image for part 3 baby sitter safetyLa supervisión estricta es la mejor manera de prevenir accidentes, pero aún los padres más atentos no pueden evitar todos los accidentes. Implemente estas medidas sencillas para asegurarse de que cada parte de su casa sea segura.

Colocarse a la altura del niño

Puede parecer una tontería, pero ponerse a la altura del niño puede ayudarlo a detectar posibles peligros. Pese algún tiempo observando la casa desde la altura de los ojos de su hijo. Preste atención a todo lo que pueda ser peligroso y que esté a su alcance y encárguese de estas áreas cuando haga que su hogar sea a prueba de niños.

Peligros domésticos frecuentes

Al preparar el hogar para que sea a prueba de niños, tenga presente cuáles son los peligros domésticos más frecuentes. Estos incluyen:

    
  • Agua: incluso 2,5 cm de agua pueden ser peligrosos porque el niño puede ahogarse en esa profundidad.
  • Calor/llamas: los peligros del calor y las llamas pueden provenir de diferentes fuentes, incluidos los artefactos eléctricos.
  • Veneno: las posibles fuentes de veneno en el hogar incluyen medicamentos, productos de limpieza, pintura, etc.
  • Caídas: tenga en cuenta tanto los lugares de los cuales podría caerse su hijo y los objetos que podrían caerse sobre él.
  • Atragantamiento, sofocación y estrangulación: preste especial atención a las áreas de descanso.
  • Hacer que cada área de su hogar sea a prueba de niños

    Estas reglas para que su hogar sea a prueba de niños se aplican a todas las áreas de la casa:

        
  • Mantenga las cuerdas de las persianas y las cortinas fuera del alcance de los niños.
  • Guarde los medicamentos, productos de limpieza, cosméticos y cualquier otra fuente de veneno en gabinetes con candado que estén fuera del alcance de su hijo.
  • Nunca deje a su hijo sin supervisión dentro del agua o cerca de ella.
  • Instale alarmas de incendio en toda la casa. Revíselas todos los meses y reemplace las baterías cada año.
  • Cubra los tomacorriente eléctricos y mantenga los cables eléctricos fuera del alcance de los niños.
  • Amure las bibliotecas, gabinetes de TV y otros muebles pesados.
  • Considere la colocación de cubiertas en los extremos puntiagudos de los muebles, en especial, las mesas ratonas.
  • Abra las ventanas desde la parte superior, si es posible. Si no es posible, instale protectores en las ventanas que solo puedan ser abiertos por un adulto o un niño más grande. No coloque ningún objeto al cual pueda trepar un niño (p. ej., una mesa baja o un sofá) frente a una ventana.
  • Revise los pisos con frecuencia para detectar si hay elementos con los cuales un bebé o niño pequeño pudiera atragantarse.
  • Dormitorios

    Haga del dormitorio de su hijo un lugar seguro donde dormir y jugar. Además de seguir las indicaciones generales anteriores para que el hogar sea a prueba de niños, considere estas recomendaciones para que su hijo esté seguro en su dormitorio:

        
  • En el cambiador:    
  • Nunca deje al niño sin supervisión.
  • Mantenga a mano los productos necesarios para cambiarle el pañal al bebé y sosténgalo con una mano en todo momento.
  • En la cuna:    
  • Consulte al fabricante de la cuna para asegurarse de que no haya sido retirada del mercado por defectos.
  • Use un colchón firme que calce con precisión en la cuna y la sábana ajustable.
  • Mantenga los elementos blandos y esponjosos, como almohadas, mantas y animales de peluche fuera de la cuna. Podrían cubrirle la cara al niño y transformarse en un peligro de sofocación.
  • No deje elementos voluminosos en la cuna que el niño pudiera usar como escalón para treparse.
  • Mantenga las luces de noche lejos de las cortinas y la ropa de cama donde podrían iniciar un incendio. Use una luz de noche que no se caliente demasiado, incluso después de estar encendida toda la noche.
  • Baño

    Tome estas medidas para que su baño sea seguro:

        
  • Instale cintas antideslizantes en el fondo de la bañera para evitar caídas. Coloque una cubierta acolchada sobre el grifo.
  • Cierre la tapa del inodoro cuando no esté en uso. Considere colocar una traba para inodoro a prueba de niños.
  • Ajuste la temperatura de modo que el agua del grifo nunca sea mayor a 120 °F (49 °C).
  • Mantenga los artefactos eléctricos (p. ej., los secadores de cabello) desenchufados y fuera del alcance cuando no estén en uso.
  • Haga instalar interruptores de seguridad por un electricista. Estos disminuyen el riesgo de lesiones eléctricas si un artefacto eléctrico se cae al agua.
  • Cocina

    Es probable que sea mejor mantener a los niños fuera de la cocina, pero tal vez esto no sea posible para muchas familias. Tome estas medidas para mantener la seguridad del niño en la cocina:

        
  • Coloque a los bebés o niños pequeños en una silla alta o corralito mientras estén en la cocina.
  • Instale trabas para niños en cajones y gabinetes que estén al alcance del niño.
  • Mantenga los cuchillos y los utensilios cortantes fuera del alcance.
  • Desenchufe los artefactos eléctricos cuando no los use de modo que su hijo no pueda encenderlos accidentalmente.
  • Coloque los mangos de las ollas hacia la parte posterior de la cocina de modo que el niño no pueda alcanzarlos. Si debe caminar con un recipiente de líquido caliente (p. ej., una olla de sopa), asegúrese de saber dónde se encuentra su hijo para no tropezarse con él.
  • Tenga cerca de la cocina un extintor.
  • Garaje y sótano

    Aun cuando su hijo no pase mucho tiempo en el garaje o el sótano, es importante que estas áreas también estén protegidas a prueba de niños.

        
  • Guarde las herramientas en un lugar seguro que esté fuera del alcance del niño.
  • Si tiene un refrigerador o un freezer que no usa, quítele la puerta para que el niño no pueda quedar atrapado en él.
  • No permita que los niños jueguen en lugares donde puede haber entrada y salida de vehículos.
  • Si la puerta del garaje se abre de manera automática con un control remoto, conserve este control fuera de la vista y el alcance del niño. Sepa dónde está su hijo antes de abrir o cerrar la puerta.
  • Jardín

    Haga de su jardín un lugar seguro para sus hijos protegiendo el espacio exterior:

        
  • Si no tiene una cerca, enséñele a su hijo cuáles son los límites del jardín. Siempre debe haber un adulto supervisando al niño cuando juegue en el exterior.
  • Enséñele a su hijo que nunca debe recoger ni comer nada de una planta.
  • Si usa pesticidas o fertilizantes, no permita que sus hijos jueguen en el jardín durante 48 horas como mínimo después de haberlos aplicado.
  • No use una cortadora de césped eléctrica cuando los niños estén en el jardín. Nunca deje que su hijo se suba en la cortadora de césped con usted.
  • Para hacer que el hogar sea a prueba de niños puede necesitarse una planificación cuidadosa, pero este es un precio pequeño que se debe pagar si desea que su hijo esté seguro. Tómese un tiempo para observar su casa y evaluar las áreas que necesitan protección a prueba de niños. Y recuerde, no hay protección a prueba de niños que pueda reemplazar la necesidad de supervisión de un adulto.