Definición

Malabsorción es la absorción inadecuada de nutrientes por parte de los intestinos. La malabsorción puede involucrar la deficiencia en la absorción de ciertas vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas o grasas. La condición está asociada con numerosas enfermedades que afectan los intestinos u otras áreas del tracto gastrointestinal.

Contacte a su médico si sospecha de malabsorción. Es esencial que un médico trate la condición subyacente que afecta los intestinos para revertir la malabsorción.

Los Intestinos

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Muchas enfermedades o padecimientos que afectan los intestinos pueden causar malabsorción, incluyendo:

    
  • Intolerancia a la lactosa
  • Celiaquía
  • Parásitos intestinales
  • Trastornos inflamatorios de los intestinos como     
  • Colitis ulcerosa
  • Esclerodermia
  • Enfermedad de Whipple
  • Linfoma intestinal
  • Digestión inadecuada debido a     
  • Resección gástrica (extirpación de todo el estómago o parte del mismo)
  • Función inadecuada del páncreas (p. ej., fibrosis quística )
  • Producción excesiva de ácido gástrico
  • Síndrome de intestino corto
  • Factores de riesgo

    Los siguientes factores aumentan las probabilidades de desarrollar malabsorción. Si tiene alguno de estos factores de riesgo, informe al médico:

        
  • Historial familiar de trastornos que afectan a los intestinos como enfermedad celíaca o fibrosis quística
  • Uso de laxantes
  • Uso excesivo de antibióticos
  • Cirugía intestinal
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Viajes a países con alta incidencia de parásitos intestinales
  • Síntomas

    Si experimenta alguno de estos síntomas, no considere que se deban a la malabsorción. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

        
  • Pérdida de peso
  • Distensión e inflamación abdominales
  • Diarrea
  • Flatulencia
  • Heces fecales voluminosas y de olor nauseabundo
  • Debilidad y fatiga
  • Hinchazón o retención de líquidos
  • Calambres musculares
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Su médico de cabecera podría canalizarlo con un gastroenterólogo.

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Extracción de sangre: mediante esta prueba se detectan bajos niveles de vitaminas, minerales y otros nutrientes.
  • Radiografías (con material de contraste): imagen que permite analizar el intestino delgado y el páncreas.
  • Biopsia de intestino delgado: se extrae una muestra del tejido del intestino delgado y se la analiza con un microscopio.
  • Recolección de heces de 72 horas: para esta prueba, se le administra una dieta alta en grasas y se recolectan las deposiciones durante 1 a 3 días y se las analiza para detectar exceso de grasas.
  • Prueba de función pancreática: para esta prueba, se le administra una dosis de una sustancia química llamada bentiromida, la que el páncreas normalmente descompone en otra llamada PABA . Entonces el PABA se absorbe y se traslada a la orina; una prueba de orina que muestre bajos niveles de PABA sugiere un problema con el páncreas.
  • Prueba de absorción de xilosa: para esta prueba, se le administra una solución azucarada llamada xilosa y, a continuación, se le extraen muestras de sangre y orina durante varias horas. Los niveles bajos de xilosa revelan una anormalidad en la absorción intestinal.
  • Tratamiento

    La condición subyacente específica debe ser tratada para revertir la malabsorción. Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted.

    Dependiendo de la causa y la gravedad de la malabsorción, usted quizás necesite reemplazar las deficiencias nutricionales al consumir nutrientes adicionales mediante alimentos o suplementos. Se puede requerri una dieta rica en vitaminas y minerales junto con cantidades incrementadas de grasa, proteínas o carbohidratos. La complementación nutrimental puede incluir folato, hierro e inyecciones de vitamina B12. En algunos casos, como en el de una diarrea severa, se pueden administrar nutrientes por vía intravenosa mientras usted es rehidratado.

    Prevención

    Para ayudar a reducir sus probabilidades de adquirir malabsorción, siga los siguientes pasos:

        
  • Minimice el uso de determinados medicamentos, como los antibióticos, que pueden afectar negativamente la función de los intestinos.
  • No beba alcohol en exceso.
  • Cuando viaje a países extranjeros con abastecimiento cuestionable de agua, consuma sólo agua embotellada, sólo coma alimentos cocidos y evite las ensaladas frescas u otros agroproductos lavados.
  • Limite o evite el uso de laxantes.