Nombre(s) comercial(es):

    
  • Halcion®
  • ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    El triazolam se usa para el tratamiento de corto plazo del insomnio (dificultad para dormir o permanecer dormido). El triazolam pertenece a una clase de medicamentos llamados benzodiazepinas. Actúa haciendo más lenta la actividad del cerebro para facilitar el sueño.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La presentación del triazolam son tabletas para administrarse por vía oral. Por lo general se toma a la hora de acostarse, según sea necesario, pero no con alimentos ni poco después de los mismos. El triazolam puede no dar buenos resultados si lo toma con alimentos. Siga atentamente las instrucciones de la receta y pídale a su médico o a su farmacéutico que le explique cualquier cosa que no entienda. Tome el triazolam según lo indicado.

    Probablemente sienta mucho sueño poco después de tomar el triazolam y continúe sintiéndolo por algún tiempo después de tomar el medicamento. Planee acostarse justo después de tomar el triazolam y quedarse en la cama por 7 a 8 horas. No tome triazolam si no va a poder permanecer dormido por 7 a 8 horas después de tomar el medicamento. Si se levanta demasiado pronto después de tomar triazolam, posiblemente tenga problemas de memoria.

    Sus problemas para dormir deben mejorar en 7 a 10 días después de empezar a tomar el triazolam. Llame a su médico si sus problemas para dormir no mejoran en ese tiempo, si empeoran en algún momento durante su tratamiento, o si nota cambios en su manera de pensar o de comportarse.

    Normalmente, el triazolam debe tomarse por periodos cortos (en general, de 7 a 10 días). No debe tomar triazolam por más de 2 a 3 semanas sin consultar a su médico. Si toma triazolam por 7 a 10 días o más, es posible que no le ayude a dormir tan bien como cuando empezó a tomar el medicamento y que se despierte más fácilmente durante el último tercio de la noche. También es probable que empiece a sentirse ansioso o nervioso durante el día y que desarrolle dependencia (''adicción''; necesidad de seguir tomando el medicamento) del triazolam. Hable con su médico sobre los riesgos de tomar triazolam por 2 semanas o más. No aumente la dosis de triazolam, ni la tome con mayor frecuencia ni por más tiempo que el indicado por su médico.

    Si su médico le dijo que tomara el triazolam con regularidad, consúltelo antes de dejar de tomar este medicamento. Es probable que el médico opte por disminuir gradualmente la dosis. Si deja de tomar súbitamente el triazolam, puede desarrollar sensaciones desagradables o tener síntomas de abstinencia más graves, como temblor incontrolable de una parte del cuerpo, retortijones y calambres musculares, vómito, sudoración, estado de ánimo triste, ver cosas o escuchar voces que no existen y, en casos raros, convulsiones.

    Posiblemente le sea más difícil dormirse o permanecer dormido durante las primeras noches después de dejar de tomar el triazolam, que antes de empezar a tomar el medicamento. Esto es normal y generalmente mejora sin tratamiento después de una o dos noches.

    Su médico o su farmacéutico le proporcionarán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del medicamento) al iniciar la terapia con triazolam y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea detenidamente esa información y consúltele cualquier duda a su médico o a su farmacéutico. Para conseguir la Guía del medicamento, también puede visitar el sitio de Internet del fabricante, o bien, el de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés): ( Web Site).

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de tomar triazolam,

        
  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al triazolam; a a otros medicamentos; o a cualquiera de los ingredientes de las tabletas de triazolam. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • dígale a su médico si está tomando cualquiera de estos medicamentos: ciertos medicamentos contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), como amprenavir (Agenerase), atazanavir (Reyataz), delavirdina (Rescriptor), efavirenz (Sustiva), indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), ritonavir (Norvir, en Kaletra), y saquinavir (Invirase); itraconazol (Sporanox); ketoconazol (Nizoral); y nefazodona. Probablemente su médico le diga que no tome triazolam.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos medicinales a base de hierbas está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: amiodarona (Cordarone, Pacerone); ciertos antibióticos como claritromicina (Biaxin, en Prevpac), eritromicina (Erythrocin, E-mycin), telitromicina (Ketek), y troleandomicina (TAO) (no se vende en los EE.UU.); antidepresivos; ciertos medicamentos antimicóticos; antihistamínicos; ciertos bloqueadores de los canales de calcio como diltiazem (Cardizem, Dilacor, Tiazac, otros), nicardipina (Cardene), nifedipina (Adalat, Procardia), y verapamilo (Calan, Isoptin, Verelan); ciclosporina (Neoral, Sandimmune); ergotamina (Cafergot, Ergomar, Migranal, otros); ciertos bloqueadores del receptor de la histamina 2 (bloqueadores H2) como cimetidina (Tagamet) y ranitidina (Zantac); anticonceptivos hormonales (píldoras, parches, implantes o inyecciones anticonceptivas); isoniazida (Nydrazid); medicamentos para la ansiedad, el catarro o las alergias, la enfermedad mental, el dolor o las convulsiones; relajantes musculares; sedantes; ciertos inhibidores selectivos de la reabsorción de la serotonina (SSRI) como fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil), y sertralina (Zoloft); otras píldoras para dormir; y tranquilizantes. Es posible que su médico deba cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle estrechamente por si presentara efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con el triazolam, así que no olvide decirle a su médico todos los medicamentos que esté tomando, inclusive los que no aparecen en esta lista.
  • dígale a su médico si bebe o ha bebido alcohol en grandes cantidades, si consume o ha consumido drogas ilegales o si ha utilizado en exceso medicamentos con receta. Dígale también a su médico si alguna vez ha pensado en matarse o ha intentado hacerlo, y si tiene o ha tenido algún padecimiento que afecte su respiración; depresión; enfermedad mental; apnea del sueño (afección en la que la persona deja de respirar brevemente muchas veces durante la noche); convulsiones; o alguna enfermedad del riñón o el hígado.
  • dígale a su médico si está embarazada, si piensa quedar embarazada o si está dando el pecho. Si se embaraza mientras está tomando triazolam, llame a su médico de inmediato. El triazolam puede afectar al feto.
  • hable con su médico sobre los riesgos y beneficios de tomar triazolam si usted tiene 65 años de edad o más. Los adultos mayores por lo general no deben tomar dosis altas de triazolam, ya que no es tan seguro como otros medicamentos que pueden usarse para tratar la misma condición.
  • si le van a hacer una cirugía, incluyendo una cirugía dental, dígales al médico o al dentista que está tomando triazolam.
  • tenga presente que el triazolam puede causarle sueño durante el día. Evite conducir vehículos u operar maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • no consuma bebidas alcohólicas durante su tratamiento con triazolam. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios del triazolam.
  • tenga presente que algunas personas que tomaron medicamentos para dormir se levantaron de la cama y manejaron sus vehículos, prepararon e ingirieron comida, tuvieron relaciones sexuales y realizaron llamadas telefónicas u otras actividades mientras estaban parcialmente dormidas. Al despertarse, generalmente no podían recordar lo que habían hecho. Llame a su médico de inmediato si descubre que condujo un automóvil o hizo alguna otra cosa estando dormido.
  • tenga presente que su estado de salud mental puede cambiar de modos inesperados mientras toma este medicamento. Es difícil decir si estos cambios se deben al triazolam o tienen por causa enfermedades físicas o mentales que ya estaban presentes o que se desarrollaron en forma repentina. Avísele al médico de inmediato si presenta cualquiera de estos síntomas: agresividad, comportamiento inusualmente extrovertido o fuera de lo común, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), la sensación de estar fuera de su cuerpo, problemas de memoria, dificultad para concentrarse, lentitud al hablar o al moverse, depresión reciente o empeoramiento de la existente, fantasear con quitarse la vida, confusión, y cualquier otro cambio en su forma de pensar, en su estado de ánimo o en su comportamiento. Cerciórese de que sus familiares sepan qué síntomas pueden ser graves, de modo que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por sí mismo.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    No coma toronja (pomelo) ni beba jugo de ésta mientras esté tomando este medicamento.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    El triazolam se debe tomar únicamente al acostarse. Si no tomó el triazolam al acostarse y no puede dormirse, puede tomarlo siempre y cuando disponga de 7 a 8 horas para quedarse en la cama después. No tome el triazolam si no está listo para acostarse de inmediato y permanecer dormido durante por lo menos 7 a 8 horas.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    El triazolam puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • somnolencia
  • mareos
  • aturdimiento
  • dolores de cabeza
  • problemas de coordinación
  • nerviosismo
  • hormigueo de la piel
  • náusea
  • vómito
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:

        
  • sarpullido
  • urticaria
  • comezón
  • hinchazón de los ojos, la cara, la lengua o la garganta
  • sensación de que se le cierra la garganta
  • dificultad para respirar o tragar
  • ronquera
  • El triazolam puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga este producto en su envase original, perfectamente cerrado y fuera del alcance de los niños. Guárdelo a temperatura ambiente, y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar los medicamentos.

    Mantenga el triazolam en un lugar seguro, de modo que ninguna otra persona pueda tomarlo en forma accidental o intencional. Lleve cuenta de las cápsulas restantes, de modo que note si le falta alguna.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis son, entre otros:

        
  • somnolencia extrema
  • confusión
  • problemas de coordinación
  • habla torpe
  • respiración lenta o dificultosa
  • convulsiones
  • coma (pérdida del conocimiento por un periodo de tiempo)
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Es posible que su médico ordene ciertas pruebas de laboratorio para ver cómo está respondiendo su cuerpo al triazolam.

    No deje que ninguna otra persona use sus medicamentos. El triazolam es una sustancia controlada. Podrá resurtir sus recetas sólo por tiempo limitado; si tiene alguna duda, pregúntele a su farmacéutico.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 1 Febrero 2011.