Nombre(s) comercial(es):

    
  • Videx®EC
  • Videx®Pediátrico
  • Otros nombre(s):

        
  • ddI
  • dideoxinosina
  • ADVERTENCIA:

    La didanosina puede provocar pancreatitis grave o que pone la vida en riesgo (inflamación del páncreas). Dígale a su médico si consume o ha consumido bebidas alcohólicas en grandes cantidades y si tiene o alguna vez ha tenido pancreatitis o enfermedad del riñón. Dígale también a su médico si está tomando pentamidina (Nebupent, Pentam), estavudina (Zerit), o sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim, Septra). Si tiene alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato: dolor o inflamación del estómago, náuseas, vómitos o fiebre.

    La didanosina también puede causar acidosis láctica (acumulación de ácido en la sangre) grave o que pone la vida en riesgo, que probablemente deberá ser tratada en el hospital. El riesgo de que desarrolle acidosis láctica es más alto si usted es mujer, si tiene sobrepeso y si ha recibido tratamiento con medicamentos para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) durante mucho tiempo. El riesgo también puede ser más alto si usted está embarazada y está tomando didanosina, junto con estavudina (Zerit). Si tiene alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato: debilidad, cansancio, dolor muscular, dolor de estómago, náuseas, vómitos, sensación de frío, especialmente en los brazos y en las piernas, mareos, aturdimiento, dificultad para respirar y latidos cardíacos rápidos o irregulares.

    La didanosina puede provocar problemas de hígado graves. Es posible que estos problemas deban ser tratados con un trasplante de hígado o pueden provocar la muerte. Dígale a su médico si consume o ha consumido bebidas alcohólicas en grandes cantidades y si tiene o ha tenido enfermedad del hígado. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato: coloración amarillenta en la piel o los ojos, orina de color oscuro, dolor o inflamación del estómago, formación de moretones o sangrado con facilidad, vómito de una sustancia sanguinolenta o parecido a los posos del café o heces de color oscuro.

    Pregúntele a su médico si puede consumir bebidas alcohólicas de manera segura mientras esté tomando didanosina. Beber alcohol puede aumentar el riesgo de que desarrolle los efectos secundarios graves de la didanosina.

    No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará ciertas pruebas de laboratorio para ver cómo está respondiendo su organismo a la didanosina.

    Consulte a su médico sobre los riesgos de tomar didanosina.

    Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del medicamento) al iniciar el tratamiento con didanosina y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea detenidamente la información y pídales a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. Para conseguir la Guía del medicamento, también puede visitar el sitio de Internet del fabricante o bien el de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ( Web Site).

    ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    La didanosina se usa con otros medicamentos para tratar la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). La didanosina pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores nucleosídicos de la transcriptasa inversa (NRTIs, por sus siglas en inglés). Actúa disminuyendo la cantidad de VIH en la sangre. Aunque la didanosina no cura el VIH, puede disminuir su probabilidad de desarrollar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y enfermedades relacionadas con el VIH, como infecciones graves o cáncer. Tomar estos medicamentos junto con la adopción de prácticas sexuales más seguras y otros cambios en el estilo de vida podría disminuir el riesgo de transmitir el virus VIH a otras personas.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La presentación de la didanosina es en cápsulas de liberación prolongada (acción prolongada) y en una solución (líquido) para administrarse por vía oral con el estómago vacío, 30 minutos antes o 2 horas después de comer. Las cápsulas de liberación prolongada suelen tomarse una vez al día. En general, el líquido se toma una o dos veces al día. Intente tomar la didanosina aproximadamente a la(s) misma(s) hora(s) todos los días. Siga atentamente las instrucciones del medicamento recetado y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome la didanosina según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

    Si está usando las cápsulas de liberación prolongada, tráguelas enteras; no las parta, mastique, triture, rompa ni disuelva. Dígale a su médico si no puede tragar las cápsulas de liberación prolongada enteras.

    Si está tomando la solución, agítela bien antes de cada uso para mezclar de manera uniforme el medicamento. Use una cuchara o taza dosificadora para medir la cantidad correcta de líquido para cada dosis, no una cuchara ordinaria de cocina.

    La didanosina controla la infección por el VIH, pero no la cura. Siga tomando la didanosina aunque se sienta bien. No deje de tomar la didanosina sin consultar a su médico. Si olvida una dosis o deja de tomar la didanosina, su afección puede volverse más difícil de tratar.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    La didanosina también se usa a veces con otros medicamentos para ayudar a prevenir las infecciones entre los trabajadores de atención médica o en otras personas que se expusieron accidentalmente al VIH. Consulte a su médico sobre los posibles riesgos de usar este medicamento para tratar su afección.

    Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de tomar didanosina,

        
  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la didanosina, a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes de las cápsulas o de la solución de didanosina. Pregúntele a su farmacéutico o consulte la Guía del medicamento para obtener una lista de los ingredientes.
  • dígale a su médico si está tomando alopurinol (Aloprim, Lopurin, Zyloprim) o ribavirina (Rebetol, Virazole). Probablemente, su médico le dirá que no tome didanosina si está tomando uno o ambos de estos medicamentos.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar los medicamentos que aparecen en la lista de la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE y cualquiera de los siguientes: antiácidos: cimetidina (Tagamet), dapsona (Aczone), ganciclovir (Cytovene), hidroxiurea (Droxia, Hydrea), metadona (Dolophine, Methadose), ranitidina (Zantac), tenofovir (Viread) o valganciclovir (Valcyte). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo de cerca por si presentara efectos secundarios.
  • tenga presente que algunos medicamentos deben tomarse varias horas antes o después de tomar la didanosina. Si está tomando alguno de los siguientes medicamentos, pregúntele a su médico cuándo exactamente debe tomarlos: antimicóticos, como itraconazol (Sporanox), ketoconazol (Nizoral) y voriconazol (Vfend); atazanvir (Reyataz); delavirdina (Rescriptor); indinavir (Crixivan); nelfinavir (Viracept); antibióticos de quinolona, como ciprofloxacina (Cipro), gatifloxacina (Tequin), moxifloxacina (Avelox) y ofloxacina (Floxin); ritonavir (Norvir); antibióticos de tetraciclina, como tetraciclina (Sumycin) y tipranavir (Aptivus).
  • dígale a su médico si tiene o si alguna vez ha tenido neuropatía periférica (entumecimiento, hormigueo, ardor o sensación de dolor en las manos o en los pies, o disminución de la capacidad para sentir la temperatura o del sentido del tacto en las manos o en los pies).
  • dígale a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras está tomando didanosina, llame a su médico. No debe dar el pecho si está infectada con el VIH o si está tomando didanosina.
  • recuerde que la didanosina puede causar efectos secundarios que deben ser tratados de inmediato, antes de que se vuelvan graves. Es posible que los niños que están tomando didanosina no puedan describir los efectos secundarios que están sintiendo. Si le está dando didanosina a un niño, pregúntele al pediatra cómo puede saber si el niño está teniendo efectos secundarios graves.
  • tenga en cuenta que la grasa del cuerpo puede aumentar o desplazarse a otras partes del cuerpo, como la parte superior de la espalda, el cuello (la llamada "joroba de búfalo''), los senos y la cintura. Posiblemente detecte pérdida de grasa en su rostro, piernas y brazos.
  • tenga en cuenta que mientras esté tomando medicamentos para tratar la infección por el VIH, es posible que el sistema inmunitario se fortalezca y comience a combatir otras infecciones que ya estaban en el cuerpo. Esto puede provocar el desarrollo de síntomas de esas infecciones. Si le aparecen nuevos síntomas o los que tenía empeoran al iniciar el tratamiento con didanosina, avísele a su médico.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    Si olvida tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde. No obstante, si ya casi es hora de la dosis siguiente, deje pasar la que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    La didanosina puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

        
  • diarrea
  • dolor de cabeza
  • dolor muscular
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta cualquiera de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato:

        
  • urticaria
  • sarpullido
  • comezón
  • dificultad para respirar o tragar
  • entumecimiento, hormigueo, ardor o dolor en las manos o en los pies
  • visión borrosa
  • dificultad para ver los colores con claridad
  • La didanosina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras esté tomando este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga las cápsulas de didanosina en su envase original, bien cerradas y fuera del alcance de los niños. Guarde la didanosina a temperatura ambiente, y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). Guarde la solución de didanosina en el refrigerador, bien cerrada y deseche el sobrante de medicamento después de 30 días. Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar sus medicamentos.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis son, entre otros:

        
  • diarrea
  • entumecimiento, hormigueo, ardor o dolor en las manos o en los pies
  • náuseas
  • vómitos
  • pérdida del apetito
  • dolor de estómago
  • inflamación del estómago
  • dolor en los músculos o las articulaciones
  • cansancio extremo
  • debilidad
  • mareos
  • aturdimiento
  • latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares
  • respiración profunda o agitada
  • falta de aire
  • orina de color amarillo oscuro o café
  • sangrado o moretones anormales
  • vómito de una sustancia sanguinolenta o parecido a los posos del café
  • heces de color oscuro
  • coloración amarillenta en la piel o los ojos
  • sensación de frío
  • fiebre
  • síntomas parecidos a los de la gripe
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    No deje que ninguna otra persona tome sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Octubre 2012.