Tal vez haya visto cigarrillos electrónicos en puestos de venta del centro comercial de su ciudad, pero no está seguro de lo que son o cómo funcionarán. A continuación, puede encontrar la información que necesita para decidir si los cigarrillos electrónicos son una buena opción para usted.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías, están disponibles en varios tamaños y formas. Por ejemplo, algunos tienen el aspecto de cigarrillos reales, cigarros o pipas, mientras que otros tienen un diseño más parecido al de un lápiz.

En general, los dispositivos se fabrican con los siguientes elementos:

    
  • Una boquilla
  • Un cartucho sustituible (o recargable): contiene una solución líquida de nicotina (disponible en diferentes intensidades), saborizante, agua y químicos.
  • Un atomizador: transforma la solución líquida en vapor.
  • Una batería recargable: en función del estilo, el extremo del cigarrillo con la batería puede tener una luz LED en la punta para parecerse a la brasa de un cigarrillo real. No obstante, la luz LED no se calienta, por lo tanto, no presenta riesgo de incendio.
  • ¿Cómo funcionan?

    Cuando el usuario inhala de la boquilla, se calienta el líquido, y el atomizador transforma el líquido en vapor. Luego, el usuario inhala este vapor, lo que se percibe como fumar un cigarrillo real. Cuando el usuario exhala, el vapor desaparece rápidamente.

    ¿Cuánto cuestan?

    Dado que hay muchas marcas de cigarrillos electrónicos en el mercado, los precios de los equipos básicos varían. Hay algunos que cuestan cerca de $65, mientras que otros tienen un precio de $150 o más. Por lo general, los equipos básicos incluyen cartuchos descartables, atomizadores, baterías recargables con un adaptador de pared u un cargador USB y un estuche.

    El costo mensual o anual de fumar cigarrillos electrónicos (o inhalar su vapor) también puede variar mucho en función de la frecuencia con que los encienda y la marca que elija. Por ejemplo, un paquete de 10 cartuchos descartables puede costar entre $15 y $30. Si desea buscar una alternativa más económica, puede comprar una botella de solución de nicotina líquida por entre $20 y $30 y recargar los cartuchos usted mismo, pero el proceso para hacerlo puede ser riesgoso, ya que la nicotina tiene altos niveles de toxicidad. Entre otros artículos que necesita para reemplazar el cigarrillo electrónico, se encuentran el atomizador (entre $10 y $30) y la batería (entre $10 y $30).

    Si considera pasar de los cigarrillos tradicionales a la versión electrónica, es aconsejable calcular cuánto gasta habitualmente en cigarrillos. De este modo, puede decidir si los cigarrillos electrónicos son una opción más accesible.

    ¿Cuál es la controversia respecto de los cigarrillos electrónicos?

    Antes de registrarse en todos los sitios que ofrecen cigarrillos electrónicos, recuerde que estos productos aún se están analizando.

    En muchos países se prohibió o se restringió duramente su venta. Algunas personas sostienen que, para aquellos que desean fumar, los cigarrillos electrónicos son una opción más segura, porque es posible que el vapor no contenga algunos de los miles de químicos presentes en el humo del tabaco. Además, aquellos que están cerca de la persona que “inhala vapor” no estarán expuestos al humo del cigarrillo de los fumadores activos. (Sin embargo, estarán expuestos a los químicos que se exhalan en el aire). Los cigarrillos electrónicos también pueden servir de puente para ayudar a quienes deseen dejar el hábito definitivamente. Se cree que, al pitar un cigarrillo electrónico, se reduce el deseo de fumar uno real.

    Pero no todo el mundo está a favor de los cigarrillos electrónicos. Cuando la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) analizó los cigarrillos de dos marcas, encontraron dietilenglicol y otras sustancias cancerígenas en algunas muestras. Este organismo también está interesado en saber si la cantidad de nicotina de los cartuchos es congruente. Por ejemplo, es posible que utilice un cartucho de nicotina en dosis baja, pero, en realidad, reciba una dosis más alta (o viceversa). Si considera los cigarrillos electrónicos como alternativa para dejar el hábito, otros productos sustitutivos de la nicotina, como chicles o parches, proporcionarán un nivel de nicotina más uniforme.

    Además, la exposición al humo de los fumadores activos y a los residuos ambientales del cigarrillo es fuente de preocupación. No todas las sustancias químicas del cigarrillo permanecen en los pulmones. La personas que inhalan vapor, lo exhalan en el aire, donde otras personas pueden aspirar estas sustancias. Las partículas también pueden depositarse en superficies como ropa, muebles y alfombras. Es necesario llevar a cabo estudios para descubrir los efectos de la exposición al humo de los fumadores activos y de los residuos ambientales del cigarrillo sobre las personas y el medioambiente.

    La Organización Mundial de la Salud y otros organismos, como la American Cancer Society (Sociedad Estadounidense de Cáncer), la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) y la American Lung Association (Asociación Estadounidense del Pulmón) destacaron que no se han realizado investigaciones suficientes para hacer ninguna aseveración respecto de la seguridad o la eficacia de este método para ayudar a las personas a dejar de fumar.

    Los cigarrillos electrónicos como alternativa

    Si está considerando dejar el hábito, la mejor opción es programar una consulta con el médico para hablar sobre las estrategias para dejar de fumar, como los productos sustitutivos de la nicotina, los medicamentos recetados, los programas, los grupos de apoyo y otras opciones para dejar el cigarrillo. Si considera utilizar los cigarrillos electrónicos, consúltelo también con el médico. Podrá proporcionarle más información y ayudarlo a tomar una decisión saludable.