Definición

El monitoreo de la frecuencia cardíaca fetal consiste en escuchar la frecuencia cardíaca del bebé.

Motivos para realizar la prueba

El monitoreo se realiza antes del parto para evaluar el bienestar del feto durante el embarazo. También puede usarse durante el trabajo de parto y el parto. Esto le da información al médico sobre cómo está manejando el bebé el estrés del trabajo de parto.

Posibles complicaciones

No existen complicaciones importantes asociadas con el monitoreo externo. El monitoreo interno puede aumentar el riesgo de infección. También pueden presentarse hematomas en el cuero cabelludo del bebé. El monitoreo interno no se recomienda en madres con una infección actual por herpes.

¿Qué esperar?

Antes de la prueba

Mientras se prepara para el nacimiento de su bebé:

    
  • Hable con el médico sobre cómo será el monitoreo fetal (externo o interno) y con qué frecuencia se realizará (continua u ocasionalmente).
  • Coordine con su médico y con su compañero de apoyo en el parto para armar un plan. Este plan la ayudará a pensar en lo siguiente:     
  • Cómo desea que sea el parto
  • Cómo adaptarse si hubiese una complicación durante el trabajo de parto y el parto
  • Descripción de la prueba

    Hay dos tipos de monitoreo fetal:

    Monitoreo fetal externo

    Hay dos formas en que su médico puede controlar el bebé en forma externa:

        
  • El médico coloca gel sobre el abdomen. Se colocan dos cinturones alrededor del abdomen: uno es para controlar los latidos cardíacos del bebé y el otro es para medir la calidad de sus contracciones. La frecuencia cardíaca del bebé se visualiza en una pantalla y se imprime en un papel especial.
  • El médico usa un fetoscopio (similar a un estetoscopio) para escuchar la frecuencia cardiaca del bebé.
  • Monitoreo fetal externo

    DW00002_96472_1

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

  • Monitoreo fetal interno

    El monitoreo fetal interno solo se utiliza durante el trabajo de parto. Únicamente se puede realizar una vez que rompió bolsa y que el cuello uterino haya comenzado a dilatar. El médico introduce un electrodo pequeño por la vagina y lo fija al cuero cabelludo del bebé. El electrodo capta las señales eléctricas de los latidos cardíacos del bebé y las muestra en una pantalla. Este tipo de monitoreo es más preciso que el monitoreo externo. El electrodo no dañará al bebé. Sin embargo, el uso de monitoreo fetal interno debe evitarse en determinadas condiciones maternas y fetales.

    Después de la prueba

    Se quitarán los electrodos o los cinturones.

    ¿Cuánto durará?

    El monitoreo fetal se puede realizar en momentos determinados durante el trabajo de parto y el parto, o continuamente durante el trabajo de parto activo.

    ¿Dolerá?

    No

    Resultados

    La frecuencia cardíaca fetal promedio es de 110 a 160 latidos por minuto. Una frecuencia cardiaca anormal o un patrón anormal pueden indicar que el feto no está recibiendo suficiente oxígeno o que tiene otros problemas. El médico puede modificar el curso del trabajo de parto y del parto según lo que indica la frecuencia cardíaca fetal.

    Llame a su médico

    El procedimiento se completa con el parto. No existen efectos duraderos que el médico deba controlar.