Nombre(s) comercial(es):

    
  • Vivitrol®
  • ADVERTENCIA:

    La naltrexona inyectable puede provocar daños en el hígado si se administra en grandes dosis. Es poco probable que la naltrexona inyectable provoque daños en el hígado si se administra en las dosis recomendadas. Informe a su médico si tiene o ha tenido hepatitis u otra enfermedad del hígado. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato: cansancio excesivo, sangrado o moretones anormales, dolor en la parte derecha superior del abdomen durante varios días, heces de color pálido, orina de color oscuro o coloración amarillenta en la piel o los ojos. Es probable que su médico no le administre naltrexona inyectable si tiene enfermedad del hígado o si desarrolla síntomas de enfermedad del hígado durante su tratamiento.

    Consulte a su médico sobre los riesgos de recibir naltrexona inyectable.

    Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del medicamento) al iniciar el tratamiento con naltrexona inyectable y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea detenidamente la información y pídales a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. También puede visitar el sitio de Internet de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ( Web Site) o el sitio de Internet del fabricante, Web Site, para obtener la Guía del medicamento.

    ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    La naltrexona inyectable se usa junto con consejería y apoyo social para ayudar a las personas que dejaron de beber alcohol en grandes cantidades y evitar que vuelvan a beber. La naltrexona inyectable también se usa junto con consejería y apoyo social para ayudar a las personas que dejaron de abusar de medicamentos o drogas ilegales opiáceos, y evitar que vuelvan a abusar de medicamentos o drogas ilegales. La naltrexona inyectable no debe usarse para tratar a personas que aún beben alcohol, personas que aún consumen opiáceos o drogas ilegales, o personas que hayan consumido opiáceos durante los últimos 10 días. La naltrexona pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas de los opiáceos. Actúa bloqueando la actividad del sistema límbico, una parte del cerebro que está involucrada en la dependencia del alcohol y los opiáceos.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    La presentación de la naltrexona inyectable es en una solución (líquido) que un proveedor de atención médica inyecta en el músculo de los glúteos, una vez cada 4 semanas.

    La naltrexona inyectable no evitará los síntomas de abstinencia que puede tener cuando deja de beber alcohol después de beber grandes cantidades durante mucho tiempo o cuando deja de consumir medicamentos o drogas ilegales opiáceos.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de recibir la naltrexona inyectable,

        
  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la naltrexona, a algún otro medicamento, a la carboximetilcelulosa (un ingrediente de las lágrimas artificiales y de algunos medicamentos) o al poliláctido-co-glicólido (PLG, por sus siglas en inglés; un ingrediente de determinados medicamentos inyectables). Si no está seguro si un medicamento que le produce alergia contiene carboximetilcelulosa o PLG, pregúnteles a su médico o a su farmacéutico.
  • Informe a su médico si ha tomado algún medicamento opiáceo, incluidos determinados medicamentos para tratar la diarrea, la tos o el dolor; metadona (Dolophine) o buprenorfina (Buprenex, Subutex, en Suboxone) en los últimos 7 a 10 días. Consulte a su médico si no está seguro acerca de si un medicamento que tomó es un opiáceo. Además, informe a su médico si ha consumido alguna droga ilegal opiácea, como la heroína, en los últimos 7 a 10 días. Es posible que su médico ordene determinadas pruebas para averiguar si usted tomó algún medicamento opiáceo o consumió drogas ilegales recientemente. Su médico no le administrará naltrexona inyectable si tomó recientemente un medicamento opiáceo o consumió drogas ilegales.
  • No tome ningún medicamento opiáceo ni consuma drogas ilegales durante el tratamiento con naltrexona inyectable. La naltrexona inyectable bloquea los efectos de los medicamentos y drogas ilegales opiáceos. Es posible que no sienta los efectos de estas sustancias si, la mayoría de las veces durante su tratamiento, las toma o las consume a dosis bajas o normales. No obstante, es posible que sea más sensible a los efectos de estas sustancias cuando ya casi es hora de que reciba una dosis de naltrexona inyectable, o si olvida una dosis de naltrexona inyectable. Puede tener una sobredosis si toma dosis normales de medicamentos opiáceos en dichos momentos, si toma dosis altas de medicamentos opiáceos o si consume drogas ilegales en cualquier momento durante el tratamiento con naltrexona. Una sobredosis de opiáceos puede provocar lesiones graves, un estado de coma (estado de inconsciencia duradero) o la muerte. Si toma o consume medicamentos o drogas ilegales opiáceos durante su tratamiento y desarrolla alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico o busque inmediatamente atención médica de emergencia: dificultad para respirar, respiración lenta y poco profunda, desvanecimiento, mareos o confusión. Cerciórese de que sus familiares sepan qué síntomas pueden ser graves, de modo que puedan llamar al médico o a la atención médica de emergencia si usted no puede buscar tratamiento por sí mismo.
  • Tenga en cuenta que puede ser más sensible a los efectos de los medicamentos o drogas ilegales opiáceos después de que termine su tratamiento con naltrexona inyectable. Después de terminar el tratamiento, dígale a cualquier médico que le recete medicamentos que anteriormente estuvo en tratamiento con naltrexona inyectable.
  • Dígale a su médico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo de cerca por si presentara efectos secundarios.
  • Informe a su médico si ha dejado de tomar opiáceos o de consumir drogas ilegales y si está teniendo síntomas de abstinencia, como ansiedad, insomnio, bostezos, fiebre, sudoración, ojos llorosos, escurrimiento nasal, piel de gallina, inestabilidad, bochornos o sensación de frío, dolores musculares, contracciones musculares, intranquilidad, náuseas y vómitos, diarrea o retortijones, y si tiene o alguna vez ha tenido problemas de sangrado, como hemofilia (un trastorno de sangrado en el que la sangre no coagula normalmente), cantidad baja de plaquetas en la sangre, depresión o enfermedad de los riñones.
  • Informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada durante el tratamiento con naltrexona inyectable, llame a su médico.
  • Si necesita tratamiento médico o cirugía, incluso una cirugía dental, informe al médico o al dentista que está en tratamiento con naltrexona inyectable. Use o lleve siempre consigo una identificación médica, de modo que los proveedores de atención médica que le den tratamiento en caso de una emergencia sepan que usted está en tratamiento con naltrexona inyectable.
  • Tenga en cuenta que la naltrexona inyectable puede provocarle mareos o somnolencia. No conduzca vehículos, ni opere maquinaria, ni realice otras actividades peligrosas hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Tenga en cuenta que las personas que beben alcohol en grandes cantidades o que consumen drogas ilegales suelen deprimirse y, a veces, intentan lastimarse o suicidarse. El tratamiento con naltrexona inyectable no disminuye el riesgo de que usted intente lastimarse. Usted, sus familiares o la persona encargada de cuidarlo deben llamar a su médico de inmediato si usted tiene síntomas, como sentimientos de tristeza, ansiedad, desprecio o impotencia, si piensa hacerse daño o quitarse la vida, o si planea o intenta hacerlo. Cerciórese de que sus familiares o la persona encargada de cuidarlo sepan qué síntomas pueden ser graves, de modo que puedan llamar al médico de inmediato si usted no puede buscar tratamiento por sí mismo.
  • Tenga en cuenta que la naltrexona inyectable solo es útil cuando se usa como parte de un programa de tratamiento de adicciones. Es importante que usted continúe con sus sesiones de consejería, reuniones de grupos de apoyo, programas educativos u otros tratamientos que su médico le haya recomendado.
  • Consulte a su médico sobre los riesgos y beneficios de la naltrexona inyectable antes de recibir la primera dosis. La naltrexona permanecerá en su cuerpo durante, aproximadamente, 1 mes después de recibir la inyección, y no será posible eliminarla antes de ese plazo.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

    Si pierde una cita para que le inyecten naltrexona, llame a su médico cuanto antes para programar otra cita.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    La naltrexona inyectable puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

        
  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea
  • dolor de estómago
  • disminución del apetito
  • sequedad en la boca
  • dolor de cabeza
  • dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • mareos
  • cansancio
  • ansiedad
  • dolor o rigidez articulares
  • calambres musculares
  • debilidad
  • sensibilidad, enrojecimiento, moretones o comezón en el lugar de la inyección
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si tiene alguno de estos síntomas o de los síntomas enumerados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato:

        
  • dolor, endurecimiento, inflamación, bultos, ampollas, heridas abiertas o costra oscura en el lugar de la inyección
  • tos
  • sibilancia
  • falta de aire
  • urticaria
  • sarpullido
  • inflamación de los ojos, la cara, la boca, los labios, la lengua o la garganta
  • ronquera
  • dificultad para tragar
  • dolor en el pecho
  • La naltrexona inyectable puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras está recibiendo este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    Los síntomas de sobredosis son, entre otros:

        
  • náuseas
  • dolor de estómago
  • somnolencia
  • mareos
  • ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    No falte a ninguna cita con su médico.

    Antes de que le hagan cualquier prueba de laboratorio, informe a su médico y al personal del laboratorio que está recibiendo naltrexona inyectable.

    Pregúnteles a su médico o farmacéutico si tiene cualquier duda acerca de la naltrexona inyectable.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 1 Noviembre 2010.