Nombre(s) comercial(es):

    
  • Opana®
  • Opana®ER
  • ADVERTENCIA:

    La oximorfona puede ocasionar problemas de respiración graves o poner en peligro su vida, especialmente durante las primeras 72 horas de su tratamiento y en cualquier en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante su tratamiento. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. Su médico probablemente le dirá que no tome las tabletas de liberación prolongada de oximorfona. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad pulmonar como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD; un grupo de enfermedades que incluyen bronquitis crónica y enfisema), una lesión en la cabeza, cualquier condición que incremente la cantidad de presión en su cerebro, apnea del sueño (condición en la que su respiración se detiene o se hace poco profunda mientras duerme);o cifoscoliosis (curvatura de la columna vertebral que puede ocasionar problemas respiratorios). El riesgo de que desarrolle problemas respiratorios puede ser mayor si es un adulto mayor o si está débil o mal nutrido debido a una enfermedad. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, pausas prolongadas entre respiraciones o dificultad para respirar.

    Tomar algunos medicamentos que no sean medicamentos con oximorfona puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas respiratorios graves o que amenacen su vida. Informe a su médico y farmacéutico si está tomando o planea tomar cualquiera de los siguientes medicamentos: antidepresivos; cimetidina (Tagamet); otros medicamentos analgésicos narcóticos; medicamentos para ansiedad, convulsiones, enfermedad mental o náusea; relajantes musculares; sedantes; píldoras para dormir y tranquilizantes.

    Beber alcohol, tomar medicamentos con o sin receta médica que contienen alcohol o usar drogas callejeras durante su tratamiento con oxicodona, aumenta el riesgo de que experimente efectos secundarios graves que ponen en riesgo la salud. Hable con su médico acerca de los riesgos de beber alcohol durante su tratamiento.

    Trague las cápsulas de liberación prolongada de oximorfona enteras; no las parta, mastique, disuelva ni triture. Si toma las tabletas de liberación prolongada quebradas, masticadas, disueltas o trituradas, puede recibir la dosis completa de oximorfona a la vez, en lugar de lentamente en el transcurso de 12 horas. Esto puede causar problemas graves, incluyendo una sobredosis y la muerte. Si no puede tragar las tabletas enteras, informe a su médico. Su médico puede recetarle un medicamento diferente.

    La oximorfona puede ser adictiva. No tome una dosis mayor ni con más frecuencia; tampoco durante un período de tiempo mayor o de forma diferente a la que su médico le recetó. Informe a su médico si usted o alguien de su familia beben o alguna vez han bebido grandes cantidades de alcohol, usa o alguna vez ha usado drogas callejeras o ha abusado de medicamentos con receta médica o si tiene o ha tenido depresión u otra enfermedad mental. Existe un mayor riesgo de que abuse de la oximorfona si tiene o alguna vez ha tenido cualquiera de estas condiciones.

    No permita que nadie más tome su medicamento. La oximorfona puede dañar u ocasionar la muerte a otras personas que tomen su medicamento, especialmente los niños. Almacene la oximorfona en un lugar seguro de manera que nadie más pueda tomarla accidentalmente o a propósito. Tenga especial cuidado de guardar la oximorfona fuera del alcance de los niños. Mantenga un registro de cuántas tabletas o cápsulas quedan, de manera que pueda saber si falta medicamento. Deseche cualquier tableta y tableta de liberación prolongada que no necesite apropiadamente, de acuerdo con las instrucciones. (Consulte ALMACENAMIENTO y DESECHO).

    Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si toma oximorfona regularmente durante su embarazo, su bebé puede experimentar síntomas de abstinencia que amenacen su vida después del nacimiento. Informe al médico de su bebé de inmediato si su bebé experimenta cualquiera de los síntomas siguientes: irritabilidad, hiperactividad, sueño anormal, llanto agudo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, vómitos, diarrea o no aumenta de peso.

    Hable con su médico sobre los riesgos de tomar oximorfona.

    Si toma tabletas de liberación prolongada, su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con oximorfona y cada vez que surta su receta médica. Lea la información atentamente y pregunte a su médico o farmacéutico si tiene alguna duda. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) ( Web Site) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.

    ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    La oximorfona se usa para aliviar el dolor moderado a fuerte. Las tabletas de liberación prolongada de oximorfona se usan para aliviar el dolor fuerte en personas que se espera que necesiten medicamento para el dolor todo el tiempo durante un período prolongado y que no pueden recibir tratamiento con otros medicamentos. La oximorfona pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona al cambiar la manera en que el cuerpo responde al dolor.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La presentación de la oximorfona es en tabletas y en tabletas de liberación prolongada para administrarse vía oral con el estómago vacío, al menos 1 hora antes o 2 horas después de las comidas. Por lo general, la tableta regular se toma cada 4 a 6 horas. Usualmente, las tabletas de liberación prolongada se toman cada 12 horas. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la oximorfona exactamente como se indica. No tome más ni menos cantidad del medicamento ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

    Si toma las tabletas de liberación prolongada, trague una a la vez con suficiente agua. Trague cada tableta de liberación prolongada inmediatamente después de ponerla en su boca. No remoje, moje ni chupe las tabletas antes de ponerlas en su boca.

    Su médico probablemente le indicará que inicie con una dosis baja de oximorfona y aumente gradualmente su dosis hasta que se controle su dolor. Su médico podría ajustar su dosis en cualquier momento durante su tratamiento si no se ha controlado su dolor. Si considera que su dolor no está controlado, llame a su médico. No cambie la dosis de su medicamento sin hablar con su médico.

    No deje de tomar oximorfona sin hablar con su médico. Probablemente su médico disminuirá su dosis gradualmente. Si deja de tomar la oximorfona repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como inquietud; ojos llorosos; secreción nasal; bostezos; sudoración; escalofríos; dolor muscular, de articulaciones o de espalda; pupilas dilatadas (círculos negros en el centro de los ojos); irritabilidad; ansiedad; debilidad; calambres estomacales; dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido; náusea; vómitos; diarrea; pérdida de apetito; ritmo cardiaco rápido; y respiración rápida

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de tomar oximorfona,

        
  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la oximorfona; oxicodona (OxyContin, en Percocet, en Roxicet, otros); codeína (en muchos analgésicos y medicamentos para la tos); hidrocodona (Zohydro, en Anexsia, en Norco, en Reprexain, en Rezira, en Vicoprofen, en Vituz, otros); dihidrocodeína (en Synalgos-DC); hidromorfona (Dilaudid, Exalgo); cualquier otro medicamento, o a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas o tabletas de liberación prolongada de oximorfona. Pregunte a su farmacéutico o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar los medicamentos que aparecen en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE y cualquiera de los siguientes: antihistamínicos; buprenorfina (Buprenex, Butrans, Zubsolv, en Suboxone); burtorfanol (Stadol); ipratropio (Atrovent, en Combivent); medicamentos para la enfermedad de intestino irritable, enfermedad mental, mareo por el movimiento, náusea, enfermedad de Parkinson, úlceras o problemas urinarios; nalbufina y pentazocina (Talwin). Informe también a su médico o farmacéutico si está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos o si ha dejado de tomarlos durante las últimas dos semanas: inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO) como isocarboxazid (Marplan), fenelzina (Nardil), rasagilina (Azilect), selegilina (Emsam, Eldepryl, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene cualquiera de las condiciones que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, enfermedad hepática o íleo paralítico (condición en la que la comida digerida no pasa a través de los intestinos). Su médico podría indicarle que no tome oximorfona.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido una obstrucción en el estómago o el intestino, presión sanguínea baja, enfermedad de Addison (condición en la que la glándula adrenal no produce suficiente hormona), convulsiones, estrechamiento de la uretra (bloqueo del tubo que permite que la orina salga del cuerpo), agrandamiento de la próstata (una glándula reproductiva masculina) o enfermedad cardíaca, de los riñones, pancreática, de la tiroides o de la vesícula biliar.
  • Informe a su médico si está amamantando.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando oximorfona.
  • Debe saber que la oximorfona le puede ocasionar somnolencia, mareo o aturdimiento. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que la oximorfona puede ocasionar mareo, aturdimiento y desmayo cuando se levanta muy rápido cuando está acostado. Para evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de levantarse.
  • Debe saber que la oximorfona puede ocasionar estreñimiento. Hable con su médico para cambiar su dieta o usar otros medicamentos para evitar o tratar el estreñimiento mientras esté usando la oximorfona.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su dosificación regular. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    La oximorfona puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • náusea
  • vómitos
  • pérdida de apetito
  • boca seca
  • dolor de estómago
  • dolor de cabeza
  • mareos
  • confusión
  • cansancio extremo
  • dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse dormido
  • picazón
  • fiebre
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas, o de los que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico inmediatamente:

        
  • dolor de pecho
  • ritmo cardiaco rápido
  • convulsiones
  • sarpullido
  • urticaria
  • inflamación de los ojos, el rostro, los labios, la boca, la lengua o la garganta
  • ronquera
  • dificultad para respirar o tragar
  • somnolencia extrema
  • desmayos
  • aturdimiento cuando cambia de posición
  • La oximorfona puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

    Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Deje ir en el inodoro cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite para que no lo tomen otras personas. Hable con su farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

        
  • dificultad para respirar o respiración lenta o detenida
  • piel, labios o uñas con color azul
  • piel fría y húmeda
  • pupilas dilatadas o contraídas (círculos oscuros en los ojos)
  • debilidad muscular o de las extremidades
  • somnolencia extrema
  • pérdida del conocimiento
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    Asista a todas las citas con su médico.

    Esta receta médica no se puede volver a surtir. Si toma oximorfona para controlar su dolor a largo plazo, asegúrese de programar sus citas con el médico regularmente de manera que no se quede sin medicamento. Si toma oximorfona a corto plazo, llame a su médico si sigue sintiendo dolor después de terminar de tomar el medicamento.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Agosto 2014.