Image for child bone health article Más de la mitad de todas las mujeres mayores de 65 años de edad padecen osteoporosis , una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos hasta que se rompen fácilmente. La osteoporosis no sólo afecta a las mujeres. Los hombres representan el 20% (o dos millones) de todos los casos.

Los padres deben estar conscientes de lo que es la osteoporosis y por qué le incumbe a sus hijos. Existen medidas que puede tomar para proteger a los niños, mientras son jóvenes, de padecer osteoporosis posteriormente en la vida.

¿Qué Es la Osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad que debilita gradualmente los huesos hasta que se rompen fácilmente, algunas veces después de sufrir poca o ninguna lesión. Los huesos más propensos a ser afectados son la cadera, la columna y la muñeca. Con frecuencia la osteoporosis se llama la "enfermedad silenciosa" debido a que generalmente no se presentan síntomas hasta que un hueso se rompe. Todas las personas son susceptibles a padecer osteoporosis, pero los siguientes factores de riesgo influyen en las probabilidades de padecerla:

    
  • Género: Las mujeres son cuatro veces más propensas a padecer osteoporosis que los hombres, debido a que sus huesos naturalmente son más ligeros y delgados que los de los hombres. Ellas experimentan un incremento en la pérdida ósea después de la menopausia .
  • Edad: Las personas mayores de 50 años de edad están en mayor riesgo de padecer osteoporosis.
  • Genética: Las personas con un familiar de primer grado (un padre o hermano) con osteoporosis están en riesgo elevado.
  • Tamaño de constitución: Personas delgadas de huesos pequeños tienen un mayor riesgo.
  • Origen étnico: Personas de raza blanca y asiática están en mayor riesgo.
  • Dieta: El consumo suficiente de calcio y vitamina D puede ayudar a formar y mantener huesos fuertes y saludables.
  • Ejercicio: La actividad física, especialmente actividad de levantamiento de peso, ayuda a mantener huesos fuertes.
  • Consumo de cigarro: El consumo de cigarro puede incrementar la probabilidad de padecer osteoporosis .
  • Alcohol: El consumo de alcohol puede disminuir la densidad ósea, llevando a la osteoporosis.
  • Aunque es imposible modificar la mayoría de estos factores de riesgo, algunos (particularmente la dieta y el ejercicio) están dentro de su control.

    ¿Por Qué los Niños y los Adolescentes Necesitan Preocuparse por Ello?

    Aunque la osteoporosis es una enfermedad que se manifiesta en adultos mayores, ahora los profesionales de la salud sospechan que sus orígenes podrían presentarse en la niñez. La etapa del punto máximo de la formación ósea es durante la adolescencia - entre los nueve y 18 años de edad - cuando se agrega más calcio al hueso de lo que se pierde. Tanto para los niños como para las niñas, la mayor parte de esta formación ósea se termina a la edad de 20 años. Al obtener suficiente calcio y actividad de levantamiento de peso en esta etapa crítica, se cree que los niños pueden disminuir su riesgo de desarrollar osteoporosis posteriormente en la vida.

    Obteniendo Suficiente Calcio

    ¿Cuánto Es Suficiente?

    Puesto que ahora sus huesos absorben más calcio de lo que harán, los niños y adolescentes tienen necesidades de calcio especialmente altas. Desafortunadamente, hoy en día los niños no están obteniendo la mayor parte de calcio de lo que necesitan. La siguiente tabla traza las recomendaciones que hace the National Academy of Sciences para el consumo de calcio en niños:

    Necesidades de Calcio

    Edad
    (años)
    Cantidad Recomendada
    (miligramos al día)
    1 a 3 años500 mg/d
    4 a 8 años800 mg/d
    9 a 18 años1,300 mg/d

    Buenas Fuentes

    The National Institutes of Health (NIH) recomienda que los niños y adolescentes consuman una variedad de alimentos ricos en calcio, pero enfatiza que deben beber más leche, puesto que ésta es una de las mejores fuentes de calcio y es fortificada con vitamina D, la cual también es crítica para la formación de huesos saludables. Los productos lácteos bajos en grasa y libres de grasa son densos en nutrientes, lo que significa que están llenos de vitaminas y minerales que forman huesos, pero no tienen tantas calorías como los productos llenos de grasa. La tabla que se muestra más adelante enlista algunas buenas fuentes de calcio y la cantidad de calcio y calorías que contienen:

    AlimentoTamaño de Porción Contenido de Calcio
    (mg/porción)
    Calorías
    (kcal/porción)
    Yogur bajo en grasa, natural1 taza450150
    Tofu, preparado con calcio½ taza425100
    Leche descremada1 taza350100
    Leche baja en grasa (1%)1 taza350120
    Leche baja en grasa (2%)1 taza350140
    Leche entera1 taza300150
    Jugo de naranja fortificado con calcio1 taza350110
    Queso cheddar1 onza200115
    Helado1 taza100150
    Brócoli, cocido1 taza7040
    Almendras1 onza70165
    Naranja1 entera5060
    * Adaptado del US Department of Architecture Nutrient Database

    Una Nota Sobre las Calorías

    Aunque generalmente los niños y adolescentes en crecimiento necesitan de 2,000 a 3,000 calorías al día, la actual epidemia de obesidad infantil y adolescente indica que muchos niños y adolescentes necesitan supervisar su consumo de calorías. Las calorías provenientes del helado, queso, almendras y leche (especialmente leche entera) puede agregarse rápidamente. Al elegir alimentos que son bajos en grasa total y saturada, los niños pueden evitar exceder sus necesidades de calorías. Además, podría ser buena idea para los niños obtener algunos de sus requerimientos de calcio de los suplementos dietéticos que contienen calcio , fósforo y magnesio .

    Vitamina D

    Auque la mayoría de las personas saben que el calcio es esencial para la formación de huesos fuertes y saludables, muchos no están conscientes de que la vitamina D también es crítica para la salud ósea. La vitamina D se puede obtener de la dieta (principalmente de los productos lácteos fortificados con vitamina D) o de la exposición a la luz solar. También, cuando se expone al sol, la piel produce vitamina D.

    El cuerpo puede almacenar vitamina D durante semanas o meses, así que no es necesario consumirla o exponerse al sol todos los días. Sin embargo, probablemente hoy en día muchos niños y adolescentes no pasan suficiente tiempo al aire libre para obtener su consumo de vitamina D que se necesita. También, los filtros solares, que son vitales para proteger la piel de los rayos dañinos del sol, podrían disminuir la capacidad de la piel para producir vitamina D. Por estas razones, es importante para los niños y adolescentes consumir productos lácteos. Los niños y adolescentes deben beber al menos dos tazas de leche fortificada con vitamina D todos los días. Si esto no es realista para su hijo, un suplemento vitamínico que contenga 200 Unidades Internacionales (5 microgramos) de vitamina D podrían ser necesarios.

    Intolerancia a la Lactosa y las Alergias a los Lácteos

    La intolerancia a la lactosa es la incapacidad para digerir grandes cantidades de lactosa, azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. Muchos niños desarrollan intolerancia a la lactosa a medida que entran a la última etapa de la niñez o adolescencia. Para estos niños, beber leche y consumir productos lácteos pueden llevar a efectos secundarios desagradables como náusea, distensión abdominal o diarrea. Ahora existen productos lácteos sin lactosa fácilmente disponibles en las tiendas de comestibles locales. Estos podrían ser una alternativa viable.

    Además de la intolerancia a la lactosa, algunos niños podrían padecer alergias a la leche o productos lácteos. Para estos niños, puede ser difícil beber suficiente leche para satisfacer las necesidades de calcio y vitamina D y los suplementos que contienen calcio y vitamina D podrían ser esenciales para los huesos saludables.

    Incorporando Actividades de Levantamiento de Peso

    Realizar actividades físicas de levantamiento de peso ayuda a formar huesos más fuertes y saludables forzando a sus huesos a trabajar contra la gravedad. El estrés provoca que los huesos formen más células y lleguen a ser más fuertes. Si usted ayuda a sus hijos a encontrar actividades de levantimiento de peso que encuentren agradables, entonces serán más propensos a realizarlas regularmente.

    Algunas actividades de levantamiento de peso para los niños y adolescentes son:

        
  • Correr
  • Saltar la cuerda
  • Gimnasia
  • Tenis
  • Danza
  • Tae kwon do
  • Basketball
  • Soccer
  • Juego de rayuela
  • Yoga
  • Al aprender cnoductas que estimulan los huesos durante la niñez, como comer bien y mantenerse activo, no sólo los niños formarán huesos fuertes mientras sean pequeños, sino también adoptarán hábitos saludables que mantendrán sus huesos fuertes y saludables a medida que crezcan.