Los fructo-oligosacáridos (FOS) son almidones que el cuerpo humano no puede digerir completamente. La inulina y los galacto-oligosacáridos (GOS) son sustancias similares también discutidas en este artículo.

Cuando una persona consume FOS, las porciones no digeridas proporcionan alimentación para las bacterias en el tracto digestivo. Las bacterias "amigables" ( probióticos ) pueden responder particularmente bien a esta alimentación. Dado que los FOS alimentan a los probióticos, algunas veces se les llama "pre-biótico."

Con frecuencia se proporcionan dosis bajas de FOS junto con suplementos probióticos para ayudar a su crecimiento. Dosis altas de FOS (y sustancias relacionadas) se han defendido para una variedad de condiciones de salud. Sin embargo, actualmente, la evidencia científica disponible de beneficio permanece más negativa que positiva.

Requerimientos/Fuentes

No hay requerimientos diarios para los FOS. Los FOS y sustancias relacionadas se encuentran en los espárragos, tupinambos, puerros, cebollas y habas de soya, entre otros alimentos.

Dosis Terapéuticas

Cuando se toman simplemente para fomentar las bacterias saludables, con frecuencia los FOS se toman en una dosis de 4 a 6 gramos al día. Cuando se usan para propósitos terapéuticos, la dosis típica de FOS es de 10 a 20 gramos al día, divididos en tres dosis y tomados con los alimentos. Los efectos secundarios son comunes en una ingesta diaria de 15 gramos o más (vea Temas de Seguridad ).

Usos Terapéuticos

Estudios en animales insinúan que los FOS, GOS y la inulina pueden mejorar significativamente el perfil de colesterol ; sin embargo, resultados de estudios en humanos han sido inconsistentes en el mejor de los casos. 1-7

Como máximo, parece que los FOS pueden mejorar los perfiles de colesterol en un 5%, una cantidad demasiado pequeña como para hacer una diferencia en la mayoría de las circunstancias. Estos resultados relativamente pobres se pueden deber al hecho de que los humanos no pueden tolerar mucho dosis de FOS por encima de 15 gramos al día sin desarrollar efectos secundarios gastrointestinales.

Los FOS también se han sugerido para prevenir la diarrea del viajero . Sin embargo, en un estudio grande doble ciego (244 participantes), los FOS en dosis de 10 gramos al día, una vez más ofrecieron beneficios mínimos. 8Los probióticos por sí mismos pueden ser una mejor apuesta.

De acuerdo con la mayoría de los estudios, los FOS en 10 a 20 gramos al día no mejoraron el control de azúcar sanguínea en personas con diabetes tipo 2. 9,10

Los FOS se han defendido como un tratamiento para el síndrome del intestino irritable . Sin embargo, en un estudio doble ciego de 12 semanas controlado por placebo en 98 personas, el tratamiento a una dosis de 20 gramos al día empeoró ligeramente los síntomas al principio, después no produjo efecto. 11

Estudios pequeños doble ciego encontraron que los FOS en una dosis de 10 gramos al día pueden mejorar la absorción de magnesio en mujeres postmenopáusicas. 12 Permanece poco claro si esto es benéfico, dado que no se cree que la deficiencia de magnesio sea un problema generalizado. Los FOS también pueden incrementar ligeramente la absorción de cobre , pero no parecen afectar la absorción de calcio , zinc o selenio . 13,14

Temas de Seguridad

Los FOS parecen ser generalmente seguros. Sin embargo, pueden causar distensión, flatulencia y malestar intestinal en dosis de 15 gramos o más al día. 6,7 Las personas con intolerancia a la lactosa pueden padecer particularmente de estos efectos secundarios. 15