¿Quién corre riesgo de sufrir un ACV?

HCA image El ACV se produce cuando se bloquea una arteria del cerebro o se rompe uno de los vasos que irrigan sangre al cerebro. En cualquiera de los dos casos, el cerebro deja de recibir la cantidad necesaria de sangre y oxígeno, y las células cerebrales comienzan a morir.

Muchos de los factores de riesgo de ACV pueden reducirse o tratarse. Otros, como la edad avanzada, los antecedentes familiares, la ascendencia afroamericana o un ACV anterior, no.

Avances en la prevención

Presión arterial elevada

El factor de riesgo de ACV más frecuente y que mejor puede prevenirse es la presión arterial elevada. La National Stroke Association recomienda a todos los adultos hacerse un control anual de la presión arterial. Se considera que la presión arterial es alta cuando la presión sistólica es superior a 140 mmHg y la presión diastólica es superior a 90 mmHg. La presión arterial es normal cuando es de 120 mmHg/80 mmHg o menos. Si tiene alguna enfermedad, como diabetes, su médico puede fijarle pautas generales más estrictas respecto de la presión arterial. La disminución de la presión arterial alta puede reducir el riesgo de ACV.

Colesterol alto

La disminución de los niveles de colesterol con dieta, ejercicio y medicamentos puede ayudar a reducir la acumulación de placas de grasa en las arterias, lo que puede provocar un ACV. La American Heart Association (AHA) recomienda a los adultos hacerse un control de colesterol en ayunas por lo menos cada cinco años. El nivel deseable de colesterol total es menor de 200 mg/dl. Si tiene una enfermedad cardiovascular o diabetes, su médico le pedirá que siga pautas generales referidas al colesterol más estrictas.

Arritmias cardíacas

Si tiene fibrilación auricular (ritmo cardíaco irregular), se puede reducir el riesgo de ACV con un anticoagulante como la warfarina. No obstante, si toma warfarina, su médico deberá vigilar su estado atentamente para evitar posibles hemorragias.

Diabetes

Si tiene diabetes, puede reducir el riesgo de ACV manteniendo baja la presión arterial (120/80 mmHg). Los medicamentos antihipertensores llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) son útiles para este fin. El control de la glucemia también es importante para reducir el riesgo de ACV.

Tabaquismo

El riesgo de ACV de los fumadores es dos veces mayor que el de los no fumadores. Este riesgo es aún mayor si también toma anticonceptivos orales. No obstante, si deja de fumar, el riesgo de ACV disminuirá y en el lapso aproximado de cinco años, será igual al de alguien que nunca fumó. En la actualidad, existen muchos métodos para dejar de fumar, como grupos de apoyo en línea, parches de nicotina, aerosoles, goma de mascar y medicamentos. Hable con su médico si necesita ayuda para dejar de fumar.

Antiagregantes plaquetarios

Los antiagregantes plaquetarios sirven para reducir la capacidad de aglutinación de las plaquetas y, por lo tanto, su propensión a formar trombos, que pueden llevar a un ACV. Este tipo de medicamentos puede ser beneficioso para quienes ya han sufrido un ACV o un accidente isquémico transitorio (AIT). Pueden prescribirse medicamentos, como aspirina, clopidogrel (Plavix) o una combinación de aspirina con dipiridamol (Aggrenox).

Cirugía carotídea

Si tiene depósitos de grasa en las arterias del cuello, lo que puede llevar a un ACV, la cirugía carotídea puede ayudarlo. Si tiene las arterias muy tapadas y antecedentes de ACV o de AIT, esta cirugía puede reducir considerablemente el riesgo de tener un segundo ACV.

Ejercicio

Hacer ejercicio con regularidad reduce el riesgo de ACV. Elabore con su médico una rutina de ejercicios apropiada para usted.

Actualmente, estamos mucho mejor preparados que antes para prevenir los ACV. Si su riesgo de sufrir un ACV es mayor, analice las opciones con su médico. Si tiene síntomas de un ACV, es importante que se someta a una evaluación médica de inmediato. En caso de un ACV agudo, el tiempo que se tarde en dar el diagnóstico e instituir el tratamiento es de extrema importancia. Si piensa que está sufriendo un ACV, llame a emergencias de inmediato.