viajeLa era de la aviación ha permitido que viajar por el mundo no solo sea más fácil, sino también una experiencia enriquecedora. Si bien es posible que muchos de nosotros permanezcamos dentro de los límites de nuestras fronteras nacionales, muchos viajaremos a lugares exóticos en países con diversos grados de sanidad y normas de higiene. El riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos o el agua mientras estamos de vacaciones, incluso malaria y fiebre amarilla, puede ser una realidad de los viajes. A pesar de estos importantes riesgos para la salud, muchas personas no solicitan consejos médicos antes de viajar. Sin embargo, ya sea que su destino sea Cancún o Calcuta, puede ser valioso visitar un centro de medicina del viajero antes de su partida.

Las siguientes personas deben solicitar consejos médicos antes de viajar al extranjero:

    
  • Lactantes y niños pequeños
  • Personas con afecciones crónicas, como diabetes, enfermedad cardiovascular, enfermedad renal, síndrome de intestino irritable, epilepsia o infección por VIH
  • Pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia
  • Personas que toman medicamentos recetados, incluidos bloqueantes H2 y antiácidos
  • Mujeres embarazadas
  • Si bien estas personas deben tomar precauciones adicionales al viajar, todos aquellos que planifican realizar un viaje internacional deben pensar en solicitar consejos médicos en un centro de medicina del viajero.

    Enfermedades transmitidas por alimentos y agua

    Las enfermedades transmitidas por alimentos y agua, como la diarrea del viajero, son los males más frecuentes que se enfrentan durante los viajes. Los alimentos y el agua contaminados pueden ser fuentes de infecciones por Escherichia coli, disentería bacilar y hepatitis A (todas pueden derivar en deshidratación grave). En general, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan beber solo agua embotellada (asegúrese de verificar en la etiqueta que sea fresca) y evitar alimentos poco cocidos o crudos (especialmente verduras y frutas), productos lácteos, mariscos o alimentos que se han enfriado a temperatura ambiente. Según el país que visite, una clínica de salud para viajeros puede proporcionarle una completa lista de precauciones y recomendaciones de los CDC, junto con los antibióticos y dispositivos de desinfección de agua necesarios.

    Enfermedades infecciosas

    En función de su destino, los riesgos de salud generales pueden fluctuar entre resfriado común y fiebre tifoidea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) cita la malaria como uno de los riesgos más graves para los viajeros internacionales. Esta enfermedad potencialmente mortal, que se transmite a través de la picadura de mosquitos, está presente en más de 100 países, muchos de los cuales son destinos populares, como México, el Caribe, India, Egipto y Sudáfrica. Otra preocupación es la hepatitis A y B, las cuales se pueden prevenir con vacunas. Ambas pueden causar daño hepático.

    Los centros de medicina del viajero pueden brindarle información acerca de los riesgos sanitarios de todo el año en su destino y alertarlo sobre nuevos brotes que pueden surgir antes de su viaje. También le darán las vacunas y los antibióticos recomendados para protegerlo contra enfermedades tropicales y de otro tipo. Las siguientes enfermedades son las principales preocupaciones:

        
  • Hepatitis A o B: México, Centro y Sudamérica, África, el Medio Oriente, Asia, el Caribe, este y sur de Europa
  • Malaria: Asia, África, el Medio Oriente, el Pacífico Sur, México, Europa Oriental, Centroamérica y el Caribe
  • Diarrea del viajero: Latinoamérica, África, Asia y el Medio Oriente
  • Fiebre amarilla: África y Sudamérica
  • Cólera: Sudeste de Asia
  • Tifoidea: Asia, África, Unión Soviética
  • Encefalitis japonesa: Sudeste de Asia
  • Requisitos de vacunación

    Si bien algunos países solo recomiendan que los turistas se vacunen antes de llegar, otros exigen la vacuna como una condición de ingreso y revisarán la historia clínica para verificar que se hayan administrado las vacunas necesarias. En estos países, es posible que a las personas que no se hayan vacunado se les ponga en cuarentena hasta que se vacunen o definitivamente se les deniegue el ingreso. Un centro de medicina del viajero puede determinar los requisitos de vacunación para su destino, administrar las vacunas y brindarle la documentación necesaria, como un Certificado de vacunación internacional y otros expedientes sanitarios de viaje, que se pueden actualizar antes de cada viaje.

    Servicios de un centro de medicina del viajero

    Su destino, duración del viaje, itinerario y antecedentes médicos previos son factores importantes que se deben considerar al solicitar consejos de salud para viajeros. El personal en la mayoría de los centros de medicina del viajero está compuesto por médicos y profesionales de enfermería especializados en enfermedades infecciosas o medicina tropical. Están calificados para desarrollar planes de atención a viajeros personalizados para satisfacer sus necesidades médicas individuales, para administrar vacunas y refuerzos para poliomielitis o sarampión, paperas y rubéola, y recetar antibióticos y otros medicamentos. Es importante realizar una consulta dentro de las cuatro a seis semanas previas a su viaje. Esto le dará suficiente tiempo para comenzar un régimen de vacunación contra la malaria si es necesario, y de vacunarse para reforzar su sistema inmunitario antes de su viaje.

    En general, los servicios que ofrecen la mayoría de los centros de medicina del viajero incluyen:

        
  • Información de los CDC y la OMS acerca de los riesgos sanitarios y recomendaciones en su área de viaje
  • Avisos de viaje del Departamento de Estado de los EE. UU. e información de los consulados
  • Orientación previa al viaje según el destino, duración de la estadía y antecedentes médicos, incluso cómo cuidar condiciones crónicas durante el viaje
  • Un plan individualizado de prevención y tratamiento, incluidas recomendaciones sobre seguridad con los alimentos y el agua y recomendaciones para evitar enfermedades transmitidas por insectos
  • Vacunas contra influenza; hepatitis A y B; fiebre amarilla; fiebre tifoidea; poliomielitis; tétanos/difteria; encefalitis japonesa; sarampión, paperas y rubéola; y rabia
  • Certificados de vacunación requeridos por algunos países antes de ingresar
  • Antibióticos y medicamentos de venta libre para la diarrea o medicamentos con receta para la prevención de la malaria
  • Historia clínica permanente que indique cualquier enfermedad y necesidades médicas actuales
  • Una lista de médicos o clínicas recomendados en el extranjero
  • Información sobre seguro médico para viajeros, que ofrece cobertura accesible para emergencias de salud (también consulte con su proveedor actual)
  • Pruebas para determinar si se adquirió alguna enfermedad en el extranjero
  • Tratamiento de cualquier enfermedad adquirida en otro país
  • Cuidado posterior al viaje

    Otro aspecto esencial de los servicios de las clínicas de salud para viajeros es el cuidado posterior al viaje. Esto es especialmente importante para personas con condiciones críticas y personas que experimenten problemas de salud persistentes a su regreso, incluidos:

        
  • Fiebre (busque atención inmediata si viajó a un área donde prevalece la malaria)
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Ictericia
  • Trato urinario o genitales
  • Trastornos de la piel
  • Muchos hospitales y centros médicos ofrecen servicios de medicina del viajero. En el siguiente sitio podrá encontrar una lista de centros de medicina del viajero en su área: http://http://wwwnc.cdc.gov/travel/.