imagen El cromo es un micromineral que trabaja con la insulina para ayudar a regular y mantener niveles normales de glucosa (azúcar) en sangre. El cromo se encuentra naturalmente en alimentos y también está disponible en diversas formas suplementarias, como picolinato de cromo, polinicotinato de cromo, cloruro de cromo y levadura de cerveza con alto contenido de cromo.

Consumo recomendado

Grupo etarioConsumo adecuado (microgramos/día)
MujerHombre
cero a seis meses0,20,2
siete a doce meses5,55,5
uno a tres años1111
cuatro a ocho años1515
nueve a trece años2125
14 a 18 años2435
19 a 50 años2535
50+ años2030
Embarazo de 18-29n/a
Embarazo de 18+30n/a
Lactancia de 18-44n/a
Lactancia 18+45n/a

Deficiencia de cromo

La deficiencia de cromo es poco frecuente. Comer una dieta alta en carbohidratos procesados puede predisponer a algunas personas a una deficiencia de cromo. Como el cromo funciona estrechamente con la insulina, una deficiencia de este mineral puede producir síntomas similares a los que se ven en personas con diabetes y puede empeorar el control glucémico en personas con una diabetes preexistente.

Cuestiones de seguridad

Es difícil consumir cantidades tóxicas de cromo únicamente a través de las fuentes de alimentación, pero niveles dañinos del mineral pueden ingerirse a través de los suplementos. Se cree que una posología diaria de 50 a 200 mcg es segura. El Instituto de Medicina no ha establecido un nivel de consumo máximo tolerable.

Se ha informado que el consumo diario de más de 1.200 microgramos ha causado daño renal, hepático y en la médula ósea en una persona. En otro informe de caso, un paciente que tomaba una dosis diaria de 600 mcg sufrió daños. Debe hablar con su médico antes de tomar más de 200 mcg. Es más probable que se produzca toxicidad con cromo en personas que ya tienen hepatopatía o nefropatía.

Además, al parecer, el picolinato de cromo altera los niveles de los neurotransmisores si se toma en altas dosis, lo cual es una posible inquietud para personas con depresión , trastorno bipolar o esquizofrenia .

Principales fuentes alimenticias

Muchos alimentos contienen una pequeña cantidad de cromo. En general, los panes integrales, cereales y carnes son buenas fuentes. El contenido de cromo en muchos alimentos puede verse afectado por la forma en que se producen y procesan los alimentos. La siguiente es una lista del contenido aproximado de cromo en algunos alimentos:

AlimentoTamaño de la porción Contenido de cromo
(microgramos)
Brócoli½ taza11
Jugo de uva1 taza8
Panecillo inglés (trigo integral)14
Puré de papas1 taza3
Ajo deshidratado1 cucharadita3
Albahaca seca1 cucharada sopera2
Cubos de carne84 gr2
Jugo de naranja1 taza2
Pechuga de pavo84 gr2
Pan de trigo entero2 rebanadas2
Vino tinto140 gr1 a 13
Manzana con cáscara1 mediana1
Plátanos1 mediano1
Judías verdes½ taza1

Implicancias para la salud

Estudios sobre el cromo

Se ha estudiado el uso del cromo para tratar la diabetes. Sin embargo, hasta el momento el beneficio de usar este suplemento en pacientes con diabetes no es concluyente.

A veces, el cromo se comercializa como un "quemador de grasa". No obstante, hasta el momento los estudios no respaldan esta idea.

También se ha estudiado este mineral como tratamiento para los problemas de colesterol. Pero los resultados han sido variados.

Los investigadores también han estudiado el cromo como tratamiento para muchas otras afecciones, como depresión, síndrome metabólico y esterilidad femenina . Estas son áreas que requieren un mayor estudio.

Consejos para incrementar la ingesta de cromo en su dieta

    
  • Siempre consulte con el médico antes de tomar un suplemento de cromo o cualquier otro suplemento dietético. El suplemento puede interactuar con otros medicamentos con o sin prescripción que tome o posiblemente afectar alguna afección que ya tenga.
  • Puede consumir gran cantidad de cromo al comer una dieta saludable rica en granos integrales, frutas, verduras, carnes y productos lácteos.