Definición

Una lesión craneal cerrada es un traumatismo en la cabeza que causa un golpe o agitación en el cráneo y el cerebro. Puede ocurrir daño interno en:

    
  • Cráneo
  • Cerebro
  • Vasos sanguíneos
  • Capas entre el cráneo y el cuero cabelludo
  • Este daño puede provocar inflamación o presión en el cerebro. La lesión puede afectar todo el cerebro y el cráneo o solo una región.

    Por lo general, la lesión de cráneo es menor. Sin embargo, puede ser grave y potencialmente mortal. Requiere atención médica.

    Causas

    Las lesiones craneales cerradas son provocadas por un traumatismo en la cabeza. A menudo esto se debe a:

        
  • Accidentes (p. ej., automovilísticos, laborales, deportivos)
  • Caídas
  • Abuso
  • Lesiones craneales

    Imagen informativa de Nucleus

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Factores de riesgo

    Estos factores incrementan su probabilidad de sufrir una lesión craneal cerrada:

        
  • Ser una persona mayor (debido al mayor riesgo de caídas)
  • Ser una persona relativamente joven (mayor riesgo de accidentes automovilísticos)
  • Practicar deportes de alto impacto (especialmente boxeo, básquet, béisbol, fútbol)
  • Sufrir maltrato físico (p. ej., síndrome del bebé sacudido )
  • Lesión previa en la cabeza o conmoción
  • Abuso de alcohol o de drogas
  • Informe al médico si tiene alguno de estos factores de riesgo.

    Síntomas

    Los síntomas pueden aparecer de inmediato, o días o semanas después de la lesión.

    Si experimenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a una lesión craneal cerrada. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

        
  • Síntomas de conmoción:     
  • Confusión, pérdida de la memoria acerca del accidente
  • Dolor de cabeza leve o dolor de cuello
  • Náuseas
  • Problemas para recordar, prestar atención, organizarse, tomar decisiones
  • Lentitud para pensar, actuar, hablar o leer
  • Sentirse fatigado o cansado
  • Cambio del patrón de sueño (p. ej., dormir durante períodos más prolongados, tener problemas para conciliar el sueño)
  • Pérdida de equilibrio, aturdimiento o mareo
  • Mayor sensibilidad a los sonidos, la luz o las distracciones
  • Visión borrosa u ojos que se cansan fácilmente
  • Pérdida del sentido del gusto o del olfato
  • Zumbido en los oídos
  • Sensación de tristeza, ansiedad o apatía, sin motivación
  • Volverse fácilmente irritable o molesto por razones sin importancia o sin razón alguna
  • Síntomas de una fractura de cráneo o lesión cerebral focal:     
  • Filtración de líquido cefalorraquídeo
  • Sangre en los oídos
  • Debilidad o entumecimiento de las extremidades
  • Dolor
  • Inflamación y sensibilidad en el lugar de la lesión
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de la audición
  • Empeoramiento progresivo del conocimiento o del nivel de alerta
  • Asegúrese de saber qué síntomas debe informar a su médico de inmediato. Si se lo evaluó para detectar una lesión craneal cerrada y los síntomas empeoran, busque asistencia médica de inmediato.

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Él le realizará un examen físico. Debe ser remitido a un neurólogo que le realice pruebas especiales.

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Tomografía computarizada (TC) : un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de estructuras internas de la cabeza
  • Resonancia magnética (RM) : un examen que usa ondas magnéticas para obtener imágenes de estructuras internas de la cabeza
  • Análisis de sangre
  • Examen neurológico
  • Pruebas neuropsicológicas
  • EEG (electroencefalograma): una prueba no invasiva que se usa para evaluar la función cerebral
  • Si se le diagnostica una lesión craneal cerrada, siga las instrucciones del médico.

    Tratamiento

    Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. El tratamiento dependerá de:

        
  • Sus síntomas
  • La ubicación y la gravedad de la lesión
  • Las opciones de tratamiento incluyen:

    Control y observación

    En el caso de lesiones menores que provocan pocos síntomas o que son asintomáticas, el médico puede recomendarle que preste atención a los síntomas que aparezcan en los días y las semanas siguientes.

    Si sufre una conmoción, deberá ser controlado por un adulto responsable. Es posible que también deba limitar el uso de fármacos y el consumo de alcohol.

    Pruebas neuropsicológicas

    Puede ser necesario realizar otras pruebas para evaluar las funciones cerebrales. Los resultados pueden ayudar al médico a determinar:

        
  • Cómo se está recuperando
  • Si ya puede retomar las actividades de alto impacto
  • Medicamentos

    Su médico puede recetarle medicamentos para:

        
  • Reducir la presión dentro de la cabeza o la inflamación cerebral
  • Prevenir las convulsiones (en algunos casos)
  • Reducir el dolor
  • Cirugía

    Por lo general, implica la realización de “agujeros de trépano” en el cuero cabelludo y el cráneo, y el drenaje del coágulo. En ocasiones, se extrae una parte del cráneo para aliviar la presión. Este procedimiento se denomina craneotomía.

    Prevención

    Para ayudar a reducir las probabilidades de padecer una lesión craneal cerrada, tome las siguientes medidas:

        
  • No beba alcohol antes de conducir.
  • No tome medicamentos que puedan causar somnolencia, especialmente cuando conduce o utiliza equipos pesados.
  • Obedezca los límites de velocidad y otras leyes de tránsito.
  • En los vehículos, utilice siempre el cinturón de seguridad, arneses para los hombros y sillas de seguridad para los niños. Utilice las sillas de seguridad para niños sólo cuando viaja. No las utilice fuera del vehículo.
  • Obtenga información acerca de las bolsas de aire de su automóvil.
  • Utilizar casco cuando:     
  • Monte en bicicleta o en motocicleta
  • Practique deportes de contacto, como fútbol, fútbol americano o hockey
  • Utilice patines, patinetas y scooters
  • Atrape, batee o corra las bases en el béisbol o sóftbol
  • Monte a caballo
  • Esquíe o patine sobre la nieve
  • Use protectores para la boca y el rostro, almohadillas y otros equipos de seguridad mientras practica deportes.
  • Asegúrese de que la superficie donde juega su hijo sea suave y no tenga rocas, hoyos, y escombros.
  • Reduzca el riesgo de caídas en el hogar para los niños y adultos:     
  • Utilice las barandas cuando suba y baje escaleras.
  • Coloque puertas de seguridad en las escaleras y trabas de seguridad en las ventanas.
  • Utilice barras de agarre en el baño.
  • Coloque alfombras antideslizantes en el baño.
  • Mantenga libre las vías de tránsito para evitar tropiezos.
  • Asegúrese de que las habitaciones y las entradas estén bien iluminadas.
  • Mantenga encerradas con llave las armas de fuego y balas y manténgalas fuera del alcance.