Definición

La paratiroidectomía es una cirugía que se practica para extirpar glándulas paratiroideas anómalas. En el cuello hay cuatro glándulas paratiroideas. Estas glándulas producen paratirina, hormona que se utiliza para controlar los niveles de calcio en la sangre.

Glándulas paratiroideas y tiroideas (vista posterior)

si55550931_96472_1

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

La cirugía se practica para extirpar una glándula paratiroidea anómala, o varias. La causa de la anomalía puede ser cáncer u otras razones.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco frecuentes, pero ningún procedimiento está completamente libre de riesgos. Si está planificando someterse a una paratiroidectomía, el médico revisará una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:

    
  • Hemorragia
  • Ronquera
  • Bajos niveles de calcio en la sangre
  • Infección de la herida
  • Reacción a la anestesia
  • Tirantez de la piel: los tejidos y la piel pueden fijarse a la glotis o a la traquea
  • Cicatrices
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Daño nervioso (lo que puede ocasionar problemas como parálisis de las cuerdas vocales)
  • Los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones incluyen:

        
  • Tabaquismo
  • Problemas cardíacos y pulmonares
  • Hable con su médico sobre estos riesgos antes de la cirugía.

    ¿Qué esperar?

    Antes del procedimiento

    Su médico realizará lo siguiente:

        
  • Examen físico y preguntas acerca de sus antecedentes de salud
  • Otros estudios por imágenes (por ejemplo, ecografía)
  • Análisis de sangre
  • Usted debe:

        
  • Conseguir que alguien lo lleve a casa desde el hospital después de la cirugía.
  • Evitar ingerir alimentos o bebidas de 6 a 8 horas antes de la cirugía.
  • Consulte con el médico sobre medicamentos, hierbas y suplementos dietéticos. Se le puede solicitar que deje de tomar algunos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento, tales como:     
  • Aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (p. ej., ibuprofeno , naproxeno )
  • Medicamentos anticoagulantes, como warfarina (Coumadin)
  • Medicamentos antiplaquetarios, como clopidogrel (Plavix)
  • Anestesia

    Se utilizará anestesia general . Bloqueará el dolor Permanecerá dormido durante la cirugía. En algunos casos, es posible que se utilice anestesia local.

    Descripción del procedimiento

    El cirujano realizará una incisión de 2 a 2-½ pulgadas (5-6 centímetros) en el cuello. Tendrá que abrirse paso entre los músculos del cuello y la tiroides para ubicar todas las glándulas. Una vez que localice la glándula anómala, practicará una incisión y la extirpará. Es posible que coloquen un drenaje en el área donde se practicó la cirugía. La incisión se cerrará con puntos de sutura.

    ¿Cuánto durará?

    Entre 20 minutos y varias horas, según la cantidad de glándulas que sea necesario extirpar.

    ¿Cuánto dolerá?

    La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía. Después de la cirugía, es posible que se sienta como si tuviera un resfriado o dolor de garganta . El médico le dará medicamentos para el dolor.

    Hospitalización promedio

    Este procedimiento se realiza en un hospital. Habitualmente, la hospitalización dura uno o dos días. El médico puede indicarle que permanezca internado más tiempo si tiene algún problema.

    Cuidados después de la cirugía

    En el hospital

    El personal del hospital hará lo siguiente:

        
  • Mantenerlo bajo observación en la sala de recuperación
  • Revisar su capacidad para tragar y hablar
  • Mostrarle cómo cambiarse los apósitos y cuidar de la herida
  • Quitarle el drenaje si le colocaron uno durante la cirugía
  • En el hogar

    Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:

        
  • Es posible que le indiquen suplementos de calcio.
  • Revise la herida a diario en busca de signos de infección.
  • Es posible que, durante los primeros días, desee ingerir alimentos semisólidos, como helado o avena. Estos tipos de alimentos son más fáciles de tragar.
  • Asegúrese de seguir las indicaciones del médico.
  • Llame a su médico

    Después de salir del hospital, comuníquese con su médico si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

        
  • Hormigueo o sensación de adormecimiento de las puntas de los dedos de las manos, o en los dedos de los pies, las manos o alrededor de la boca
  • Contracciones o calambres musculares
  • Enrojecimiento, calor, supuración o inflamación alrededor del área donde se practicó la cirugía
  • Dificultad para tragar, hablar o respirar
  • Signos de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias .