Living With image

Cherry vive en Bethesda, Maryland, en donde trabaja como escritora y editora. Ella es una superviviente del cáncer de tiroides y ahora trabaja como voluntaria de apoyo, miembro del consejo y secretaria de correspondencia de ThyCa: Thyroid Cancer Survivors' Association, Inc.

¿Cuál fue la primera señal de que algo andaba mal? ¿Qué síntomas experimentó?

En abril de 1999, pasé mi mano por mi cuello y me di cuenta de que había un bulto en un lado. No sentí ningún dolor u otros síntomas. Al principio, no me di cuenta de que el bulto estaba en mi glándula tiroides. Sin embargo, empecé a leer artículos médicos acerca de temas de tiroides, aunque el cáncer no estaba en mi mente en absoluto.

¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?

Desde el momento que detecté este bulto grande, todo el proceso del diagnóstico tomó dos meses y medio. A menudo fue confuso, ya que sabía muy poco acerca de la tiroides.

Primero, después de examinar el nódulo del cuello, mi médico familiar me dirigió con uno de sus colegas que tenía más conocimiento con el tema de la tiroides. El otro médico insertó una sonda profunda dentro de mi cuello, lo que no fue doloroso, y encontró dos pequeños nódulos adicionales en mi glándula tiroides. Esto fue seguido de una tomografía del cuello en un hospital cercano, que indicó que no había problema.

Sólo para asegurarme, hice una cita con un endocrinólogo que se especializa en trastornos de la tiroides. El me dijo que la mayoría de las personas con nódulos tiroideos tienen una función normal de la tiroides; que la mayoría de los nódulos son benignos, no cancerosos; y que la prueba clave necesaria para determinar si había o no cáncer de la tiroides era una aspiración con una aguja fina (FNA, por sus siglas en inglés). Este es el uso de una jeringa/aguja muy fina que extrae muestras de las células de los nódulos. Este procedimiento se siente, un poco, como si tuviera una cuantas inyecciones prolongadas. Los resultados del FNA fueron "sospechosos" de cáncer de tiroides - no benigno, pero tampoco un cáncer definitivo de tiroides.

Mi endocrinólogo recomendó una cirugía y me envío con tres cirujanos con experiencia en tiroides. Me encontré con dos de los cirujanos. Ambos me recomendaron la extirpación de mi glándula tiroides completa (tiroidectomía). La cirugía dura de 3 a 4 horas. Las secciones del tejido de la tiroides que me sacaron en el momento de la cirugía le parecieron benignas al médico. Así que dejé el hospital aliviada de que no tenía cáncer.

Sin embargo, pocos días más tarde el análisis final de patología reveló que uno de los nódulos pequeños era cáncer papilar de tiroides, el tipo más común y con una tasa alta de supervivencia a largo plazo. Afortunadamente se encontró en una etapa temprana. Así que mi endocrinólogo nos citó a mi esposo y a mí para discutir la siguiente fase del tratamiento.

¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?

Mi reacción inicial fue de miedo y preocupación. Estaba muy asustada de oír que necesitaba cirugía para el cáncer. Mi padre había muerto de cáncer cuando tenía 43 años, nunca me había sometido a una cirugía y no sabía qué esperar. También me sentí confundida y sola al conocer de mi cáncer de tiroides. He conocido muchos amigos y familiares con otro tipo de cáncer, pero nadie con cáncer de tiroides. Me preguntaba qué decirle a mi familia y amigos, también me preocupaba cuánto tiempo tendría que dejar el trabajo y otras actividades y si sería capaz de continuar trabajando. Todas las citas médicas, análisis y tratamientos parecían ser insoportables al principio, tomando mucho tiempo.

En general, sentí principalmente emociones positivas. Estoy feliz de que estoy recibiendo atención de un especialista en cáncer de tiroides maravilloso quien me ha educado bien. Al principio, fue difícil ajustarme a tomar una píldora de reemplazo de tiroides cada día y al hecho de que necesitaré revisión toda la vida, debido a que mi cáncer de tiroides puede recurrir incluso décadas después del diagnóstico inicial. Pero sobre todo siento un tremendo alivio de que mi cáncer de tiroides fuera detectado en una etapa temprana y fuera altamente tratable. He tenido dos tomografías de seguimiento que resultaron limpias, además de análisis de sangre que también mostraron que no estoy enferma. Así que es muy poco probable que vaya a morir de mi cáncer de tiroides.

También siento una inmensa gratitud por el maravilloso apoyo que he recibido de mi familia, mis amigos y de los muchos otros supervivientes de cáncer de tiroides a quienes conocí a través de ThyCa: Thyroid Cancer Survivors' Association, Inc.

¿Cómo se trata el cáncer de tiroides?

El tratamiento y las pruebas de detección y seguimiento se individualizan con el paciente y dependen del tipo de cáncer de tiroides, el tamaño del tumor y otras características, y los factores del paciente tales como la edad al momento del diagnóstico.

Para mi cáncer de tiroides papilar particular, los tres tratamientos incluyeron (1) cirugía para extirpar la glándula tiroidea; (2) una dosis de yodo radioactivo (1-131) casi 2 meses después de destruir el tejido de la tiroides remanente que quedaba después de la cirugía; y (3) una píldora de reemplazo de la hormona de la tiroides en dosis suficientemente altas para suprimir mis niveles de TSH en la sangre (hormona de la estimulación de tiroides) hasta el punto que sea "normal" para alguien que tenga la glándula tiroides.

Mis pruebas de seguimiento y detección serán para toda la vida. De esta manera, cualquier recurrencia (no probable en mi caso) puede ser tratada de inmediato. Para mi, esto incluye (1) análisis periódicos de sangre; (2) tomografías periódicas de cuerpo entero con una pequeña dosis de rastreador de yodo radioactivo; y (3) ultrasonografías/sonogramas periódicos del cuello. Existen otras pruebas que se usan para otras situaciones y tipos de cáncer de tiroides.

¿Tuvo que hacer algún cambio en su estilo de vida o en su dieta en respuesta al cáncer de la tiroides?

Por un período temporal antes de mi tratamiento con yodo radioactivo y mi tomografía de seguimiento un año después, seguí una dieta baja en yodo, utilizando las pautas de mi endocrinólogo y de un libro de recetas elaborado por mis amigos de ThyCa. Justo antes y poco después del tratamiento, y hasta que mi dosis de medicamentos alcanzó un nivel adecuado después de algunos ajustes en las dosis, me sentí extremadamente fatigada, tuve que dejar mis actividades y dormir mucho más de lo normal durante estos meses.

Algunos días después de tratamiento con radioyodo, tuve que tomar precauciones para aislarme para evitar exponer a otros al radioyodo.

Además, tengo que recordar tomar una píldora de hormona de la tiroides diaria. Hay detalles que se tienen que recordar al guardar y sacar la píldora, tales como guardarla en un cuarto a temperatura ambiente y mantenerla alejada del calor y la humedad cuando viajo.

Además, aunque a otras personas que he conocido no les ha pasado este efecto, me he dado cuenta de que continúo necesitando más sueño que antes y esto hace una diferencia en mi nivel de energía si tomo una siesta pequeña. Así que trato de tener un patrón de sueño consistente.

En general, ahora pongo más atención a mi nutrición y ejercicio (caminata) de lo que lo hacía antes. Estos no son parte de mi tratamiento de cáncer de tiroides, pero creo que han mejorado mi salud en general.

¿Buscó algún tipo de apoyo emocional?

Sí. Inmediatamente después de mi cirugía, un amigo que tenía otro tipo de cáncer me habló sobre ThyCa: Thyroid Cancer Survivors' Association, Inc. ( www.thyca.org ), Me uní a un grupo local de inmediato y a un grupo de apoyo por correo electrónico. Fue maravilloso estar en el mismo lugar con otros que estaban viviendo con el cáncer de tiroides y oír sus experiencias. Las personas escuchan las experiencias de todos, las preguntas y preocupaciones. Algunas veces hay lágrimas; algunas veces nos reímos. Todos son recibidos cálidamente.

Desde esos años, muchos otros supervivientes han continuado dándome valor, información, sugerencias para lidiar con esto y comprensión, continúo aprendiendo más acerca de la enfermedad.

Unos meses después de mi tratamiento también me convertí en voluntaria de ThyCa, y disfruto enormemente estar en comunicación con voluntarios de todo Estados Unidos y con corresponsales de todo el mundo. También he atendido las tres últimas conferencias de Thyroid Cancer Survivors', patrocinadas por ThyCa y que se llevan a cabo cada otoño. Estas han sido experiencias fantásticas de aprendizaje y de compartir, con presentaciones de líderes expertos en cáncer de tiroides y mesas redondas y compartir con otros supervivientes de cáncer de tiroides. He conocido personas con todos los tipos de cáncer de tiroides, de todos los grupos de edades desde niños hasta ancianos.

¿Tuvo el cáncer de tiroides algún impacto en su familia?

Sí, eso creo. Compartimos los temores iniciales. Aprendimos juntos sobre la enfermedad. Los mayores impactos fueron para mi esposo y para mí. Después de mi cirugía y durante los momentos que estuve extremadamente cansada, él hizo las labores del hogar adicionales y manejó. El resto de mi familia, incluyendo a mi mamá y mis parientes políticos, también sintieron la preocupación y luego el alivio cuando vieron que lo estaba haciendo muy bien. Mi salud se convirtió en el foco de atención de la familia durante mucho tiempo. Ahora es parte de mi vida, pero no mi vida entera, y ya no es el foco de atención de mi familia, me alegra decirlo.

¿Que consejo la daría a alguien que esté viviendo con el cáncer de tiroides?

Aprenda todo lo que pueda acerca de su tipo de cáncer de tiroides y su control, esté en contacto con otras personas con cáncer de tiroides, y saque ventaja del apoyo y la educación gratuitos de ThyCa: Thyroid Cancer Survivors' Association, Inc. (www.thyca.org).

Como se le dijo a Diane Voyatzis, RD

Febrero del 2003

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.