Definición

El linfoma de Hodgkin es un cáncer del sistema linfático. El sistema linfático es una serie de conductos y nódulos que se extienden por todo el cuerpo. Contiene un líquido que ayuda a combatir infecciones y a eliminar los desechos del organismo.

El cáncer comienza en un tipo de célula linfática denominada “linfocito”. Estas células se esparcen por todo el sistema linfático. Finalmente, las células hacen que al organismo le resulte más difícil combatir las infecciones. Se considera una forma de cáncer muy tratable.

El sistema linfático

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Se desconoce la causa exacta. Es probable que se deba a una combinación de factores genéticos y ambientales.

Factores de riesgo

Es más probable que el linfoma de Hodgkin se produzca en hombres y en personas de 15 a 40 años o mayores de 55. Otros factores que pueden aumentar las probabilidades de padecer linfoma de Hodgkin incluyen lo siguiente:

    
  • Antecedentes familiares de linfoma de Hodgkin
  • Antecedentes de infección por el virus de Epstein Barr (el virus que provoca la mononucleosis)
  • Sistema inmunitario debilitado, por ejemplo, por VIH/SIDA
  • Exposición a determinadas sustancias químicas, como el formaldehído
  • Síntomas

    El linfoma de Hodgkin puede provocar lo siguiente:

        
  • Inflamación no dolorosa de los ganglios linfáticos en el cuello, la axila, la ingle o el tórax
  • Fatiga
  • Sudoración nocturna
  • Toser
  • Fiebre sin motivos aparentes
  • Pérdida de peso
  • Comezón
  • Apetito disminuido
  • Estos síntomas pueden deberse a otras condiciones menos graves. Comuníquese con el médico si su hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas.

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de los síntomas y los antecedentes clínicos de su hijo. Además, le realizará un examen físico. El médico examinará los ganglios linfáticos del niño. La mayoría de los ganglios linfáticos inflamados son provocados por infecciones, no cáncer.

    Si la hinchazón persiste, el médico puede indicar análisis de sangre para evaluar el hígado y la sangre. El diagnóstico se confirma mediante la obtención de una muestra de tejido y el examen de esta para detectar la presencia de cáncer o de otras anomalías. Las muestras de tejido se toman mediante biopsias como las siguientes:

        
  • Biopsia de ganglio linfático: se extirpa una porción de ganglio linfático para examinarla con un microscopio.
  • Biopsia de médula ósea: se inserta una aguja en un hueso para tomar una muestra de células de la médula ósea que se examinan con un microscopio.
  • Los estudios de diagnóstico por imágenes se usan para evaluar los ganglios linfáticos y otros tejidos que puedan estar afectados. Estos pueden incluir lo siguiente:

        
  • Tomografía computarizada
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP)
  • Linfografía
  • Tratamiento

    El tratamiento depende del estadio de la enfermedad. El estadio se determina según cuánto se diseminó el cáncer y qué órganos están afectados.

    El equipo de asistencia sanitaria trabajará para elaborar un plan de tratamiento para su hijo. Las opciones de tratamiento pueden incluir lo siguiente:

    Quimioterapia y radioterapia

    La quimioterapia es el uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas. Los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y se desplazan por el cuerpo mientras destruyen la mayoría de las células cancerígenas. Con la radioterapia, la radiación se dirige a un área específica para eliminar las células cancerosas. En muchos casos, se utiliza quimioterapia y radioterapia.

    Cirugía

    No se suele usar cirugía para el linfoma de Hodgkin. Puede ser eficaz si el cáncer está aislado en un único ganglio linfático. Con la cirugía, se extirpa el ganglio linfático afectado.

    Trasplante

    El tratamiento y el cáncer propiamente dicho pueden dañar las células sanguíneas y linfáticas. El trasplante ayuda al organismo a regenerar estas células después del tratamiento. Las opciones de trasplante pueden incluir lo siguiente:

        
  • Trasplante de médula ósea: se extrae médula ósea, se trata y se congela. Se aplican altas dosis de radiación y/o quimioterapia para eliminar las células cancerosas. Después del tratamiento, la médula ósea se vuelve a colocar a través de una vena. La médula ósea trasplantada puede ser la médula de su hijo que se trató para eliminar las células cancerosas o la médula de un donante sano.
  • Trasplante de células madre de sangre periférica: se extraen células madre de la sangre circulante antes del tratamiento con quimioterapia o radioterapia. Una vez finalizado el tratamiento, se devuelven las células madre a la sangre.
  • Prevención

    En la actualidad, no existen indicaciones para prevenir el linfoma de Hodgkin, ya que no se sabe qué lo provoca.