Definición

La disartria es un trastorno del habla que por lo general es ocasionado por una apoplejía. Los músculos de la boca, garganta y sistema respiratorio son afectados. Los músculos podrían estar débiles o mal coordinados. Si usted tiene esta condición, podría tener dificultad para formar palabras.

Boca y Garganta

Mouth Throat

La disartria afecta a los músculos en la boca, garganta y sistema respiratorio.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Esta condición es causada por no poder controlar y coordinar los músculos que usa para hablar. Esto puede ser el resultado de:

    
  • ACV
  • Tumor cerebral
  • Traumatismo cerebral
  • Infección
  • Condiciones que paralizan el rostro o causan debilidad (p. ej., parálisis de Bell )
  • Enfermedad cerebral degenerativa, como:     
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ALS)
  • Esclerosis múltiple
  • Corea de Huntington
  • Enfermedad de Parkinson
  • Consumo de alcohol o drogas (por ejemplo, inhalantes, sedantes, narcóticos)
  • Cirugía de la lengua
  • Debilidad de la lengua (parálisis del nervio hipoglosal)
  • Factores de riesgo

    Estos factores incrementan su probabilidad de desarrollar disartria:

        
  • Estar en alto riesgo de apoplejía
  • Tener una enfermedad cerebral degenerativa
  • Abusar del alcohol o drogas
  • Tener edad avanzada y tener salud deficiente
  • Informe al médico si tiene alguno de estos factores de riesgo.

    Síntomas

    Si usted tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a disartria. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

        
  • Voz que suene:     
  • Arrastrada
  • Ronca, entrecortada
  • Lenta o rápida y hablar entre dientes
  • Suave (como susurros)
  • Forzada
  • De calidad nasal
  • Hablar en tono alto repentinamente
  • Babear
  • Dificultad para masticar y deglutir
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Él le realizará un examen físico, prestando especial atención en su:

        
  • Capacidad para mover los labios, lengua y rostro
  • Producción de flujo de aire para hablar
  • Dependiendo de su condición, los exámenes podrían incluir:

        
  • Imagen de resonancia magnética - un examen que usa ondas magnéticas para tomar imágenes de estructuras internas del cerebro
  • Tomografía computarizada - un tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes de estructuras internas del cerebro
  • Escáner PET - un examen que produce imágenes para mostrar la cantidad de actividad funcional en el cerebro
  • Tomografía computarizada por emisión de único fotón (SPECT) - un examen de imagen que muestra el flujo sanguíneo en el cerebro
  • Tratamiento

    Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

        
  • Tratar la causa de la disartria, como una apoplejía
  • Trabajar con un patólogo en el lenguaje, quien podría enfocarse en:     
  • Hacer ejercicios para relajar el área de la boca y reforzar los músculos para hablar
  • Mejorar la manera en la que usted articula
  • Aprender a hablar más lento
  • Aprender a respirar mejor para que pueda hablar más fuerte
  • Trabajar con miembros de la familia para ayudarles a comunicarse con usted
  • Aprender a usar dispositivos de comunicación
  • Cambiar de medicamentos
  • Prevención

    Para ayudar a reducir su probabilidad de tener disartria, siga estos pasos:

        
  • Reduzca su riesgo de apoplejía:     
  • Haga ejercicio regularmente .
  • Coma más frutas y vegetales . Limite la sal y la grasa en los alimentos.
  • Si usted fuma, deje de hacerlo .
  • Mantenga un peso saludable .
  • Revise su presión sanguínea frecuentemente.
  • Tome una dosis baja de aspirina si su médico le dice que es seguro.
  • Mantenga las condiciones crónicas bajo control.
  • Llame al 911 si usted tiene síntomas de una apoplejía, incluso si los síntomas se detienen.
  • Si usted tiene un problema con el consumo de alcohol o drogas, consiga ayuda.
  • Pregunte a su médico si los medicamentos que está tomando podrían conllevar a disartria.