Definición

Agranulocitosis es una condición que resulta de una deficiencia en la médula ósea de una persona para producir una cantidad suficiente de glóbulos blancos, o destrucción incrementada de los glóbulos blancos. En consecuencia, el recuento de glóbulos blancos es bajo. La agranulocitosis adquirida es provocada, principalmente, por ciertos medicamentos o tratamientos. La agranulocitosis congénita es una condición que está presente desde el nacimiento. La agranulocitosis por lo general responde bien al tratamiento, así que contacte a su médico si cree que puede tener esta condición.

White Blood Cells

White Blood Cells

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La agranulocitosis puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo:

    
  • Anomalía genética congénita
  • Tumores, infecciones u otras inflamaciones, o fibrosis de la médula ósea
  • Toxinas, enfermedades autoinmunológicas, infecciones, y otras causas
  • Anemia aplástica
  • Algunos medicamentos o tratamientos     
  • Quimioterapia tratamiento para el cáncer
  • Muchos medicamentos diferentes
  • Factores de Riesgo

    Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de desarrollar agranulocitosis. Si tiene alguno de éstos, dígaselo a su médico:

        
  • Someterse a tratamiento de quimioterapia para cáncer
  • Tomar algunos medicamentos
  • Infección
  • Exposición a algunas toxinas químicas o radiación
  • Enfermedades autoinmunes
  • Agrandamiento del bazo
  • Deficiencia de vitamina B-12 o folato
  • Leucemia o síndromes mielodisplásicos
  • Anemia aplástica u otras enfermedades de la médula ósea
  • Antecedentes familiares de algunas enfermedades genéticas
  • Síntomas

    Si usted experimenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a agranulocitosis. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

        
  • Aparición repentina de fiebre, escalofríos, ictericia , debilidad o dolor de garganta
  • Bacteriana neumonía
  • Úlceras en la boca
  • Encías sangrantes
  • Bajo conteo de glóbulos blancos
  • Infecciones, incluyendo micóticas
  • Diagnóstico

    Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico, y le realizará un examen físico. Exámenes podrían incluir los siguientes:

        
  • Exámenes de sangre para determinar el conteo de glóbulos blancos
  • Se pueden examinar la orina u otros fluidos en busca de agentes infecciosos si la persona tiene fiebre
  • Examen de médula ósea ( biopsia y aspiración)
  • Se pueden necesitar pruebas genéticas en algunas personas
  • Se puede necesitar examinar los anticuerpos al antineutrofil en personas con enfermedades autoinmunológicas
  • Tratamiento

    Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

    Transfusión de leucocitos

    La transfusión de glóbulos blancos para reemplazar el déficit puede ser benéfico en algunas personas.

    Tratamiento Antibiótico

    Se usa para tratar la infección que pueda estar causando la agranulocitosis o siendo el resultado de la misma.

    Factores Estimulantes de Glóbulos Blancos

    Dependiendo de la causa, algunas personas se pueden beneficiar de tratamientos con factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF) o factor estimulante de colonias macrófagas de granulocitos (GM- CSF).

    Retirar el Agente Causante

    Retirar la toxina/medicamento o tratar el trastorno principal.

    Prevención

    Para ayudar a reducir sus probabilidades de contraer agranulocitosis, dé los siguientes pasos:

        
  • Hable con su médico sobre las medidas preventivas cuando reciba terapias reductoras de glóbulos blancos.     
  • Tratamientos estimulantes de glóbulos blancos como G-CSF o GM- CSF
  • Tratamientos para prevenir la pérdida de glóbulos blancos