Definición

La sangre en la orina también se llama hematuria. Normalmente, la orina no contiene nada de sangre.

Existen dos tipos de hematuria:

    
  • Hematuria microscópica: la orina contiene una cantidad muy pequeña de sangre, que no es visible a simple vista.
  • Hematuria macroscópica: la orina cambia visiblemente de color por la sangre, y se ve roja o de color té.
  • Causas

    En algunos casos, la causa de la hematuria nunca se descubre. La lista de causas conocidas es larga. Algunas de las causas más comunes incluyen:

        
  • Lesiones en el abdomen, la pelvis u órganos internos de las vías urinarias
  • Ejercicio vigoroso (que se soluciona con descanso)
  • Infección de las vías urinarias o infecciones renales
  • Cáncer de próstata , riñón o vejiga
  • Enfermedad renal
  • Cálculos renales
  • Trastornos de sangrado (p. ej., hemofilia )
  • Determinadas enfermedades congénitas (p. ej., riñones poliquísticos )
  • Radiación de la pelvis (para el tratamiento del cáncer)
  • Algunos medicamentos
  • Factores de riesgo

    Los factores de riesgo incluyen:

        
  • Tabaquismo
  • Medicamentos (p. ej., determinados antibióticos y analgésicos)
  • Infección reciente del tracto respiratorio superior
  • Antecedentes familiares de problemas renales
  • Los Cálculos Renales Pueden Causar Hematuria Microscópica

    si1991_96472_1

    © 2011 Nucleus Medical Media, Inc.

    Síntomas

    En algunos casos, es posible que no haya síntomas adicionales.

    Sin embargo, si tiene una afección subyacente, es posible que tenga otros síntomas. Por ejemplo, los cálculos renales pueden causar la presencia de sangre en la orina, junto con dolor lumbar, en el abdomen o la ingle.

    ¿Cuándo debo llamar al médico?

    Llame al médico si advierte la presencia de sangre en la orina.

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Usted puede ser canalizado a un médico que se especialice en enfermedades renales (nefrólogo) o en el sistema urinario (urólogo).

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Análisis de orina: pruebas para confirmar la presencia de sangre y detectar proteínas, bacterias o células cancerosas en la orina
  • Análisis de sangre: pruebas para verificar el grado de funcionamiento de los riñones y para detectar afecciones médicas que causan la hematuria
  • Radiografías : realizadas con un material de contraste que se inyecta en una vena para observar el funcionamiento y la estructura de los riñones, los uréteres y la vejiga
  • Ecografía : un examen en el que se utilizan ondas sonoras para crear imágenes de los riñones y las vías urinarias
  • Tomografía computarizada : un tipo de radiografía en el que se utiliza una computadora para crear imágenes de los riñones y las vías urinarias
  • Imagen de resonancia magnética : un examen en el que se utilizan ondas de radio e imanes de gran intensidad para crear imágenes de los riñones y las vías urinarias
  • Cistoscopia : se inserta un tubo delgado a través de la uretra y dentro de la vejiga para observar el recubrimiento
  • Tratamiento

    El tratamiento dependerá de la causa subyacente de hematuria. Algunas causas de hematuria no requieren tratamiento (p. ej., las inducidas por el ejercicio) o se resuelven solas (p. ej., expulsión de un cálculo renal). Otras causas responderán a los medicamentos. Por ejemplo, tratar una infección urinaria con antibióticos detendrá la hematuria. Sin embargo, otras causas pueden requerir cirugía, como la extirpación de la vejiga o el tratamiento del cáncer de próstata .

    Prevención

    El tratamiento de la afección subyacente que causa la hematuria puede ayudar a prevenir que ésta ocurra.