Logo de Cardiología preventiva

Medicamento (nombre): betabloqueantes

Nombres comunes

Algunos ejemplos de betabloqueantes:

    
  • Metoprolol (Lopressor)
  • Propranolol (Inderal)
  • Atenolol (Tenoretic)
  • Carvedilol (Coreg)
  • Nadolol (Corgard)
  • Labetalol (Trandate)
  • Acebutolol (Sectral)
  • Usos actuales

    Tratamiento

    Se pueden recetar ciertos betabloqueantes si tiene:

        
  • Presión arterial elevada
  • Cardiopatía coronaria , incluso angina (dolor o molestias en el pecho) o historial de ataque cardíaco
  • Insuficiencia cardíaca
  • Arritmias (ritmos cardíacos irregulares), como fibrilación atrial
  • Miocardiopatía hipertrófica
  • Feocromocitoma (turmor poco común en la glándula adrenal)
  • Tirotoxicosis (empeoramiento del hipertiroidismo )
  • Migraña
  • Temblor esencial
  • Prevención

    Se pueden recetar betabloqueantes para:

        
  • Reducir el riesgo de muerte por ataque cardíaco
  • Proteger el corazón si tiene cardiopatía coronaria
  • Reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular
  • Proteger el corazón antes de la cirugía si tiene riesgo alto de complicaciones
  • Mecanismos para saber cómo funciona

    Los betabloqueantes "obstruyen" los efectos de la adrenalina sobre los receptores beta de su cuerpo. Esto retarda los impulsos nerviosos que viajan hacia el corazón. Como resultado, su corazón no tiene que trabajar más fuerte debido a que necesita menos sangre y oxígeno. Esto reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Los betabloqueantes también obstruyen los impulsos que pueden provocar una arritmia.

    Generalmente los betabloqueantes funcionan al afectar la respuesta a algunos impulsos nerviosos. Su cuerpo tiene dos receptores beta principales: beta 1 y beta 2. Algunos betabloqueantes son selectivos, lo que significa que bloquean los receptores beta 1 más que los beta 2. Los receptores beta 1 son responsables de la frecuencia cardíaca y de la fuerza de sus latidos. Los betabloqueantes no selectivos bloquean los receptores beta 1 y beta 2. Los receptores beta 2 son responsables de la función de los músculos lisos (los músculos que controlan funciones corporales, pero sobre los que usted no tiene control voluntario).

    Efectos secundarios

    Interacciones medicamentosas

    Existen muchos tipos de medicamentos, hierbas y suplementos que pueden afectar el funcionamiento de los betabloqueantes. Como hay muchos tipos diferentes de betabloqueantes, las interacciones con otros medicamentos variarán dependiendo del medicamento específico que se le receta. Antes de comenzar a tomar un betabloqueante, hable con su médico sobre todos los medicamentos recetados y productos de venta libre que toma.

    Otras preocupaciones potenciales

    Es posible que no pueda tomar betabloqueantes si padece ciertas afecciones. Por ejemplo, si tiene asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los betabloqueantes pueden empeorar los síntomas. Esta clase de medicamentos también pueden afectar la diabetes, el bloqueo cardíaco, la enfermedad arterial periférica y otras afecciones. Si está embarazada o amamantando, no se recomiendan los betabloqueantes.

    Hable con su médico sobre cualquier afección y cualquier inquietud que tenga sobre tomar betabloqueantes.

    Efectos secundarios

    Los efectos secundarios incluyen los mencionados a continuación, pero no se limitan a:

        
  • Somnolencia o fatiga
  • Manos y pies fríos
  • Debilidad o mareo
  • Dificultad para dormir
  • Pérdida del apetito sexual
  • Depresión