El cáncer de vejiga puede ser una enfermedad "silenciosa"; una que no tiene muchos síntomas. Si usted experimenta alguno de estos síntomas no asuma que se debe a cáncer. La mayoría de estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

Sangre en la orina - Este es el síntoma temprano más común de cáncer de vejiga. En lugar de ser amarilla clara, la orina puede parecer café, de color óxido o puede tener coágulos visibles en ella. Por lo general, la orina con sangre es intermitente, indolora, y presente a lo largo de la micción.

Frecuencia incrementada por orinar - Los síntomas urinarios que con frecuencia acompañan al cáncer de vejiga incluyen los siguientes:

    
  • Necesidad de orinar más frecuentemente de lo habitual
  • Urgencia intensa cuando necesita orinar
  • Dolor y/o ardor al orinar
  • Incapacidad de contener la orina (incontinencia)
  • Sensación de una masa en el abdomen - A medida que crece un tumor de la vejiga, usted puede percibir la presencia de una masa.

    Dolor en el abdomen y/o espalda - A medida que el tumor de la vejiga crece y comienza a ejercer presión sobre nervios y órganos cercanos, usted podría empezar a sentir dolor en su abdomen, espalda, o costado.

    Fiebre - Puede ocurrir fiebre y escalofríos si el cáncer se ha vuelto muy avanzado.

    Apetito reducido y pérdida de peso no intencionada - Estos también son síntomas tardíos de cáncer, con frecuencia sugiriendo que el cáncer se ha propagado más allá de la vejiga.

    Fatiga intensa, energía anormalmente baja - Estas sensaciones pueden ocurrir a medida que el cáncer se vuelve más generalizado y grave.

    Inflamación de sus pies y piernas - Un tumor de vejiga creciente puede ejercer presión sobre las venas que regresan sangre a su corazón, causando inflamación en sus pies y/o piernas.

    Dolor en los huesos - Por lo general éste es un síntoma relativamente tardío de cáncer de vejiga, que ocurre cuando el cáncer de la vejiga se ha propagado a través del cuerpo hasta involucrar a los huesos.