Nombre(s) comercial(es):

    
  • Engerix-B
  • Recombivax HB
  • Comvax
  • Twinrix
  • ¿Qué es la hepatitis B?

    La hepatitis B es una infección grave que afecta al hígado y que es causada por el virus de la hepatitis B.

        
  • En 2009, alrededor de 38,000 personas se infectaron con hepatitis B.
  • Cada año entre 2,000 y 4,000 personas mueren en los Estados Unidos de cirrosis o cáncer hepático causado por hepatitis B.
  • La hepatitis B puede causar:

    Enfermedad aguda (a corto plazo)

    Esto puede dar lugar a:

        
  • pérdida del apetito
  • diarrea y vómitos
  • cansancio
  • ictericia (coloración amarilla
  • dolor en los músculos, de la piel o los ojos) en las articulaciones y en el estómago
  • La enfermedad aguda, con síntomas, es más común entre los adultos. Los niños que se infectan con frecuencia no presentan síntomas.

    Infección crónica (a largo plazo)

    Algunas personas llegan a desarrollar infección crónica de hepatitis B. La mayoría de ellas no tienen síntomas, pero aún así la infección es muy grave y puede resultar en:

        
  • daño hepático (cirrosis)
  • cáncer hepático
  • muerte
  • La infección crónica es más común entre bebés y niños que entre adultos. Las personas que tienen una infección crónica pueden contagiar el virus de la hepatitis B a otras personas, incluso aunque no se vean o no se sientan enfermas. Hasta 1.4 millones de personas en los Estados Unidos pueden tener una infección crónica de hepatitis B.

    El virus de la hepatitis B se puede diseminar fácilmente a través de contacto con la sangre o con otros fluidos corporales de una persona infectada. Las personas también se pueden infectar por medio del contacto con un objeto contaminado, en donde el virus puede vivir hasta 7 días.

    Un bebé cuya madre esté infectada puede contagiarse al nacer; los niños, adolescentes y adultos se pueden infectar por:

        
  • contacto con sangre y fluidos corporales a través de cortadas en la piel como mordidas, cortes o úlceras;
  • contacto con objetos que tengan sangre o fluidos corporales en ellos como cepillos de dientes, navajas de rasurar, o dispositivos de monitoreo y tratamiento para la diabetes;
  • tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada;
  • compartir agujas al inyectarse drogas;
  • pincharse con una aguja usada.
  • Vacuna contra la hepatitis B: ¿Por qué es necesario vacunarse?

    La vacuna contra la hepatitis B puede prevenir la hepatitis B y las graves consecuencias de la infección por hepatitis B, incluyendo el cáncer hepático y la cirrosis.

    La vacuna contra la hepatitis B puede administrarse sola o con otras vacunas en la misma inyección.

    La recomendación de la aplicación rutinaria de la vacuna contra la hepatitis B para algunos adultos y niños en los EE. UU. comenzó en 1982, y para todos los niños en 1991. Desde 1990, las infecciones nuevas por hepatitis B entre niños y adolescentes han disminuido en más del 95%, y en 75% en otros grupos de edad.

    La vacuna ofrece protección a largo plazo contra la infección por hepatitis B, posiblemente de por vida.

    ¿Quién debe vacunarse contra la hepatitis B y cuándo?

    Niños y adolescentes:

    Los bebés normalmente reciben 3 dosis de la vacuna contra la hepatitis B:

        
  • 1a dosis: Nacimiento
  • 2a dosis: 1 a 2 meses de edad
  • 3a dosis: 6 a 18 meses de edad
  • Algunos bebés podrían recibir 4 dosis, por ejemplo, si se utiliza una vacuna combinada que contenga la de hepatitis B (esta es una sola inyección que contiene varias vacunas). La dosis adicional no es perjudicial.

    Cualquier persona hasta los 18 años de edad que no haya recibido la vacuna cuando era más joven también debe vacunarse.

    Adultos:

    Todos los adultos que no estén vacunados y estén en riesgo de una infección por hepatitis B deben vacunarse. Esto incluye a:

        
  • parejas sexuales de personas infectadas con hepatitis B,
  • hombres que tienen relaciones sexuales con hombres,
  • personas que se inyectan drogas ilegales,
  • personas con más de una pareja sexual,
  • personas con una enfermedad hepática o renal crónica,
  • personas menores de 60 años de edad con diabetes,
  • personas cuya actividad laboral las expongan a sangre humana o a otros fluidos corporales,
  • integrantes del hogar de personas infectadas con hepatitis B,
  • residentes y miembros del personal en instituciones para discapacidades relacionadas a problemas de desarrollo,
  • pacientes con diálisis renal,
  • personas que viajan a países en donde la hepatitis B es común,
  • personas con infección por VIH.
  • Otras personas pueden ser alentadas por sus médicos para aplicarse la vacuna contra la hepatitis B; por ejemplo, los adultos de 60 años y mayores que padecen de diabetes. Cualquier otra persona que quiera estar protegida contra la infección por hepatitis B puede aplicarse la vacuna.
  • Las mujeres embarazadas que estén en riesgo por una de las razones antes mencionadas deben vacunarse. Otras mujeres embarazadas que quieran protección pueden vacunarse.
  • Los adultos que se vacunen contra la hepatitis B deben ponerse 3 dosis, con la segunda dosis administrada 4 semanas después de la primera y la tercera dosis 5 meses después de la segunda. Su médico puede hablarle de otros esquemas de administración que podrían emplearse en ciertas circunstancias.

    ¿Quién no debe aplicarse la vacuna contra la hepatitis B?

        
  • Cualquier persona con alergia a la levadura que pueda poner en peligro la vida o que sea alérgica a cualquier otro componente de la vacuna, no debe ponerse la vacuna contra la hepatitis B. Informe a su médico si ha tenido alguna alergia severa.
  • Cualquier persona que haya tenido una reacción alérgica que pueda poner en peligro la vida a una dosis anterior de la vacuna contra la hepatitis B no debe aplicarse otra dosis.
  • Cualquier persona con una enfermedad moderada o severa en el momento de aplicarse una dosis de la vacuna probablemente deba esperar hasta que esté recuperada antes de aplicarse la vacuna.
  • Su médico puede ofrecerle más información acerca de estas precauciones.

    Nota: tal vez le pidan que espere 28 días antes de donar sangre después de aplicarse la vacuna contra la hepatitis B. Esto se debe a que la prueba de detección podría confundir la vacuna en el torrente sanguíneo (que no es infecciosa) con la infección por hepatitis B.

    ¿Cuáles son los riesgos de la vacuna contra la hepatitis B?

    La vacuna contra la hepatitis B es muy segura. La mayoría de las personas no tienen problemas con ella.

    La vacuna contiene material no infeccioso y no puede causar una infección por hepatitis B.

    Se han reportado algunos problemas leves:

        
  • Dolor en el lugar donde se aplicó la inyección (hasta 1 de cada 4 personas).Temperatura de 37.7 °C (99.9 °F) o superior (hasta 1 de cada 15 personas).
  • Los problemas severos son extremadamente raros. Se cree que las reacciones alérgicas severas ocurren aproximadamente una vez en 1.1 millones de dosis.

    Una vacuna, como cualquier medicamento, puede provocar una reacción grave. Sin embargo, el riesgo de que la vacuna ocasione un daño grave, o la muerte, es extremadamente pequeño. Más de 100 millones de personas en los Estados Unidos han sido vacunadas contra la hepatitis B.

    ¿Qué hago si ocurre una reacción moderada o severa?

    ¿De qué debo estar pendiente?

        
  • De todo signo inusual, como fiebre alta o comportamiento inusual. Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir dificultad para respirar, ronquera o jadeo, urticaria, palidez, debilidad, pulso acelerado o mareos.
  • ¿Qué debo hacer?

        
  • Llame a un médico o lleve a la persona al médico de inmediato.
  • Dígale al médico lo que ocurrió, la fecha y la hora en la que ocurrió, y cuándo le pusieron la vacuna.
  • Pida al médico, al personal de enfermería o al departamento de salud que reporten la reacción presentando un formulario del Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). O puede presentar este reporte a través del sitio web de VAERS: Web Siteo llamando al1-800-822-7967.
  • El VAERS no ofrece consejos médicos.

    Programa Nacional de Compensación por Lesiones ocasionadas por Vacunas

    En 1986 se creó el Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (National Vaccine Injury Compensation Program, VICP).

    Las personas que consideren que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar una reclamación llamando al1-800-338-2382o visitando el sitio web del VICP en: Web Site.

    ¿Dónde puedo obtener más información?

        
  • Consulte a su médico, él puede proporcionarle el folleto informativo de la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC): Llame al1-800-232-4636(1-800-CDC-INFO) o visite el sitio web de los CDC en Web Site.
  • Declaración de la información de la vacuna contra hepatitis B. Los E.E.U.U. Departamento de servicios de salud y humanos/de programa nacional de la inmunización de los centros para el control y prevención de enfermedades. 2/2/2012.

    AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

    Documento actualizado: 15 Marzo 2012.