Muchas personas han experimentado la relajante cualidad de acariciar a un gato o conejo, o la risa contagiosa que aparece cuando le lanza una pelota a un cachorro energético. Los animales pueden darnos alegría en muchos niveles; ayudarnos a olvidar nuestras preocupaciones y dolores, conectarnos mejor con quienes están a nuestro alrededor y disfrutar el simple acto de estar vivos.

Entonces, para muchos podría no ser sorprendente que el campo médico esté explorando los beneficios para la salud de interactuar con animales de compañía. De hecho, muchos hospitales y otras instalaciones al cuidado de la salud están empezando a incorporar a los animales como herramientas de tratamiento para terapia física y emocional.

La terapia facilitada por mascotas (PFT), o terapia asistida por animales, involucra llevar animales a un grupo o persona con la esperanza de brindar un efecto terapéutico positivo o de salud. Ya sea en instalaciones de la Cruz Roja después de un evento traumático, o en su asilo u hospital local, el uso de animales como terapia está ganando popularidad. Aunque se ha realizado poca investigación en esta área, estudios preliminares y evidencia anecdótica parecen apoyar la utilidad de los animales para ayudar a las personas a sentirse mejor y conectarse con quienes están a su alrededor.

Sobrevivientes de Trauma

Cuando ocurren desastres como terremotos, tornados y bombardeos, con frecuencia vemos a nuestros compañeros caninos en el lugar de los hechos para ayudar a buscar personas en los escombros. Pero el trabajo de perros, gatos y otros animales detrás del lugar de los hechos también puede tener un impacto positivo en un sobreviviente de trauma.

La terapia facilitada por mascotas parece ayudar a niños y familias a lidiar con el dolor y trauma emocional asociados con la hospitalización o un evento traumático, y las visitas de animales voluntarios podrían ayudar a los pacientes que tienen mascotas en el hogar a mantener una vida más normal durante su estancia en el hospital. Además, jugar con los animales a menudo ayuda a las personas a tomar un necesitado descanso mental y físico de los factores estresantes por los que están atravesando.

Las Personas de la Tercera Edad

Estudios preliminares han mostrado que la PFT puede ayudar a mejorar la interacción social, funcionamiento psicosocial, satisfacción en la vida, competencia social, y bienestar psicológico, mientras reduce la depresión en residentes de asilos. También se cree que la interacción con estos animales puede ayudar a romper el ciclo de soledad, desesperanza y retraimiento social que con frecuencia se ve en los adultos mayores. Muchos asilos y servicios de visitas en el hogar de adultos usarán animales de compañía como un medio para fomentar la interacción entre los residentes. La PFT ha mostrado ser benéfica en pacientes de la tercera edad esquizofrénicos.

Niños

Para muchas personas, probablemente no sea sorprendente que los animales puedan hacer maravillas para el desarrollo emocional y social de los niños. De hecho, la PFT está ayudando a niños a rehabilitarse en Shriners Hospital for Children. Por ejemplo, un niño con un brazo protésico recientemente colocado puede practicar habilidades de agarre al usar un cepillo para cepillar a un perro, o un niño con una nueva pierna protésica podría mejorar su equilibrio mientras lanza una pelota a un perro. Incluso más allá de la terapia física , muchos dirían que la terapia emocional que brindan estos animales es invaluable al ayudar a los niños a aprender confianza, ganar auto-respeto, y enfocarse en sus capacidades en lugar de hacerlo en sus limitaciones.

También se ha realizado trabajo usando terapia asistida por animales con niños autistas y discapacitados mentalmente. El tiempo con perros, caballos e incluso delfines puede usarse como un poderoso motivador para aprender y desarrollar nuevas habilidades, interactuar con el mundo a su alrededor, e intentar nuevas cosas. Estudio reciente en the Children's Hospital en San Diego mostró que la PFT redujo la percepción de dolor en niños que se someten a un procedimiento quirúrgico.

Teorías sobre la Razón por la Cual Funciona la Terapia Asistida por Mascotas

Se han propuesto varias ideas para explicar por qué los animales podrían ayudar a mejorar el bienestar. Los animales podrían hacer lo siguiente:

    
  • Recordar a las personas su hogar
  • Brindar un entorno más "natural" en el hospital o instalaciones de cuidado
  • Brindar consuelo no amenazante y una aceptación no crítica
  • Otorgar comodidad no verbal y táctil
  • Facilitar el ejercicio, juego y risa
  • Proporcionar una relación con la realidad para aumentar la estabilidad emocional