El riesgo de transmitir una anormalidad cromosómica a su bebé incrementa con la edad de la madre. Sin embargo, ha habido investigación y desarrollo sustanciales en este campo para que la mayoría de las mujeres a finales de sus 30 y 40 años puedan tener un embarazo saludable y un bebé normal y sano.

Si usted tiene más de 35 años y está tratando de concebir, considere las siguientes indicaciones para incrementar sus probabilidades de un embarazo y bebé exitoso y saludable:

    
  • Acuda a un médico antes de tratar de concebir para revisar sus condiciones médicas, medicamentos, y vacunaciones.
  • Tome una vitamina prenatal que contenga 400 microgramos de ácido fólico diariamente antes de quedar embarazada y durante el primer mes de embarazo para ayudar a prevenir defectos del tubo neural.
  • Reciba cuidado prenatal temprano y regular.
  • Consuma una variedad de alimentos nutritivos, incluyendo alimentos que contengan ácido fólico, como cereales para el desayuno fortificados, productos enriquecidos de granos, vegetales verdes frondosos, naranjas y jugo de naranja, y cacahuates.
  • Comience el embarazo en un peso saludable.
  • No fume ni beba alcohol.
  • No use ningún medicamento, incluso medicamentos de venta libre o preparaciones herbales, a menos que se lo recomiende un profesional en el cuidado de la salud que sepa que usted está embarazada.