image for chemotherapy article Los medicamentos quimioterapéuticos pueden causar algunos efectos secundarios que son dolorosos. Los medicamentos pueden dañar nervios, conllevando a ardor, entumecimiento, hormigueo y dolor punzante, con mayor frecuencia en los dedos de las manos y pies. También algunos medicamentos pueden causar úlceras en la boca, dolores de cabeza, dolores musculares y estomacales.

No todas las personas con cáncer o quienes reciben quimioterapia experimentan dolor proveniente de la enfermedad o su tratamiento. Pero si usted lo experimenta, se puede aliviar. El primer paso es hablar con su doctor, enfermera o farmacéutico acerca de su dolor. Necesitan saber tantos detalles como sea posible acerca de su dolor. Podría querer describir su dolor a su familia y amigos. Pueden ayudarle a informar a sus cuidadores acerca de su dolor, especialmente si usted se encuentra demasiado cansado o padece demasiado dolor para decirlos usted mismo.

Necesita informar a su doctor, enfermera o farmacéutico así como familiares o amigos:

    
  • Dónde siente dolor
  • Si el dolor que siente es: agudo, sordo, pulsátil, constante
  • Qué tan fuerte es el dolor que siente
  • Cuánto tiempo dura
  • Qué es lo que alivia el dolor
  • Qué es lo que empeora el dolor
  • Cuáles son las medicinas que usted está tomando y qué tanto alivio le causan
  • Utilizar una escala de dolor es útil para describir cuánto dolor siente. Intente asignar un número del 0 a 10 en su nivel de dolor. Si no siente dolor, use un 0. A medida que los números aumenten, esto significará que su dolor está empeorando. Un 10 significa que el dolor es tan malo como puede ser. Podría desear utilizar su propia escala usando números del 0 al 5 o incluso del 0 al 10. Asegúrese de permitir que otras personas conozcan qué escala de dolor está utilizando y use la misma escala cada vez, por ejemplo, "Mi dolor es de 7 en escala del 0 al 10."

    Previniendo y Tratando el Dolor

    El objetivo de llevar un control de dolor es para prevenir el dolor que se puede prevenir y tratar el dolor que no se pueda prevenir. Generalmente, esto se logra tomando una combinación de analgésicos de acción prolongada y corta con una variedad de co-analgésicos, es decir, medicamentos que tradicionalmente se han utilizado para otras causas aparte del dolor, pero que se ha encontrado que son efectivos para controlar el dolor. Por ejemplo, la gabapentina es un medicamento anticonvulsivo que se ha utilizado con eficacia en el tratamiento de neuropatías inducidas por el cáncer.

        
  • Si usted padece dolor constante o crónico, tome su analgésico en un horario regular (programado con el reloj) como se le prescribió.
  • No omita la dosis de su analgésico programado. El dolor es más fuerte de controlar si espera tomar el analgésico sólo cuando siente dolor.
  • Intente practicar ejercicios de relajación además de tomar la medicina para el dolor. Esto podría ayudar a calmar la tensión, disminuir la ansiedad y a controlar el dolor.
  • Algunas personas con dolor crónico o persistente que generalmente controla la medicina pueden tener dolor irruptivo. Esto ocurre cuando el dolor moderado a grave "se presenta" o se siente durante un corto tiempo. Podría relacionarse al movimiento o podría ocurrir al final del intervalo de la dosis. Si experimenta este dolor, utilice una medicina de reacción corta prescrita por su doctor. No espere a que el dolor empeore. Si lo hace, podría ser más difícil de controlar.
  • Existen muchas medicinas y métodos diferentes disponibles para controlar el dolor provocado por el cáncer. Debe esperar a que su doctor busque toda la información y fuentes necesarias para tenerlo lo más cómodo posible. Si usted siente dolor y su doctor no tiene más sugerencias, pida consultar a un especialista en el dolor o que su doctor le haga una consulta con un especialista en ello. Un especialista en el dolor podría ser un oncólogo, anestesiólogo, neurólogo, neurocirujano, otro doctor, enfermera o farmacéutico. La mayoría de los centros de tratamiento del cáncer tiene un especialista en el dolor como parte de su personal.