La hierba lobelia se usaba originalmente por los americanos nativos en la región de Nueva Inglaterra. Subsecuentemente se popularizó por Samuel Thomson, el fundador de una forma ideosincrática de medicina llamada Thomsonianismo. La popularidad duradera de la lobelia es uno de los legados de este entusiasmo del siglo XIX. ( Sello de oro es otra hierba popularizada por Thomson.) Los nombres tradicionales de la hierba capturan sus usos tradicionales: tabaco silvestre, hierba para el asma, raíz de mordaza y hierba para el vómito. La lobelia seca sabe y huele un tanto similar al tabaco, y por esta razón se vendía como sustituto para el tabaco. La lobelia también se usaba para tratar el asma y estimular el vómito.

Los Thomsonianos adicionalmente afirmaban que la lobelia podía relajar los músculos y nervios. Sobre esta base, la usaban para la ansiedad, epilepsia, cálculos renales, insomnio, calambres menstruales, espasmos musculares, colon espástico, y tétanos.

¿Para Qué se Usa Hoy en Día la Lobelia?

El principal ingrediente activo de la lobelia es una sustancia llamada lobelina. Se declara ampliamente que la lobelina es químicamente similar a la nicotina, y sobre esta base se ha vendido como un tratamiento para dejar de fumar . Sin embargo, esta creencia parece ser un tipo de leyenda urbana; la lobelina en realidad no es químicamente similar a la nicotina. 1

De manera interesante, los químicos que investigan el mito lobelina-nicotina encontraron que la lobelina puede disminuir algunos efectos de la nicotina en el cuerpo, específicamente la liberación inducida por la nicotina de la sustancia dopamina. Dado que la dopamina se cree que desempeña una función importante en la adicción a las drogas, estos hallazgos se pueden tomar como una insinuación de que la lobelina puede ser útil para tratar la adicción a las drogas . Se han encontrado beneficios potenciales para la adicción a las anfetaminas. 1,2,3

La dopamina también desempeña una función en la adicción al cigarro. Por esta razón, a pesar de que la lobelina carece de semejanza con la nicotina, al menos es posible que la lobelia pueda ser útil para las personas que desean dejar de fumar. Desafortunadamente, a pesar de su venta generalizada para este propósito, nunca ha habido alguna evidencia significativa de que funcione. 4

Otros usos propuestos de la lobelia también carecen de evidencia de apoyo. Por ejemplo, aunque estudios en caballos han encontrado que la lobelina inyectada causa que los animales respiren más profundamente, 5 un hallazgo como éste está muy lejos de las afirmaciones generalizadas de que la lobelia es útil para el asma . De manera similar, estudios en animales insinúan que la lobelina puede fomentar la memoria6 y reducir el dolor, 7 y además, que el palmitato beta-amirin, otro componente de la lobelia, puede tener propiedades antidepresivas y sedantes. 8-10

Sin embargo, aún no han habido estudios en humanos acerca de estos beneficios potenciales de la hierba.

Dosis

Generalmente la lobelia se vende en la forma de infusión de vinagre. La dosis típica de esta infusión es de 20 a 60 gotas tomadas tres veces al día.

Temas de Seguridad

Se declara ampliamente que la lobelia es una peligrosa hierba tóxica. Sin embargo, el herbolario Paul Bergner emprendió una revisión de literatura publicada y descubrió que cada autor que describía a la lobelia como tóxica simplemente estaba citando a otro autor, en un tipo de juego de teléfono que duró casi 200 años. 11 La referencia original publicada sobre la cual reporta esta secuencia de rumores parece estar basada en una nota en el American New Dispensatory de 1810, en la que se cita a un "médico eminente" por declarar que si una persona consume lobelia y no vomita, seguirá la muerte. El origen primordial de esta afirmación parecen haber sido las declaraciones hechas por el proceso en un ensayo ampliamente promocionado de Samuel Thomson en el cual él fue acusado de cometer asesinato mediante el uso de lobelia.

De hecho, no hay casos reportados de muerte causada por Lobelia inflata en animales o humanos. Considerando qué tan ampliamente se usaba la lobelia bajo los Thomsonianos y subsecuentemente, la preocupación de que confiablemente causa la muerte, parece ser una sobreestimación significativa. La lobelia puede presentar riesgos para la salud, pero si lo hace, no se han documentado.

Los efectos secundarios a corto plazo asociados con la lobelia que se han reportado incluyen dolor estomacal, acidez, náusea, vómito y mareos. 12,13 La lobelina también parece desencadenar la tos y una sensación de asfixia, por razones que no están claras. 14,16

El hecho de que la lobelina restringe la liberación de dopamina sugiere al menos una posibilidad de que la lobelia puede empeorar los síntomas de mal de Parkinson (en el que los niveles de dopamina son bajos) y posiblemente interferir con la acción de medicamentos usados para la esquizofrenia o trastorno de déficit de atención (que también actúa sobre la dopamina). Sin embargo, estas preocupaciones son meramente teóricas en este momento.

No se ha establecido la seguridad en niños pequeños, mujeres embarazadas o en lactancia, o en personas con enfermedad hepática o renal severa.