Definición

Isquemia, el sustantivo de isquémica, significa estado bajo en oxígeno debido al flujo inadecuado de sangre. Intestinal se refiere al intestino delgado y al intestino grueso.

La enfermedad intestinal isquémica ocurre como consecuencia del flujo inadecuado de sangre oxigenada a los intestinos. El grado de la enfermedad intestinal isquémica puede variar de leve a grave según el tipo de daño ocasionado por falta de sangre oxigenada. Ésta es una enfermedad potencialmente seria y requiere cuidado por parte de su médico. Mientras más rápido reciba tratamiento, más favorable será el resultado. Consulte con el médico si cree que puede presentar la enfermedad intestinal isquémica.

Los Intestinos

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La enfermedad intestinal isquémica se produce cuando una arteria que suministra sangre se bloquea o se estrecha (estenosis). Existen varias causas posibles de enfermedad intestinal isquémica, incluyendo:

    
  • Bloqueo en las arterias debido a un tumor o coágulo sanguíneo
  • Estenosis de las arterias que suministran sangre al intestino a causa de aterosclerosis
  • Obstrucción en el colon (intestino grueso)
  • Factores de riesgo

    Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de desarrollar enfermedad intestinal isquémica:

        
  • Edad avanzada
  • Shock inducido por condiciones como una infección en el torrente sanguíneo y pérdida de sangre
  • Ataque cardíaco reciente
  • Latidos cardiacos anormales sostenidos
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Enfermedad vascular periférica
  • Cirugía de derivación de las arterias coronarias u otras cirugías vasculares
  • Cáncer del colon
  • Algunos medicamentos que causan que las arterias se estrechen
  • Diabetes
  • Hemodiálisis
  • Enfermedad drepanocítica
  • Deshidratación
  • En el embarazo
  • Síntomas

    Si sufre cualquiera de estos síntomas, no considere que se deban a la enfermedad intestinal isquémica. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si tiene los siguientes síntomas, consulte a su médico.

        
  • Calambres y dolor abdominal
  • Heces fecales con sangre
  • Urgencia frecuente por defecar
  • Diarrea
  • Náuseas o vómitos
  • Distensión abdominal
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Si se sospecha de enfermedad intestinal isquémica, muy probablemente será canalizado con un especialista para evaluación y tratamiento posterior.

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Radiografías simples del abdomen
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética del abdomen
  • Colonoscopia : procedimiento mediante el cual se inserta un tubo largo y flexible por el recto para inspeccionar el colon y el recto.
  • Angiografía : examen radiológico utilizado para visualizar las arterias que suministran sangre al intestino
  • Tratamiento

    Las opciones de tratamiento dependen de la gravedad de la isquemia e incluyen las siguientes:

    Cuidados de apoyo

    En casos leves se administran líquidos intravenosos y descanso de los intestinos sin daño avanzado importante a los mismos.

    Antibióticos

    Los antibióticos se administran para minimizar la infección, lo cual puede complicar rápidamente un intestino isquémico.

    Cirugía

    En casos más graves, se requiere de cirugía para retirar el colon isquémico.

    Prevención

    Para ayudar a reducir sus probabilidades de desarrollar enfermedad intestinal isquémica, siga los siguientes pasos:

        
  • Manténgase bien hidratado
  • Reduzca su riesgo de enfermedad cardiovascular al hacer ejercicio regularmente y al consumir una dieta balanceada baja en grasas y calorías
  • Consuma abundantes frutas y verduras frescas y fibra, lo cual puede reducir el riesgo de cáncer de colon