PD_Global Business and Currency_52276Sabe que fumar le hace mal. Tal vez, su familia le haya pedido que deje. O, quizás, el médico le haya recomendado abandonar el hábito. Si bien ya lo alentaron a dejar de fumar, aquí presentamos algunos buenos motivos para, finalmente, hacer algo al respecto.

Motivo n.º 1: deseo estar sano.

    
  • Fumar puede ocasionar cáncer de pulmón, esófago, boca y estómago, entre otros. Dejar de fumar puede reducir sus probabilidades de padecer cáncer.
  • Los efectos del cigarrillo involucran a todas las partes del cuerpo y ocasionan condiciones como las siguientes:     
  • Enfermedad cardiaca
  • Apoplejía
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Asma
  • Fracturas de cadera
  • Cataratas
  • Dejar de fumar reducirá el riesgo de contraer estas enfermedades.

    Tal vez piense “bueno, fumo desde hace años. Es muy tarde para que yo lo intente y me convierta en alguien saludable”.

    No es demasiado tarde. Independientemente del tiempo que hace que fuma, si deja de hacerlo, su salud se beneficiará de inmediato:

        
  • La frecuencia cardíaca y la presión arterial volverán a la normalidad. (Los fumadores tienden a tener valores altos.)
  • Unas pocas horas tras haber dejado de fumar, empiezan a disminuir los niveles de monóxido de carbono en la sangre. (el monóxido de carbono es perjudicial porque evita que la sangre transporte oxígeno a las partes del cuerpo.)
  • En unas pocas semanas tras haber dejado de fumar, mejora la circulación sanguínea y no toserá ni resollará con sibilancias. También tendrá menos mucosidad.
  • Varios meses tras haber dejado de fumar, mejora la función pulmonar.
  • También advertirá que mejoran los sentidos del olfato y del gusto. Las comidas saben mejor.
  • Motivo n.º 2: deseo sentirme bien.

        
  • Tendrá más energía y concentración.
  • No sentirá que se queda sin aliento.
  • Sentirá que ejerce más control sobre su vida.
  • Motivo n.º 3: deseo verme bien.

        
  • Si deja de fumar tendrá mejor aroma:     
  • Ropa
  • Cabello
  • Aliento
  •     
  • Tendrá menos arrugas.
  • Tendrá los dientes más blancos.
  • Motivo n.º 4: mejorará la salud de mi familia y de otras personas que me rodean.

    Respirar el humo de los fumadores activos es nocivo. Puede ocasionar cáncer en aquellos que lo inhalan, incluso si no fuman. Este humo también puede derivar en problemas cardíacos y respiratorios y aumentar el riesgo de sufrir resfríos y gripe.

    El humo de los fumadores activos puede hacerle daño a las embarazada:

        
  • Una mujer embarazada puede perder el bebé (aborto espontáneo).
  • El bebé puede nacer con peso bajo o morir de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • El humo de los fumadores activos puede dañar a bebés y niños. Incrementa las probabilidades de que padezcan las siguientes enfermedades:

        
  • Asma
  • Infecciones en el oído
  • Neumonía
  •     
  • Los pone inquietos y de mal humor, y los hace propensos a enfermarse.
  • Los hace más propensos a tener problemas de aprendizaje.
  • Motivo n.º 5: deseo ahorrar dinero.

    ¿Cuánto dinero gasta en cigarrillos? No son económicos. Piense en todo el dinero que podría ahorrar si deja de fumar. En su lugar, puede gastar el dinero en artículos prioritarios, como víveres o gasolina para el automóvil. Tal vez, puede destinar el dinero adicional a darse un gusto, como una cena en su restaurante preferido, ahorrar para los estudios universitarios o hacer una inversión a futuro como una casa o unas vacaciones soñadas.

    Estas son solo algunos motivos para dejar de fumar. Piense en otros y escríbalos. Tenga la lista a mano, quizá, cerca de su paquete de cigarrillos. La próxima vez que sientas deseos de fumar, recordará los buenos motivos para no hacerlo.