Definición

El trastorno facticio es una enfermedad mental en la que una persona inventa una enfermedad o lesión. El Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-IV) identifica cuatro tipos de trastornos facticios:

    
  • Trastorno facticio con síntomas mayormente psicológicos: por ejemplo, la persona actúa como si tuviera esquizofrenia .
  • Trastorno facticio con síntomas mayormente físicos: por ejemplo, la persona actúa como si tuviera dolor de pecho o dolor abdominal. El término "síndrome de Munchausen" a veces se utiliza para hacer referencia a este tipo de trastorno.
  • Trastorno facticio con síntomas psicológicos y físicos
  • Trastorno facticio no especificado: el trastorno facticio por poderes (o síndrome de Munchausen por poderes ) pertenece a esta categoría. Ocurre cuando un padre usa a su hijo para obtener atención médica innecesaria para el niño.
  • Un trastorno facticio puede confundirse con otro tipo de trastorno mental llamado trastorno somatoforme . Si una persona tiene un trastorno somatoforme, entonces no simula estar enferma. La persona realmente cree que tiene algún problema físico. aunque los síntomas se deben realmente a problemas psicológicos. La hipocondría es un ejemplo de un trastorno somatoforme. Una persona que tiene hipocondría teme que un síntoma físico menor, real o imaginario, sea signo de una enfermedad grave.

    Un trastorno somatoforme también es diferente a hacerse el enfermo . Esto ocurre cuando una persona simula estar enferma para obtener algún tipo de beneficio evidente, como dinero, alimentos o refugio.

    Recibir tratamiento médico

    Médico - camilla - paciente

    Las personas con trastorno facticio buscan tratamiento médico innecesario.

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Causas

    Se desconoce la causa exacta del trastorno facticio. Sin embargo, puede ser una mezcla de factores biológicos y psicológicos. Algunas posibles causas pueden incluir:

        
  • Tener enfermedades frecuentes desde niño
  • Ser abusado o rechazado por un padre
  • Identificarse con alguien que tuvo una enfermedad
  • Factores de riesgo

    Estos factores de riesgo aumentan la probabilidad de un trastorno facticio:

        
  • Tener un trastorno de personalidad (p. ej., sociopatía o trastorno límite de la personalidad )
  • Tener problemas graves durante la infancia (p. ej., problemas psiquiátricos)
  • Estar hospitalizado o institucionalizado
  • Tener un sentido deficiente de la identidad
  • Tener capacidades deficientes para lidiar con la enfermedad
  • Trabajar en el campo de la asistencia sanitaria
  • Edad: jóvenes o adultos de mediana edad
  • Síntomas

    Los síntomas pueden incluir:

        
  • Antecedentes médicos extensos y conflictivos
  • Síntomas poco específicos que no pueden controlarse
  • Una enfermedad que regresa después de haberla controlado
  • Gran conocimiento de hospitales y términos médicos
  • Múltiples cicatrices quirúrgicas
  • Nuevos síntomas que aparecen después de que los resultados de los análisis son negativos
  • Antecedentes médicos en muchos hospitales, clínicas y consultorios médicos
  • Bloqueo del contacto entre médicos anteriores y actuales, y entre médicos e integrantes de la familia
  • Síntomas que aparecen solo cuando el paciente no está siendo observado
  • Demanda de análisis médicos o procedimientos
  • Ansiedad por realizarse análisis médicos o procedimientos
  • Síntomas de la enfermedad autoinfligidos o artificiales
  • Diagnóstico

    Es difícil para un médico diagnosticar un trastorno facticio. Las personas que tienen este trastorno se vuelven muy hábiles para simular la enfermedad. El médico también debe descartar cualquier condición física real que la persona pudiera tener.

    Si el médico determina que no existe una causa física para los síntomas, puede derivar a la persona a un experto en salud mental. Este experto puede descartar otras condiciones psicológicas, como el trastorno somatoforme y hacerse el enfermo. La persona puede volverse hostil y no querer trabajar con un psicólogo. Sin embargo, hay estrategias que puede usar el médico para actuar de manera que se brinde más apoyo y ayuda. Se puede alentar al paciente a que busque tratamiento de salud mental.

    Tratamiento

    El trastorno facticio es difícil de tratar. Es posible que la persona se resista a recibir ayuda. En algunos casos, sin embargo, la persona puede acordar trabajar con un experto en salud mental. La psicoterapia o la terapia de conducta pueden ser útiles. Si la persona tiene otras condiciones, como depresión , ansiedad u otros problemas de salud mental, estos también pueden tratarse.

    Prevención

    No se conoce ninguna manera de prevenir este trastorno.