Definición

Un aneurisma es un vaso sanguíneo debilitado en el cerebro que acumula sangre. Esta área dilatada y llena de sangre ejerce presión sobre partes del cerebro y presiona los nervios cercanos. Esto puede causar síntomas o hacer que el vaso sanguíneo se rompa (hemorragia). La detección y el diagnóstico tempranos pueden ayudar a prevenir complicaciones graves o mortales. Muchos aneurismas pasan desapercibidos durante toda la vida y no provocan síntomas.

Aneurisma cerebral

GN00002_brain aneurysm.jpg

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Los aneurismas se forman en áreas donde la arteria está delgada o débil. El adelgazamiento de las paredes de las arterias y los aneurismas resultantes pueden ser provocados por diversos factores. Las causas comunes incluyen:

    
  • Debilidad congénita (presente en el nacimiento) en la pared arterial
  • Hipertensión
  • Infección
  • Traumatismo o lesión cerebral
  • Tumor
  • Formación de placa en las paredes arteriales
  • Factores de riesgo

    Estos factores aumentan el riesgo de manifestar un aneurisma cerebral. Estos factores de riesgo también aumentan la posibilidad de una rotura. Los adultos tienen más probabilidad de manifestar un aneurisma que los niños. Las mujeres tienen un riesgo ligeramente más bajo. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

        
  • Edad avanzada
  • Enfermedades genéticas (circulatorias, del tejido conectivo o renales)
  • Antecedentes familiares de aneurismas
  • Tabaquismo
  • Alto consumo de alcohol
  • Abuso de drogas
  • Hipertensión arterial
  • Tumores
  • Lesión traumática en la cabeza
  • Malformaciones arteriovenosas
  • Síntomas

    Si presenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a un aneurisma cerebral. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

        
  • Dolor detrás de los ojos
  • Entumecimiento, a veces en un lado de la cara o del cuerpo
  • Debilidad en un costado del cuerpo o de la cara
  • Cambios en la vista
  • Párpado caído
  • La mayoría de los aneurismas no provocan síntomas hasta que pierden o se rompen. Un aneurisma que pierde o se rompe puede provocar:

        
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Cuello rígido
  • Pérdida del conocimiento
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

        
  • Estudios por imágenes del cerebro, como tomografía computarizada (radiografías que se visualizan en una computadora) o RMN (ondas magnéticas que se utilizan para visualizar imágenes del cuerpo).
  • Catéter , RMN o angiografía computarizada (examen con colorante de contraste para ver las arterias y las venas).
  • Análisis del líquido cefalorraquídeo
  • Tratamiento

    Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Otras afecciones médicas, los factores del estilo de vida, así como también el tipo, el tamaño y la ubicación del aneurisma, indicarán el tratamiento a seguir. Para un aneurisma conocido que no pierde ni está roto, las opciones de tratamiento incluyen lo siguiente:

    Control

    Su médico puede necesitar controlarlo para ver si el aneurisma se agranda o comienza a perder.

    Medicamentos

    Los medicamentos no se utilizan para reparar un aneurisma. Se pueden utilizar para ayudar a reducir la presión arterial, tratar el dolor o detener los efectos secundarios de los aneurismas, como las convulsiones.

    Embolización endovascular

    Durante este procedimiento, se pasa un catéter hasta el aneurisma. Se utilizan espirales o balones para rellenar el aneurisma y detener la circulación, lo que provoca la coagulación. Es posible que sea necesario hacer esto más de una vez.

    Cirugía

    Las opciones quirúrgicas incluyen ligadura u oclusión microvascular.

        
  • Ligadura microvascular: un neurocirujano corta el flujo sanguíneo al aneurisma.
  • Oclusión microvascular: un neurocirujano hace un pinzamiento de toda la arteria que causa el aneurisma. A veces también se realiza un procedimiento de revascularización (derivación a un nuevo vaso sanguíneo).
  • Prevención

    En muchos casos, no existe un modo conocido para prevenir la formación de un aneurisma. Para ayudar a reducir las posibilidades de manifestar un aneurisma cerebral o que este se rompa, siga los siguientes pasos:

        
  • Controle la presión arterial elevada.
  • Deje de fumar .
  • Evite el uso de drogas recreativas.
  • Hable de esto con su médico:     
  • Los riesgos y los beneficios de los anticonceptivos orales.
  • Si es seguro o no utilizar diariamente aspirina u otros analgésicos que pueden diluir la sangre.