Definición

La encefalopatía hipóxica isquémica (EHI) es una condición en la que el cerebro no recibe la cantidad suficiente de oxígeno.

La EHI puede ser fatal. Sin oxígeno, las células del cerebro empiezan a morir en un plazo de tan solo cinco minutos. La enfermedad también puede causar daño a largo plazo, como discapacidad intelectual , convulsiones y parálisis cerebral .

Abastecimiento de sangre al cerebro

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Existe una variedad de causas para la HIE. Cualquier lesión y muchas condiciones clínicas pueden causar falta de oxígeno al cerebro. Algunas causas comunes son:

    
  • Insuficiencia respiratoria
  • Vaso sanguíneo bloqueado o dañado
  • Envenenamiento por monóxido de carbono o cianuro
  • Sobredosis de drogas
  • Ahogamiento
  • Falta de oxígeno a causa de inhalación de humo
  • Presión arterial extremadamente baja
  • Estrangulamiento
  • Paro cardiaco
  • Envenenamiento por monóxido de carbono
  • Altitudes elevadas
  • Asfixia
  • Compresión o lesión a la tráquea que reduce o detiene la respiración
  • Complicaciones por anestesia general
  • Enfermedades que causan la parálisis de los órganos y los músculos respiratorios, como la miastenia grave y el síndrome de Guillain-Barre
  • Factores de riesgo

    Cualquier lesión, complicación o condición que reduzca el flujo sanguíneo y la cantidad de oxígeno al cerebro es un factor de riesgo de EHI.

    Síntomas

    Los síntomas incluyen:

        
  • Caso leve:     
  • Dificultad para prestar atención
  • Falta de juicio
  • Falta de coordinación
  • Emociones intensas
  • Somnolencia extrema
  •     
  • Falta severa de oxígeno:     
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento
  • Piel o labios azulados
  • Dificultad para respirar
  • Diagnóstico

    Se le realizará un examen físico. Normalmente, los antecedentes son el factor más importante para realizar un diagnóstico.

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Quizá sea necesario analizar los líquidos corporales. Esto se puede hacer con un análisis de sangre.
  • Es posible que haya que tomar imágenes de las estructuras del cuerpo. Esto puede realizarse por medio de:     
  • Tomografía computarizada (CT)
  • Imagen de resonancia magnética
  • Ecocardiograma
  • Ecografía
  • Es posible que se analicen la actividad cardíaca y cerebral. Esto puede realizarse por medio de:     
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Electroencefalograma (EEG)
  • Examen de potenciales provocados
  • Tratamiento

    El tratamiento depende de la causa subyacente de la condición, así como la severidad del daño al cerebro. Las opciones de tratamiento incluyen:

        
  • Tratamiento de soporte vital: si la función cerebral se detuvo, pero el daño aún no es extenso, se brinda un tratamiento de soporte vital.
  • Ventilación mecánica : es posible que se use este tratamiento si no puede respirar sin asistencia.
  • Tratamientos para el aparato circulatorio: se administran tratamientos para mantener la función cardíaca y controlar la presión arterial.
  • Control de convulsiones: es posible que se administren medicamentos y anestesia general para controlar las convulsiones.
  • Enfriamiento: a menudo, la causa del daño cerebral hipóxico es el calor. Para disminuir la temperatura corporal, se pueden utilizar mantas de enfriamiento u otros medios de enfriamiento.
  • Oxigenoterapia hiperbárica : este tratamiento se usa en casos de intoxicación por monóxido de carbono.
  • Prevención

    En la mayoría de los casos, la EHI aparece de forma repentina y no puede prevenirse. Para prevenir un daño cerebral considerable o a largo plazo después de que se redujo el suministro de oxígeno, se puede aplicar RCP .