Image for oral contraceptives Desde su presentación en la década de 1960, la píldora anticonceptiva ("la píldora") ha sido un método anticonceptivo popular y extremadamente eficaz. La píldora es fácil de utilizar y, cuando se toma adecuadamente, tiene una eficacia del 95% al 99,9% para prevenir el embarazo. Sin embargo, al igual que con cualquier medicamento, existen riesgos y beneficios.

¿Cuáles son los riesgos de tomar la píldora?

Coágulos sanguíneos

Las píldoras anticonceptivas orales pueden aumentar el riesgo de formación de coágulos sanguíneos en las venas de las piernas. Esto puede ser mortal si los coágulos sanguíneos se trasladan desde las piernas a los pulmones. El riesgo de que se formen coágulos sanguíneos es mayor para las personas que fuman.

Niveles de colesterol

Existen diferentes clases de píldoras anticonceptivas. Algunas son píldoras combinadas, con estrógeno y progestina, y otras son "mini píldoras" que solo contienen progestina. El estrógeno puede afectar los niveles de triglicéridos y de colesterol total, aumentando el colesterol HDL (bueno) y disminuyendo el colesterol LDL (malo). La progestina, sin embargo, puede provocar la disminución del colesterol "bueno" y el aumento del colesterol "malo". No obstante, para la mayor parte de las mujeres, estos cambios no son lo suficientemente fuertes como para ser perjudiciales para la salud.

Presión arterial elevada

Tomar píldoras anticonceptivas puede aumentar el riesgo de tener presión arterial elevada. Este riesgo puede ser mayor si tiene otras condiciones, como sobrepeso, antecedentes familiares de presión arterial elevada o tabaquismo. Si toma píldoras anticonceptivas, el médico controlará su presión arterial. Si ya tiene presión arterial elevada, hable con el médico acerca de otras opciones de anticonceptivos.

Enfermedad cardiovascular

Las mujeres mayores de 35 años que fuman en grandes cantidades y que toman píldoras anticonceptivas tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o apoplejía. El riesgo puede ser aún mayor si tiene otros factores (p. ej., antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, colesterol elevado, presión arterial elevada). Si desea tomar píldoras anticonceptivas, primero debe dejar de fumar, dado que el tabaquismo aumenta las probabilidades de desarrollar muchos otros problemas de salud.

Cáncer

Tomar píldoras anticonceptivas durante muchos años puede aumentar el riesgo de tener determinados tipos de cáncer, como cáncer de cuello uterino y cáncer de hígado. Los investigadores aún están estudiando el vínculo entre las píldoras anticonceptivas y el cáncer de mama. Algunos estudios han demostrado que existe un mayor riesgo, mientras que otros llegaron a la conclusión opuesta. Es importante recordar que existen muchos otros factores de riesgo para el cáncer. Si se encuentra dentro del grupo de alto riesgo de tener cáncer de mama (p. ej., al tener ciertos tipos de genes o antecedentes familiares) u otros tipos de cáncer, hable con el médico acerca del mejor método anticonceptivo para usted.

¿Cuáles son los beneficios de tomar la píldora?

Cáncer

Si bien la píldora puede aumentar el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, también puede disminuir el riesgo de padecer otros tipos de cáncer, como cáncer de ovarios y cáncer de endometrio. Los estudios han demostrado que mientras más años se toma la píldora, mejor es la protección. Además, se está investigando si las píldoras anticonceptivas disminuyen las probabilidades de padecer cáncer colorrectal.

Otros beneficios

Tomar píldoras anticonceptivas puede reducir su riesgo de:

    
  • Sangrado excesivo, períodos irregulares, períodos dolorosos y calambres menstruales
  • Embarazo ectópico (embarazo fuera del útero, especialmente en las trompas de Falopio)
  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Acné
  • Crecimiento no deseado del pelo
  • Dolor pélvico debido a endometriosis
  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Existen muchos tipos de píldoras anticonceptivas en el mercado. Converse con su médico para decidir cuál es la mejor para su caso, o si la mejor elección sería optar por un anticonceptivo diferente. Solo tenga en cuenta que la píldora no la protege contra el VIH ni contra otras enfermedades de transmisión sexual.