Granos como el trigo y la cebada se consumen ordinariamente en su estado maduro; una vez que sus semillas han madurado completamente. Sin embargo, el uso de las formas verdes e inmaduras de estas plantas se ha defendido para fomentar la salud. El jugo de pasto de trigo es uno de estos "alimentos verdes." Se popularizó en la década de 1960 por Ann Wigmore. Ella afirmaba que el uso de jugo de pasto de trigo la había curado de la enfermedad colitis ulcerativa; además, cuando ella se lo dio a sus vecinos, su salud también mejoró. Ella continuó hasta convertirse en una importante figura en el movimiento de salud natural.

Desde el pasto de trigo, una sucesión de "bebidas verdes" se ha vuelto popular para "limpiar al cuerpo" y mejorar la salud en general. El "magma de cebada" y alga azul-verde se encuentran dentro de esta tradición.

¿Para Qué Se Usa el Pasto de Trigo Hoy en Día?

No se cuestiona que el jugo de pasto de trigo sea un alimento nutritivo, que contenga numerosos aminoácidos, vitaminas y minerales. Sin embargo, además de conocidos nutrientes humanos, el pasto de trigo también contiene otras numerosas sustancias que los partidarios afirman que proporcionan beneficio.

Por ejemplo, el pasto de trigo, como todos los productos de plantas frondosas, contiene clorofila, la sustancia usada por las plantas para crear glucosa a partir de dióxido de carbono y energía de luz. La clorofila purificada químicamente se volvió un popular suplemento alimenticio para la salud en la década de 1960, cuando se promovió como una cura para muchas enfermedades. El papel central de la clorofila en el metabolismo de las plantas de alguna manera se creía que sugería beneficio para las personas. Sin embargo, los animales no tienen más que un uso obvio de la clorofila del que las plantas tienen de la hemoglobina (la sustancia vital en los glóbulos rojos). Ciertamente es posible que la clorofila pueda, por accidente químico, ofrecer beneficio para animales, pero no hay evidencia significativa para indicar que en realidad lo haga.

El pasto de trigo también contiene superóxido dismutasa (SOD) , una sustancia usada por el cuerpo como parte de su sistema natural de defensa antioxidante . El superóxido dismutasa se absorbe de manera muy deficiente oralmente, y es poco probable que las personas que consumen jugo de pasto de trigo reciban una cantidad significativa de esta sustancia. Además, el beneficio de los antioxidantes por sí mismos se ha puesto en duda por el fracaso de tales suplementos como vitamina E y betacaroteno para probar ser efectivos cuando se examinaron en enormes estudios doble ciego.

Los partidarios del pasto de trigo también señalan un componente llamado P4D1 como otra fuente de beneficio. Sin embargo, aunque el P4D1 ha mostrado interesantes propiedades en estudios de probeta , no hay evidencia real de que ofrezca algún beneficio.

La única manera científicamente confiable para determinar si un tratamiento médico verdaderamente ofrece beneficios médicos es examinarlo en estudios doble ciego controlados con placebo . Se han reportado dos de tales estudios para el pasto de trigo. Uno encontró beneficio pero estuvo seriamente defectuoso; el otro no logró encontrar beneficio.

El primero de estos estudios doble ciego, controlados con placebo, involucró a 24 personas con colitis ulcerativas y examinó los efectos del jugo de pasto de trigo tomado a una dosis de 100 cc diariamente durante un mes. 1 Según varias medidas de severidad de enfermedades, los participantes que recibieron jugo de pasto de trigo mejoraron más que los que recibieron placebo.

Este estudio es interesante, ya que examina el uso inicial del pasto de trigo popularizado por Ann Wigmore. Sin embargo, el estudio padece dos limitaciones importantes. Una es que es bastante pequeño, limitando la validez estadística de los resultados. La otra es que el jugo de pasto de trigo es extremadamente amargo, y por lo tanto parece poco probable a primera vista que los participantes y médicos no supieran quién está recibiendo el jugo de pasto de trigo y quién está recibiendo placebo. De hecho, cuando los investigadores sondearon a los participantes, una mayoría de quienes recibieron jugo de pasto de trigo estuvieron conscientes de ello. Tal "estado no ciego" invalida sustancialmente un estudio; para saber por qué, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego? .

Otro estudio doble ciego, controlado con placebo evaluó los beneficios potenciales de una crema tópica de pasto de trigo para tratar fascitis plantar (una condición crónica dolorosa de los pies). 2 Sin embargo, no se observó mayor beneficio en el grupo de tratamiento que en el grupo de placebo.

En literatura promocional, el jugo de pasto de trigo también se defiende para otras numerosas condiciones, incluyendo cáncer, artritis, alergias, fatiga, diabetes, etc. Sin embargo, no hay evidencia científica significativa para apoyar estos usos.

Dosis

Una dosis típica de jugo de pasto de trigo es de 100 a 300 ml diariamente.

Temas de Seguridad

Se cree que el jugo de pasto de trigo es seguro. Sin embargo, no se han realizado estudios extensos de seguridad. No se han reportado las dosis máximas seguras en mujeres embarazadas o en lactancia, niños pequeños, o personas con enfermedad hepática o renal severa.