image Tal vez no exista una ley de la salud más importante que the Health Insurance Portability and Accountability Act (HIPAA) de 1996. También existen unas cuantas leyes más complicadas, pero este artículo lo introducirá a sus componentes claves.

En respuesta a la cantidad creciente de información de la salud vía electrónica, se promulgó la HIPAA en un esfuerzo para:

  1. Establecer estándares nacionales para las transacciones de información de la salud vía electrónica
  2. Asegurar la privacidad de la información de la salud

También HIPAA le otorga el derecho básico de adquirir un seguro médico y cambiar de planes.

Y aunque fue diseñada en parte para simplificar asuntos, los médicos continúan luchando para entender y reunir los requerimientos de la ley. Ésta le otorga (como un consumidor del cuidado de la salud) toda la razón para entender lo que HIPAA significa básicamente para su cuidado de la salud. De esa manera, puede tener la confianza de que su información se está manejando apropiadamente y tomar medidas si no es así.

La Regla de Privacidad de HIPAA

Quizá HIPAA se conoce mejor por su Regla de Privacidad, la cual tomó efecto en abril de 2003. El intento de la Ley de Privacidad es proporcionar a las personas más control individual sobre la compartición de su información médica personal, mientras que al mismo tiempo le facilita más a ellos tener acceso a los detalles sobre su propia salud y cuidado de la salud.

Protegiendo Su Información de Otras Personas

De acuerdo con la Regla de Privacidad, médicos deben esforzarse para no revelar su información médica a los patrones u otras personas que no estén autorizados para verla. Por ejemplo, no podrían pasar información a compañías que están pensando en contratarlo o a quienes quieran venderle sus más recientes curas o dispositivos. Además, no podrían compartir información sobre las consultas de salud mental.

Tales regulaciones dificultan un poco más a los miembros de la familia y cuidadores el conseguir información sobre su salud, a menos que usted les otorgue el permiso explícito, generalmente por escrito. Los críticos dicen que las regulaciones también podrían hacer menos común para los médicos discutir la salud de sus pacientes con ellos, debido a la ansiedad sobre infringir los derechos privados. Por ejemplo, mientras que una vez los doctores estaban dispuestos a discutir el trabajo de laboratorio por teléfono, ahora lo más probable es que usted obtenga los reportes por correo que estén claramente marcados como "personal y confidencial." Además, los consultorios de los doctores podrían pedir una identificación a cualquiera que lo asista con el cuidado de su salud antes de hablar con ellos.

Sin embargo, existen casos cuando la información se puede compartir legalmente. Aquellas personas que están autorizadas para tener acceso a su información médica incluyen:

    
  • Doctores, hospitales y compañías aseguradoras para propósitos de facturación y pagos
  • Cualquier persona dentro o fuera de su familia quien usted designe a que lo ayude con su cuidado de la salud, incluyendo el pago de las cuentas
  • Reguladores de seguridad que examinen el cuidado en residencias para personas de la tercera edad
  • Autoridades de salud pública bajo algunas circunstancias, tales como si estuvieran estudiando el brote de una enfermedad en su área y quisieran saber cuántos casos existieron y los factores que podrían estar afectando su propagación
  • Policía cuando se comete un crimen
  • Otorgándole un Mayor Acceso a Su Propia Información

    Además de mantener su información sobre su salud fuera de los límites de los ojos entrometidos, también la Regla de Privacidad le otorga un mayor acceso a esta información. Mientras que en una época con frecuencia era difícil acceder a su propias registros y archivos médicos, ahora tiene el derecho de saber cualquier cosa que se refiera a su salud. Bajo el estatuto de la HIPAA, usted está legalmente autorizado a

    1. Recibir una copia de su registro médico si lo solicita
    2. Hacer correcciones en el expediente oficial

    Además, está autorizado a información acerca de a quién se le dan sus registros, y por qué

    También tiene el derecho de presentar una queja con su médico o con the Federal Office of Civil Rights, si cree que se le ha dado mal uso a su información de alguna manera. Llame a la oficina regional de Civil Rights más cercana para obtener más información. Se le pedirá proporcionar las especificaciones de lo que pasó y el motivo de su queja.

    Adquiriendo o Cambiando los Planes de Salud

    Antes de la Regla de Privacidad, la HIPAA originalmente hizo posible que prácticamente todas las personas adquieran un seguro médico en primer lugar cuando cambian de trabajo o por otros motivos. Las regulaciones proveen que:

        
  • Se le debe permitir adquirir un plan de cuidado de salud sin importar que enfermedad padezca usted o los miembros de su familia.
  • Si por cualquier motivo pierde su plan de cuidado de la salud, podría inscribirse en otro plan incluso si no permite inscripciones tardías, siempre y cuando aplique en un lapso de 30 días de haber perdido su plan anterior.
  • Tiene el derecho al cuidado de la salud individual ya sea que trabaje o sea desempleado. Sin embargo, cuando esté desempleado, el seguro podría ser muy costoso, especialmente si usted:     
  • No reúne los requisitos para el plan de tarifa reducido llamado COBRA, que se ofrece a personas que pierden sus trabajos durante un periodo de hasta 18 meses después de que se acabe su plan anterior pagado por el patrón.
  • No fue cubierto por otro plan de grupo en el lapso de 63 días después de solicitar uno nuevo.
  • No pagó todas sus cuentas bajo su cobertura previa.
  • No reúne los requisitos para otros planes tales como Medicare o Medicaid.
  • Al cambiar de aseguradoras, las nuevas aseguradoras podrían no imponer límites en condiciones preexistentes (enfermedades que padeció antes de que comiencen a cubrirlo) siempre que usted fuera cubierto por algún otro plan en el lapso de 63 días después de unirse al nuevo plan. Si no tenía seguro durante más de 63 días, podría no garantizarse la cobertura de las condiciones preexistentes, dependiendo de la cantidad de tiempo que fue cubierto anteriormente. En cualquier caso, las aseguradoras no pueden excluir la cobertura de esas condiciones después de que haya estado con ellas durante un año.
  • En algunos estados, estas reglas podrían ser más indulgentes. Pero, el punto clave que hay que recordar es que si alguna vez está a punto de perder su seguro médico o se encuentra sin cobertura por prácticamente cualquier motivo, actúe rápidamente para asegurarse de que pueda obtener la cobertura en alguna otra parte. Para más información, póngase en contacto con su departamento estatal de seguros.

    ¿En Cuáles Organizaciones Aplica la HIPAA?

    Los mandatos de la HIPAA aplican justamente para casi cualquier persona que tenga que ver con su cuidado de la salud, incluyendo:

        
  • Doctores, dentistas
  • Hospitales, clínicas, residencias para las personas de la tercera edad
  • Proveedores de medicamentos y equipo médico
  • Compañías de cuentas médicas de terceros y cámaras de compensación
  • Aseguradoras del cuidado de la salud, planes grupales del cuidado de la salud, HMO, Medicare, Medicaid y otros programas de cuidado de la salud patrocinados por el gobierno