Otros nombre(s):

    
  • Chloromycetin
  • ADVERTENCIA:

    El cloramfenicol inyectable puede disminuir el número de ciertos tipos de células sanguíneas del cuerpo. En algunos casos, las personas que tuvieron esta disminución de células sanguíneas posteriormente presentaron leucemia (cáncer que empieza en los glóbulos blancos). Quizás tenga esta disminución de las células sanguíneas independientemente de que el tratamiento con cloramfenicol sea prolongado o breve. Si presenta cualquiera de estos síntomas, llame a su médico de inmediato: palidez; cansancio excesivo; falta de aire; mareos; latidos rápidos del corazón; moretones o hemorragias anormales, o signos de infección como dolor de garganta, fiebre, tos y escalofríos.

    Su médico ordenará pruebas de laboratorio con regularidad durante el tratamiento para determinar si el número de células sanguíneas ha disminuido. Tenga presente que estas pruebas no siempre detectan cambios en el cuerpo que pueden conducir a una reducción permanente del número de células sanguíneas. Lo mejor es que le apliquen el cloramfenicol inyectable en el hospital, de modo que su médico pueda vigilarle estrechamente.

    Se debe evitar el uso del cloramfenicol inyectable si existe otro antibiótico para tratar la infección. No debe usarse para tratar infecciones menores, resfriados, influenza o infecciones de la garganta, ni para prevenir la aparición de una infección.

    Hable con su médico sobre los riesgos de aplicarse cloramfenicol inyectable.

    ¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

    El cloramfenicol inyectable se usa para tratar ciertos tipos de infecciones bacterianas graves, cuando no existe la posibilidad de usar otros antibióticos. El cloramfenicol inyectable pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos. Actúa deteniendo el desarrollo de las bacterias. Los antibióticos no sirven para tratar los resfriados, la gripe u otras infecciones virales.

    ¿CÓMO se debe usar este medicamento?

    El cloramfenicol inyectable viene en forma de un líquido que el médico o enfermera, en un hospital, deben inyectar en una vena. Por lo general, se aplica cada 6 horas. La duración del tratamiento depende del tipo de infección que se esté tratando. Una vez que su estado mejore, es posible que el médico le indique usar otro antibiótico que puede tomar por vía oral para completar el tratamiento.

    Debe empezar a sentirse mejor a los pocos días de tratamiento con cloramfenicol inyectable. Si sus síntomas no mejoran o empeoran, avísele a su médico.

    Use el cloramfenicol inyectable durante el tiempo que su médico le indique, aunque se sienta mejor. Si deja de aplicarse el cloramfenicol inyectable demasiado pronto o no se aplica algunas dosis, el tratamiento de la infección puede quedar incompleto y las bacterias pueden volverse resistentes a los antibióticos.

    ¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

    En caso de guerra biológica, el cloramfenicol inyectable puede usarse para tratar y prevenir las peligrosas enfermedades que se propagan deliberadamente, como peste bubónica, tularemia y carbunco (ántrax) de la piel o la boca. Consulte a su médico sobre los riesgos de este medicamento para tratar su problema.

    A veces se receta este medicamento para otros usos; pídale más información a su médico o farmacéutico.

    ¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

    Antes de que le apliquen el cloramfenicol inyectable,

        
  • informe a su médico y a su farmacéutico si usted es alérgico a éste o a cualquier otro medicamento.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: anticoagulantes (‘diluyentes de la sangre’) como warfarina (Coumadin); aztreonam (Azactam); antibióticos derivados de la cefalosporina, cefoperazona (Cefobid), cefotaxima (Claforan), ceftazidima (Fortaz, Tazicef) y ceftriaxona (Rocephin); cianocobalamina (vitamina B12); ácido fólico; suplementos de hierro; ciertos medicamentos orales para la diabetes, como clorpropamida (Diabinese) y tolbutamida; fenobarbital; fenitoína (Dilantin, Phenytek); rifampina (Rimactane, Rifadin); y medicamentos que pueden ocasionar una disminución de las células sanguíneas del cuerpo. Pregúntele a su médico o a su farmacéutico si algunos de los medicamentos que esté tomando puede ocasionarle una disminución de las células sanguíneas. Es posible que su médico deba cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle estrechamente por si presentara efectos secundarios. Hay otros medicamentos que pueden interactuar con el cloramfenicol inyectable, así que no olvide decirle a su médico todos los medicamentos que está tomando, inclusive los que no aparecen en esta lista.
  • dígale a su médico si alguna vez lo trataron con cloramfenicol inyectable, sobre todo si tuvo efectos secundarios graves. Es posible que su médico le indique no usar cloramfenicol inyectable.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido alguna enfermedad del riñón o del hígado.
  • dígale a su médico si está embarazada, planea estarlo o está lactando. Si queda embarazada durante el tratamiento con cloramfenicol inyectable, llame a su médico.
  • si tiene programada una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está en tratamiento con cloramfenicol inyectable.
  • ¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

    A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

    ¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

    El cloramfenicol inyectable puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

        
  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea
  • llagas en la boca o en la lengua
  • dolor de cabeza
  • depresión
  • confusión
  • Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta cualquiera de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato.

        
  • urticaria
  • sarpullido
  • comezón
  • hinchazón de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o pantorrillas
  • ronquera
  • dificultad para tragar o respirar
  • heces acuosas o sanguinolentas (hasta 2 meses después de su tratamiento)
  • retortijones
  • dolor o debilidad en los músculos
  • sudoración
  • sensación de entumecimiento, dolor u hormigueo en un brazo o una pierna
  • cambios súbitos en la visión
  • dolor al mover los ojos
  • El cloramfenicol inyectable puede causar una trastorno llamado síndrome de Gray en bebés prematuros y recién nacidos. También se sabe de casos del síndrome de Gray en niños de hasta 2 años de edad y en recién nacidos cuyas madres fueron tratadas con cloramfenicol inyectable durante el trabajo (o labor) de parto. Los síntomas, que generalmente ocurren después de 3 ó 4 días de tratamiento, son: hinchazón abdominal, vómitos, coloración azul en los labios y la piel debido a la falta de oxígeno en la sangre, presión arterial baja, dificultad para respirar y muerte. Si el tratamiento se interrumpe ante el primer signo de síntomas, los síntomas pueden desaparecer y el bebé puede recuperarse por completo. Hable con su médico sobre los riesgos de usar este medicamento durante el trabajo de parto o para tratar a bebés y niños de corta edad.

    El cloramfenicol inyectable puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inesperado mientras le aplican este medicamento.

    Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

    ¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

    En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

    ¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

    Consulte a su médico si tiene cualquier duda acerca del cloramfenicol inyectable. Si todavía tiene síntomas de infección al terminar el tratamiento con cloramfenicol inyectable, consulte a su médico.

    Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento revisado: 1 Septiembre 2010.