La familiar calabaza de Halloween es un miembro de la familia de los calabacines, nativa de Norteamérica y Centroamérica. Las semillas de la calabaza se usaban medicinalmente en la medicina americana nativa, principalmente para el tratamiento de problemas de los riñones, vejiga, y problemas digestivos. De 1863 a 1936, la Farmacopea de los Estados Unidos enlistó a las semillas de calabaza como un tratamiento para los parásitos intestinales.

¿Para Qué Se Usa la Semilla de Calabaza Hoy en Día?

El aceite de semilla de calabaza se ha vuelto popular hoy en día como un tratamiento para el agrandamiento de próstata ( hiperplasia prostática benigna , o HPB), y se aprobó para este uso en 1985 por la Comisión E de Alemania. Sin embargo, no hay evidencia significativa de que la semilla de calabaza sea útil para esta condición. Sólo estudios doble ciego , controlados con placebo pueden probar que un tratamiento es efectivo, y no se ha reportado ninguno para el aceite de semilla de calabaza solo. (Para obtener información sobre por qué es esencial este tipo de estudio, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego? ) Sin embargo, dos de tales estudios evaluaron un producto de combinación que contenía aceite de semilla de calabaza y la hierba palma enana americana . 1,2

Estos estudios sí sugirieron beneficio con el producto de combinación, pero debido a que se cree que la palma enana americana es efectiva para la HPB, no está claro si el aceite de semilla de calabaza hizo alguna contribución adicional.

El único estudio reportado sobre el aceite de semilla de calabaza solo no tuvo un grupo de placebo , y por esta razón sus resultados prueban poco. 3 (La HPB es una condición que responde en gran medida al poder de la sugestión, se pudo haber asumido incluso antes de realizar este estudio que las personas que recibieran aceite de semilla de calabaza podrían mostrar mejoría.)

En investigación altamente preliminar, la semilla de calabaza o su componente curcurbitina ha mostrado actividad en contra de parásitos intestinales. 4,7

Sin embargo, estos estudios sólo se pueden considerar como investigaciones altamente preliminares de un uso tradicional; no fueron diseñados de tal manera que pudieran probar efectividad.

Dos estudios realizados en Tailandia insinúan que los bocadillos de semilla de calabaza podrían ayudar a prevenir los cálculos renales entre niños en alto riesgo de desarrollarlos. 8,9 Sin embargo, esta investigación sólo observó cambios químicos en la orina que sugerían un posible efecto preventivo, no una reducción real de los cálculos. Además, el diseño de los estudios no alcanzó los estándares modernos.

Dosis

En estudios, la dosis de aceite de semilla de calabaza usada para el tratamiento de HPB fue de 160 mg tres veces diariamente. Para la prevención de cálculos renales, la dosis probada de bocadillos de semilla de calabaza fue de 5 a 10 gramos por día.

Temas de Seguridad

Como un alimento ampliamente consumido, se presume que las semillas de calabaza son seguras (¡aunque han habido casos en los que semillas que no son completamente masticadas se atascan en el esófago!). Todavía no se conocen o sospechan riesgos de seguridad con el aceite de semilla de calabaza.