girl holiding cupcake Su familia acaba de terminar de cenar cuando alguien de la mesa comienza a experimentar una sensación de ardor en el pecho. No es su cónyuge ni la tía Mabel, sino su hijo. La sensación de ardor o acidez estomacal es un síntoma de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

La ERGE se produce cuando el ácido y los alimentos vuelven del estómago al esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago), y puede llegar a causar un daño en el esófago. La ERGE puede provocar problemas crónicos, como regurgitación o afecciones respiratorias.

Si bien los síntomas son similares, no debe confundirse con el reflujo gastroesofágico (RGE). El RGE es común en bebés y niños. En general, desaparece solo, sin tratamiento alguno.

Según un estudio publicado en The American Journal of Gastroenterology , los niños con ERGE también tienen riesgo de padecerla cuando alcancen la edad adulta. Afortunadamente, los investigadores sostienen que detectar y tratar la ERGE durante la niñez también puede producir mejores resultados en el futuro.

¿Cuáles son las causas de la ERGE?

La ERGE se produce por el debilitamiento de un músculo llamado esfínter esofágico inferior (EEI). Cuando una persona traga, el EEI se contrae para evitar que el contenido del estómago vuelva, o regurgite, al esófago. Ciertos alimentos, medicamentos y condiciones pueden relajar el EEI y permitir que el ácido regurgite. También puede ser producto de deficiente tono muscular o directamente la falta de este.

Si su hijo presenta síntomas de ERGE, el médico puede recomendarle que evite:

    
  • Alimentos muy condimentados, ácidos o basados en tomate
  • Alimentos grasosos o fritos
  • Productos cítricos, por ejemplo, jugo de naranja
  • Chocolate
  • Bebidas con cafeína , por ejemplo, sodas, café, té o chocolate caliente
  • Los adolescentes también deberían evitar fumar cigarrillos y beber alcohol, y quienes sufren de ERGE tienen un motivo adicional para no hacerlo. Estos hábitos pueden agravar los síntomas.

    ¿Cuáles son los síntomas?

    Los síntomas de la ERGE en los niños incluyen:

        
  • Molestias abdominales severas
  • Dolor en la parte baja del pecho
  • Acidez estomacal
  • Sensación de regurgitación de alimentos o líquidos en la garganta o la boca
  • Sensación de que el alimento se atoró en la garganta
  • Dificultad o dolor al tragar
  • Ronquera
  • Vómitos
  • Escaso aumento o pérdida de peso
  • Anemia
  • Problemas respiratorios como sibilancia, tos o neumonía
  • La ERGE puede provocar otras complicaciones de salud en los niños, que sobrevienen a lo largo de un período prolongado. Estas incluyen:

        
  • Esofagitis: inflamación del esófago
  • Estenosis esofágica: un estrechamiento del esófago que dificulta tragar.
  • Para ayudar a que su hijo comunique cómo se siente y entender mejor los síntomas, formúlele las siguientes preguntas:

    1. ¿En qué lugar te duele la pancita? (Pídale que señale dónde le duele)
    2. ¿Te duele el pecho?
    3. ¿Te duele cuando comes o bebes?
    4. ¿Sientes un sabor desagradable o ácido en la boca? ¿Tiene gusto a vómito?
    5. ¿A veces se te atora la comida en la garganta?

    ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

    La ERGE generalmente se puede diagnosticar a partir de los síntomas del niño y un examen físico. No suelen requerirse pruebas de diagnóstico adicionales. Una vez hecho el diagnóstico, puede tratarse con cambios en el estilo de vida, medicamentos y, en raras ocasiones, cirugía.

    Cambios en el estilo de vida

    El primer paso es modificar la dieta del niño. Esto puede aliviar los síntomas leves. Evitar los alimentos "disparadores" de la ERGE puede ser el primer paso. Es posible que el médico también le sugiera que le dé a su hijo porciones menos abundantes y que trate de evitar comer dos a tres horas antes de irse a dormir. El médico puede recomendarle, además, que eleve la cabecera de la cama del niño entre 6 y 8 in (15 a 20 cm) o hacer que su hijo duerma sobre el lado izquierdo.

    Medicamentos

    Los medicamentos indicados para tratar la ERGE en niños disminuyen la cantidad de ácido producido en el estómago. Estos incluyen los bloqueadores H2 y los inhibidores de la bomba de protones (IBP).

    Cirugía

    La cirugía, tal como un procedimiento denominado funduplicatura , rara vez se usa para tratar niños con ERGE. Más bien se la reserva para casos graves o cuando los medicamentos y los cambios en el estilo de vida no alivian los síntomas.

    Actúe ahora

    La ERGE puede ser una condición incómoda tanto para usted como para su hijo. Pero hay formas de ayudarlos a ambos. Reconocer y aliviar los síntomas de su hijo puede traer aparejados beneficios futuros a su salud.