La revisión es una manera para evaluar a personas sin síntomas para determinar si están en riesgo de cáncer o ya han desarrollado cáncer. La revisión involucra:

    
  • Valorar su historial médico y hábitos del estilo de vida que podrían incrementar o reducir su riesgo de cáncer de vejiga
  • Exámenes urinarios para identificar las primeras señales de cáncer de vejiga
  • Indicaciones de Revisión

    No hay indicaciones oficiales para el cáncer de vejiga. La examinación sólo se recomienda para personas que están experimentando síntomas que sugieren cáncer de vejiga. Sin embargo, a las personas que fuman se les debería aconsejar dejar de hacerlo, e informar de su riesgo incrementado en gran medida de cáncer de vejiga y otras enfermedades graves.

    Algunos expertos creen que las personas con un riesgo más alto de lo normal de cáncer deberían ser revisadas periódicamente. Estos incluyen los siguientes grupos de personas:

        
  • Personas que fuman mucho
  • Personas que han trabajado en empleos que los exponen a agentes conocidos por causar cáncer de vejiga
  • Personas que previamente han tenido cáncer de vejiga
  • Personas con algunos defectos congénitos de la vejiga
  • Si usted se encuentra en una de estas categorías, se le puede aconsejar a examinarse periódicamente:

        
  • Análisis de orina - examinación de una muestra de su orina para revisar la presencia de sangre.
  • Citología de orina - examinación microscópica de una muestra de su orina para buscar la presencia de células cancerosas.
  • Examinación cistoscópica - examinación del interior de su vejiga usando un escopio (un pequeño tubo de fibra óptica con una luz en el extremo) que se pasa a través de su uretra y dentro de su vejiga
  • La revisión no es 100% efectiva para diagnosticar o excluir el cáncer. Si usted desarrolla síntomas que sugieren cáncer, incluso después de un examen negativo de revisión, debería contactar a su médico para recibir evaluación oportuna.