Nombre(s) comercial(es):

    
  • Sprix®
  • ADVERTENCIA:

    El ketorolaco se utiliza para el alivio a corto plazo del dolor de moderado a moderadamente intenso y no debe utilizarse durante más de 5 días seguidos para dolor leve o para el dolor proveniente de afecciones crónicas (largo plazo). Es posible que se le proporcione ketorolaco para administrarse por vía oral o en forma inyectable antes de empezar a utilizar el aerosol nasal de ketorolaco. Usted debe dejar de utilizar el ketorolaco nasal el quinto día después de recibir su primera dosis de ketorolaco en cualquier forma. Hable con su médico si aún tiene dolor después de 5 días de tratamiento con ketorolaco.

    El aerosol nasal de ketorolaco no debe utilizarse para aliviar el dolor en niños de 17 años o menos.

    Es posible que las personas que utilizan medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID, por sus siglas en inglés) (excepto la aspirina), como el ketorolaco, tengan mayor riesgo de tener un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular que las personas que no utilizan estos medicamentos. Estos eventos pueden producirse sin advertencia y, en algunos casos, pueden provocar la muerte. Este riesgo puede ser mayor para las personas que utilizan NSAID por un período largo. Informe a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido una enfermedad del corazón, un ataque cardíaco, o un accidente cerebrovascular o un "mini accidente cerebrovascular"; si fuma; y si tiene o alguna vez ha tenido colesterol alto, presión arterial alta, problemas de sangrado o coagulación, o diabetes. Solicite de inmediato asistencia médica de emergencia si presenta alguno de los siguientes síntomas: dolor en el pecho, falta de aire, entumecimiento o debilidad en una parte o un lado del cuerpo, problemas para ver con un ojo o ambos, problemas para caminar o pérdida del equilibrio o de la coordinación, dolor de cabeza intenso sin un motivo conocido, o habla torpe.

    Si le van a realizar un injerto de derivación de la arteria coronaria (CABG, por sus siglas en inglés; un tipo de cirugía del corazón), usted no debe utilizar ketorolaco inmediatamente antes o inmediatamente después de la cirugía.

    Los NSAID como el ketorolaco pueden provocar úlceras, sangrado o perforaciones en el estómago o el intestino. Estos problemas pueden desarrollarse en cualquier momento durante el tratamiento, producirse sin síntomas de advertencia y provocar la muerte. Es posible que el riesgo sea mayor para las personas que toman NSAID por mucho tiempo, tienen más de 65 años, tienen problemas de salud, beben alcohol o fuman mientras utilizan ketorolaco. Informe a su médico si toma cualquiera de estos medicamentos: anticoagulantes ("diluyentes de la sangre"), como warfarina (Coumadin); aspirina; o esteroides orales, como dexametasona (Decadron, Dexone), metilprednisolona (Medrol), y prednisona (Deltasone); o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI), como citalopram (Celexa), duloxetina (Cymbalta), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft). No tome aspirina ni otros NSAID, como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn) ni cualquier otra forma de ketorolaco mientras utiliza el aerosol nasal de ketorolaco. Además, informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido úlceras o sangrado en el estómago o los intestinos. Si presenta alguno de los siguientes síntomas, deje de utilizar el ketorolaco y llame a su médico: dolor de estómago, acidez estomacal, vómito sanguinolento o parecido a los posos del café, sangre en las heces o heces de color negro y con aspecto de alquitrán.

    El ketorolaco puede provocar un aumento en el riesgo de sangrado. Es posible que usted tarde más de lo habitual en dejar de sangrar si tiene un corte o una lesión. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido un trastorno de sangrado o sangrado en el cerebro. Es probable que su médico le indique que no use el aerosol nasal de ketorolaco. Llame a su médico si tiene un sangrado inusual o si cae y se lastima, especialmente si se golpea la cabeza.

    El ketorolaco puede provocar insuficiencia renal. Informe a su médico si tiene una enfermedad del riñón o del hígado, si ha tenido vómitos o diarrea graves, o si piensa que podría estar deshidratado, y si está tomando inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés), como benazepril (Lotensin), captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), fosinopril (Monopril), lisinopril (Prinivil, Zestril), moexipril (Univasc), perindopril (Aceon), quinapril (Accupril), ramipril (Altace) y trandolapril (Mavik); bloqueadores del receptor de la angiotensina II, como azilsartán (Edarbi), candesartán (Atacand), eprosartán (Teveten), irbesartán (Avapro, en Avalide), losartán (Cozaar, en Hyzaar), olmesartán (Benicar, en Azor), telmisartán (Micardis) y valsartán (Diovan, en Exforge); o diuréticos ("pastillas contra la retención de agua"). Si presenta alguno de los siguientes síntomas, deje de utilizar el ketorolaco y llame a su médico: inflamación de las manos, los brazos, los pies, los tobillos o las pantorrillas; aumento de peso sin razón aparente; disminución de las ganas de orinar, confusión; o convulsiones.

    No falte a ninguna cita con su médico. No olvide decirle a su médico cómo se siente, de modo que pueda recetarle la cantidad correcta de medicamento para tratar su afección con el mínimo riesgo de efectos secundarios graves.

    Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del Medicamento) cuando inicie su tratamiento con el ketorolaco. Lea detenidamente la información y pídales a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. También puede visitar el sitio de Internet de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ( Web Site) para obtener la Guía del Medicamento.

    Consulte a su médico sobre los riesgos de usar el aerosol nasal de ketorolaco.

    ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    El aerosol nasal de ketorolaco se utiliza para el alivio a corto plazo de dolor de moderado a moderadamente intenso. El ketorolaco pertenece a una clase de medicamentos llamados NSAID. Este actúa deteniendo en el cuerpo la producción de una sustancia que provoca dolor, fiebre e inflamación.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La presentación del ketorolaco nasal es en un líquido que se rocía en la nariz. Por lo general, se utiliza una vez cada 6 a 8 horas según sea necesario para controlar el dolor, durante un máximo de 5 días. Utilice el aerosol nasal de ketorolaco según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni aumente la frecuencia indicada por su médico.

    La presentación del aerosol nasal de ketorolaco es en frascos que contienen un suministro de medicamento de un día. No utilice ningún frasco individual de aerosol nasal de ketorolaco durante más de un día. Deseche el frasco en el término de 24 horas de utilizar la primera dosis, incluso si el frasco aún contiene algo de medicamento. Usted recibirá suficientes frascos de medicamento, a fin de que tenga un nuevo frasco para utilizar cada día de tratamiento.

    Antes de usar por primera vez el aerosol nasal de ketorolaco, lea las instrucciones que acompañan el medicamento. Cerciórese de entender cómo preparar el frasco antes del primer uso y cómo utilizar el aerosol. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene alguna pregunta sobre cómo utilizar este medicamento.

    El aerosol nasal de ketorolaco se utiliza exclusivamente en la nariz. Evite que el medicamento entre en contacto con los ojos. Si el aerosol nasal de ketorolaco entra en contacto con los ojos, lávelos con agua o una solución salina estéril y llame a su médico si la irritación dura más de una hora.

    Es posible que tenga una sensación de incomodidad en la garganta después de utilizar el aerosol nasal de ketorolaco. Si esto se produce, beba un sorbo de agua.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de usar el aerosol nasal de ketorolaco:

        
  • Informe a su médico si usted es alérgico al ketorolaco, a la aspirina o a otro NSAID, como el ibuprofeno (Advil, Motrin) o el naproxeno (Aleve, Naprosyn), a algún otro medicamento o al ácido etilendiaminotetraacético (EDTA, por sus siglas en inglés; un ingrediente que se encuentra en muchos alimentos y medicamentos), o a cualquiera de los otros ingredientes del aerosol nasal de ketorolaco. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico si está tomando pentoxifilina (Pentoxil, Trental) o probenecida. Es probable que su médico le indique que no utilice el aerosol nasal de ketorolaco si está tomando estos medicamentos.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar los medicamentos que aparecen en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE ni ninguno de los siguientes: alprazolam (Niravam, Xanax); carbamazepina (Epitol, Tegretol); litio (Eskalith, Lithobid); metotrexato (Rheumatrex, Trexall); fenitoína (Dilantin, Phenytek); o tiotixeno (Navane). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo de cerca por si presentara efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido las afecciones mencionadas en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE o asma, especialmente si también tiene congestión o escurrimiento nasal frecuentes o pólipos nasales (inflamación del revestimiento de la nariz), enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn (una afección en la que el cuerpo ataca al revestimiento interno del aparato digestivo, lo que provoca dolor, diarrea, pérdida de peso y fiebre) o colitis ulcerosa (afección que provoca inflamación y llagas en el revestimiento interno del intestino grueso).
  • Informe a su médico si está embarazada, sobre todo si está en los últimos meses de embarazo o si planea quedar embarazada. El ketorolaco puede provocar daños graves al feto cuando se lo toma en los últimos meses de embarazo. Si queda embarazada mientras está usando el aerosol nasal de ketorolaco, llame a su médico.
  • No dé el pecho durante su tratamiento con el aerosol nasal de ketorolaco.
  • Si se va a realizar una cirugía, incluso una cirugía dental, informe al médico o al dentista que está utilizando el aerosol nasal de ketorolaco.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    Cerciórese de beber abundante cantidad de líquido mientras utiliza el aerosol nasal de ketorolaco.

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    En general, este medicamento se usa según sea necesario. Si su médico le indicó que utilice el aerosol nasal de ketorolaco periódicamente, utilice la dosis que olvidó en cuanto se acuerde. No obstante, si ya casi es hora de la dosis siguiente, deje pasar la dosis que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No use una dosis doble para compensar la que olvidó.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    El aerosol nasal de ketorolaco puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

        
  • dolor, malestar o irritación en la nariz
  • aumento de lágrimas
  • irritación en la garganta
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato:

        
  • sarpullido
  • urticaria
  • comezón
  • dificultad para respirar o tragar
  • ronquera
  • cansancio extremo
  • falta de energía
  • pérdida del apetito
  • dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • coloración amarillenta en los ojos o la piel
  • síntomas parecidos a los de la gripe
  • fiebre
  • ampollas o descamación de la piel
  • latidos cardíacos lentos
  • El aerosol nasal de ketorolaco puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga este medicamento en su envase original, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y en un lugar alejado de la luz solar directa y del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Deseche los frascos vacíos en el cesto de basura; no los recicle. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar sus medicamentos.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis pueden incluir, entre otros, los siguientes:

        
  • dolor de estómago
  • náuseas
  • vómitos
  • disminución de las ganas de orinar
  • heces sanguinolentas, negras o con aspecto de alquitrán
  • vómito sanguinolento o parecido a los posos del café
  • somnolencia
  • respiración lenta
  • coma (pérdida del conocimiento por largo tiempo)
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    No falte a ninguna cita con su médico.

    No deje que ninguna otra persona use sus medicamentos. Esta receta no puede volver a surtirse. Si usted continúa teniendo dolor después de terminar de utilizar el aerosol nasal de ketorolaco, llame a su médico.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Septiembre 2011.