theo-Dur); ticlopidina (Ticlid); timolol (Blocadren); tramadol (Ultram); trazodona (Desyrel) y venlafaxina (Effexor). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle cuidadosamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • debe saber que los productos de paroxetina que tienen diferentes nombres de marca están disponibles y se usan para tratar diferentes condiciones. No tome a la vez más de un producto que contenga paroxetina.
  • Informe a su médico qué productos a base de plantas y suplementos nutricionales está tomando, especialmente la hierba de San Juan y triptófano.
  • informe a su médico si usa o alguna vez ha usado drogas callejeras, o si ha abusado de los medicamentos con receta médica, si recientemente ha tenido un ataque cardíaco y si tiene un nivel bajo de sodio en la sangre. Además, informe a su médico si tiene o ha tenido glaucoma (una enfermedad de los ojos); convulsiones, sangrado de su estómago o esófago (tubo que conecta la boca y el estómago) o enfermedad hepática, renal o cardíaca.
  • Informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma paroxetina, llame a su médico de inmediato. La paroxetina puede ocasionar defectos cardíacos en el feto si se toma durante los primeros meses del embarazo y problemas en los recién nacidos después del parto si lo toma durante los últimos meses del embarazo.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando paroxetina.
  • Debe saber que la paroxetina le puede ocasionar somnolencia y afectar su razonamiento y pensamiento. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras toma paroxetina.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    La paroxetina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • dolor de cabeza
  • mareos
  • debilidad
  • dificultad para concentrarse
  • nerviosismo
  • mala memoria
  • confusión
  • somnolencia o sensación de estar ''drogado''
  • náusea
  • vómitos
  • diarrea
  • estreñimiento
  • flatulencia
  • dolor de estómago
  • acidez
  • cambio en la capacidad para saborear los alimentos
  • disminución del apetito
  • pérdida o aumento de peso
  • cambios en el deseo o capacidad sexual
  • boca seca
  • sudoración
  • bostezos
  • sensibilidad a la luz
  • bultos o estrechez en la garganta
  • dolor de espalda, músculos, huesos o en cualquier parte del cuerpo
  • sensibilidad o inflamación de las articulaciones
  • debilidad o tensión muscular
  • rubor
  • dolor de dientes y encías
  • sueños inusuales
  • períodos menstruales dolorosos o irregulares
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas o los que se enumeran en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

        
  • visión borrosa
  • ver cosas o escuchar voces que no existen (alucinaciones)
  • desmayos
  • ritmo cardiaco irregular, rápido o fuerte
  • dolor de pecho
  • dificultad para respirar
  • convulsiones
  • fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco irregular o rápido y rigidez muscular grave o tic nervioso
  • sangrado o moretones inusuales
  • pequeñas manchas rojas directamente debajo de la piel
  • descamación o ampollas en la piel
  • dolor de garganta, fiebre, escalofríos, tos y otros signos de infección
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • andar inestable que puede causar caídas
  • tirones musculares repentinos o movimientos espasmódicos que no puede controlar
  • adormecimiento o entumecimiento de las manos, pies, brazos o piernas
  • micción difícil, frecuente o dolorosa
  • inflamación, picazón, ardor o infección en la vagina
  • una erección dolorosa que dura varias horas
  • náusea repentina, vómitos, debilidad, calambres, hinchazón, inflamación, tensión en las manos y pies, mareos, dolor de cabeza o confusión
  • urticaria
  • sarpullido en la piel
  • picazón
  • inflamación del rostro, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas
  • ronquera
  • heces negras y alquitranadas
  • sangre roja en las heces
  • vómito con sangre
  • vómito que se ve como café molido
  • dolor de huesos
  • sensibilidad, inflamación o moretones en una parte de su cuerpo
  • La paroxetina puede disminuir el apetito y causar pérdida de peso en los niños. El médico de su hijo controlará cuidadosamente su crecimiento. Hable con el médico de su hijo si tiene inquietudes acerca del crecimiento o el peso de su hijo mientras toma el medicamento. Hable con el médico de su hijo acerca de los riesgos de darle paroxetina a su hijo.

    La paroxetina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite. Hable con el farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

        
  • somnolencia
  • coma
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • ritmo cardiaco rápido, fuerte, irregular o lento
  • confusión
  • náusea
  • vómitos
  • mareos
  • convulsiones
  • desmayos
  • visión borrosa
  • cansancio extremo
  • sangrado o moretones inusuales
  • falta de energía
  • pérdida de apetito
  • dolor en la parte superior derecha del estómago
  • síntomas como de gripe
  • amarilleamiento de la piel y los ojos
  • comportamiento agresivo
  • dolor, rigidez o debilidad muscular
  • tirones musculares repentinos o movimientos espasmódicos que no puede controlar
  • orina de color rojo o café oscuro
  • dificultad para orinar
  • diarrea
  • ánimo frenético, anormalmente emocionado
  • sudoración
  • fiebre
  • dificultad para caminar
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    Asista a todas las citas con su médico.

    Antes de realizarse alguna prueba de laboratorio (especialmente las que incluyan azul de metileno), informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando paroxetina.

    No deje que nadie más tome su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Febrero 2014.