Nombre(s) comercial(es):

    
  • Onfi®
  • ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    El clobazam se usa con otros medicamentos para controlar convulsiones en adultos y niños mayores de 2 años de edad que tengan síndrome de Lennox-Gastaut (un trastorno que provoca convulsiones y a menudo causa retrasos en el desarrollo). El clobazam se encuentra en una clase de medicamentos llamados benzodiacepinas. Funciona al reducir la actividad eléctrica anormal en el cerebro.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    El clobazam se presenta en una tableta y en suspensión (líquido) para administración oral. Usualmente se toma una o dos veces al día, con o sin los alimentos. Tome clobazam aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda.

    Si no puede tragar las tabletas enteras, puede triturarlas y mezclarlas con una pequeña cantidad de puré de manzana.

    El líquido viene con un adaptador y dos jeringas para dosificación oral. Use solamente una de las dos jeringas para dosificación oral para medir su dosis y guarde la segunda jeringa. Si la primera jeringa oral se daña o se pierde, se puede usar la segunda jeringa como reemplazo.

    Para tomar el líquido, siga estos pasos:

        
  • Antes del primer uso, destape el frasco e introduzca firmemente el adaptador en el cuello del frasco hasta que la parte de arriba del adaptador esté al ras con la parte de arriba del frasco. No retire el adaptador durante el período de tiempo en el que esté usando este frasco.
  • Agite bien el líquido antes de cada uso para mezclar el medicamento de forma pareja.
  • Para medir su dosis, empuje el émbolo de la jeringa hasta abajo e introduzca la jeringa en el adaptador del frasco teniéndolo derecho. Luego dele vuelta al frasco hacia abajo y jale lentamente el émbolo hacia atrás hasta que el anillo negro esté alineado con la dosis recomendada.
  • Saque la jeringa del adaptador del frasco y escurra lentamente el líquido de la jeringa en la esquina de su boca.
  • Coloque la tapa del frasco sobre el adaptador después de cada uso.
  • Lave la jeringa oral después de cada uso. Para lavar la jeringa, retire el émbolo por completo, lave el cilindro y el émbolo con agua y jabón, enjuáguelo y permita que se seque. No coloque las piezas de la jeringa en la lavadora de platos.
  • Probablemente, su médico le indicará que inicie con una dosis baja de clobazam y que la aumente gradualmente, no más que una vez a la semana.

    Algunas personas responden de manera diferente al clobazam dependiendo de la herencia o de su composición genética. Su médico puede ordenar un análisis de sangre para ayudar a determinar la dosis de clobazam que se adapta mejor a lo que usted necesita.

    El clobazam puede ser adictivo. Tome el clobazam exactamente como se indica. No tome una dosis mayor ni con más frecuencia; tampoco lo tome durante un período mayor al que su médico le recetó.

    El clobazam puede ayudarle a controlar su condición, pero no la curará. Continúe tomando clobazam incluso si se siente bien. No deje de tomar el clobazam sin hablar con su médico. Si deja de tomar el clobazam repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como nuevas o peores convulsiones, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), cambios de conducta, estado de ánimo depresivo, pérdida de contacto con la realidad, agitación, irritabilidad, ataques de pánico, dificultad para concentrarse, ansiedad, dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, dolor de cabeza, visión borrosa, sensibilidad de los ojos a la luz, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, ritmo cardiaco rápido, sudoración, rigidez y dolor muscular, calambres musculares o estomacales, náusea, diarrea o pérdida de peso. Probablemente, su médico disminuirá su dosis gradualmente.

    Su médico o farmacéutico le entregará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie el tratamiento con clobazam y cada vez que vuela a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y pregunte a su médico o farmacéutico si tiene alguna duda. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) ( Web Site) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de tomar clobazam,

        
  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico al clobazam, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas de clobazam. Pregunte a su farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: antidepresivos; antihistamínicos; dextrometorfano (Benylin, en Robitussin DM); fluconazol (Diflucan); fluvoxamina (Luvox); anticonceptivos hormonales (píldoras para evitar embarazos, parches, anillos, implantes, inyecciones o dispositivos intrauterinos); medicamentos para ansiedad, enfermedad mental, dolor o convulsiones; omeprazole (Prilosec, Zegerid); sedantes; píldoras para dormir; ticlopidina (Ticlid) o tranquilizantes. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle cuidadosamente para saber si sufre efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con clobazam, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando, incluso los que no aparecen en esta lista.
  • Informe a su médico si bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol o usa o alguna vez ha usado drogas callejeras o cantidades excesivas de medicamentos con receta. También informe a su médico si usted tiene o ha tenido depresión, problemas de estado de ánimo o pensamientos acerca de lastimarse o matarse, o planificar o intentar hacerlo; o enfermedad de los pulmones, de los riñones o del hígado.
  • Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si está usando anticonceptivos hormonales, debe saber que este tipo de control para evitar embarazos quizá no funcione bien cuando se usa con clobazam. No se deben usar anticonceptivos como su único método para evitar embarazos mientras tome clobazam y durante 28 días después de dejar de tomarla. Hable con su médico sobre los métodos anticonceptivos que funcionarán para usted. Si se embaraza mientras toma clobazam, llame a su médico.
  • Hable con su médico sobre los riesgos y beneficios de tomar este medicamento si es mayor de 65 años de edad. Los adultos mayores deben recibir dosis bajas de clobazam ya que dosis más altas tal vez no funcionen mejor y pueden provocar efectos secundarios graves.
  • Debe saber que el clobazam le puede ocasionar somnolencia y afectar su razonamiento, su habilidad para tomar decisiones y la coordinación. No conduzca un vehículo, no opere maquinaria ni realice otras actividades peligrosas hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras toma clobazam. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios del clobazam.
  • Debe saber que su salud mental puede cambiar de maneras inesperadas y puede tener tendencias suicidas (pensar en lastimarse o quitarse la vida o planear o intentar hacerlo) mientras está tomando clobazam. Un pequeño número de adultos y niños mayores de 5 años de edad (aproximadamente 1 de cada 500 personas) que tomaron anticonvulsivos como clobazam, para tratar diferentes condiciones durante los estudios clínicos tuvieron pensamientos suicidas durante su tratamiento. Algunas de estas personas desarrollaron pensamientos y comportamientos suicidas inmediatamente después de una semana de empezar a tomar el medicamento. Usted y su médico decidirán si los riesgos de tomar un medicamento anticonvulsivo son mayores que los riesgos de no tomar el medicamento. Usted, su familia o su encargado del cuidado deben llamar a su médico inmediatamente si experimenta alguno de los síntomas siguientes: ataques de pánico; agitación o inquietud; síntomas de irritabilidad, ansiedad o depresión nuevos o que empeoran; actúa de acuerdo a impulsos peligrosos; dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido; comportamiento agresivo, enojado o violento; manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado); pensar en lastimarse o matarse, o planificar o intentar hacerlo; o cualquier otro cambio inusual en el comportamiento o ánimo. Asegúrese de que su familia o encargado del cuidado estén enterados de los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su dosificación regular. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    El clobazam puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • cansancio
  • problemas de coordinación
  • dificultad para hablar o tragar
  • babear
  • cambio en el apetito
  • vómitos
  • estreñimiento
  • tos
  • dolor de articulaciones
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se enumeran en la sección PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

        
  • micción dolorosa, frecuente o con dificultad
  • dificultad para respirar
  • llagas en la boca
  • sarpullido
  • urticaria
  • piel descamada o con ampollas
  • fiebre
  • El clobazam puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacene el clobazam en un lugar seguro de manera que nadie más pueda tomarlo accidentalmente o a propósito. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Almacene la suspensión (líquido) de clobazam en una posición vertical. No use cualquier líquido restante más de 90 días después de abrir el frasco por primera vez. Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite. Hable con el farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

        
  • somnolencia
  • confusión
  • falta de energía
  • problemas de coordinación
  • respiración lenta, poco profunda
  • menor necesidad de respirar
  • desmayos
  • visión borrosa
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    Asista a todas las citas con su médico.

    No deje que nadie más tome su medicamento. El clobazam es una sustancia controlada. Las recetas médicas se pueden volver a surtir solo cierto número de veces; pregunte a su farmaceuta si tiene alguna duda.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Abril 2014.