PD V20 FD001677 Los hornos de microondas no cocinan la comida como otros electrodomésticos. En un horno regular, el aire caliente hace que se caliente la comida y su recipiente, mientras que en un microondas, el aire es fresco. El horno de microondas emite microondas los cuales causan que las moléculas de la comida vibren. La fricción resultante provoca calor. Este calor puede llegar a ser lo suficientemente caliente para eliminar las bacterias de los alimentos. Sin embargo, existen unas cuantas limitaciones.

Estas microondas calientan las moléculas en la parte exterior de la comida, que a su vez pueden calentar aún más comida en su interior, pero generalmente se presentan puntos fríos. Estos puntos fríos son partes de la comida que no están cocidas o calentadas donde las bacterias pueden sobrevivir. Pero, hay algunas cosas que el cocinero puede hacer para preparar la comida con seguridad y de manera deliciosa en un microondas.

Cosas Importantes que Hacer Cuando Cocine en un Microondas

    
  • Prepare la comida.    
  • Corte la comida en piezas uniformes si es posible. Cortarla proporcionará que cada vez más bordes de la comida se expogan a las microondas.
  • Debido a que las áreas externas reciben más calor que las del centro, prepare piezas más espesas en el exterior del plato.
  • Cubra la comida.    
  • Cubra el plato con una tapa, toalla de papel o envoltura de plástico. (Nota: No deje que la envoltura de plástico toque la comida; vea más adelante ). Esto atrapará el vapor. El calor húmedo eliminará las bacterias e incluso ayudará a que la temperatura cubra toda la comida.
  • Gire la comida.    
  • Algunos microondas tienen un plato giratorio en el centro. Si el suyo no lo tiene, detenga el microondas a la mitad del tiempo programado de preparación para girar el plato.
  • Mueva la comida.    
  • Detener el microondas a la mitad del tiempo programado de preparación para mover la comida es la mejor manera para asegurar la eliminación de los puntos fríos y de las bacterias.
  • Deje que se asiente.    
  • Los alimentos continúan cocinándose después de que se apaga el microondas. Esto se debe a la vibración de las células externas de la comida que hacen que penetre el calor a las células internas. Esto es importante para el calentamiento uniforme y eliminación de las bacterias.
  • Estas indicaciones son importantes ya sea si está cocinando comida cruda o recalentando una comida.

    Temperaturas de Seguridad de los Alimentos

    Es importante familiarizarse con el microondas. Diferentes hornos tardarán más tiempo en cocinar la misma comida. Todos los alimentos se deben cocinar de inmediato después de descongelarse. Nunca cocine parcialmente la comida y nunca la almacene para usarla posteriormente.

        
  • Los cortes grandes de carne se deben cortar en pedazos más pequeños si es posible. Si no es así, entonces las carnes se deben cocinar a un 50% de potencia (mediana) para permitir que el calor llegue al centro sin cocer demasiado las áreas externas.
  • Utilice un termómetro para alimentos para verificar que la comida haya alcanzado una temperatura donde las bacterias se hayan destruido. Las temperaturas para cocinar de manera segura son:     
  • Carne roja: 160º F (71ºC)
  • Carne de ave: 180º F (74ºC)
  • Carne de cerdo: 160º F (mediano) , 160º F (bueno) (71ºC)
  • Sobras de comida: 165º F (74ºC)
  • No se recomienda cocinar una carne de ave rellena en un microondas.
  • Es importante recordar que un microondas no es un esterilizador y no se puede utilizar para esterilizar jarras o biberones. También, se necesita ser especialmente cuidadoso cuando caliente fórmula para bebé en un microondas, ya que podría provocar que queme la boca o garganta del bebé. A pesar de que un biberón podría no sentirse tibio al contacto después de haber estado brevemente en el microondas, podría haber puntos calientes dentro de la fórmula.