La cirugía, incluso la cirugía relativamente menor, es un trauma significativo para el cuerpo. La incisión quirúrgica en si misma puede causar hinchazón (edema), dolor y moretones; la anestesia frecuentemente causa náuseas y distensión. Ciertas cirugías que dañan el sistema linfático del cuerpo, tal como la mastectomía radical, puede causar una forma específica de hinchazón de larga duración llamada linfedema.

La cirugía moderna involucra numerosas técnicas sofisticadas sin medicamentos para ayudar a curar las heridas rápidamente y por completo. Varios medicamentos pueden usarse para ayudar a contrarrestar los efectos secundarios de la anestesia.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

Una variedad de hierbas, complementos y otras terapias alternativas han mostrado una promesa para los problemas encontrados después de la cirugía. No obstante, tenga en mente que muchas de dichas sustancias han mostrado el potencial de incrementar el riesgo de sangrado durante o después de la cirugía. (Vea Hierbas y Complementos para Usar Sólo con Precaución ). Además, no es posible en el presente determinar todas las interacciones potenciales entre las hierbas y los medicamentos usados para la anestesia. Por esta razón, las hierbas y complementos deben usarse sólo para el apoyo quirúrgico bajo la supervisión de un médico.

Enzimas Proteolíticas

De acuerdo a la mayoría, pero no a todos los estudios, las enzimas proteolíticas podrían ayudar a reducir el dolor, los moretones y la inflamación después de la cirugía.

Una prueba doble ciego controlada por placebo de 80 personas sometidas a cirugía de rodilla encontró que el tratamiento con las enzimas proteolíticas mezcladas después de la cirugía mejoraron significativamente la tasa de recuperación, al ser medida la movilidad e inflamación. 1

Otra prueba doble ciego controlada por placebo evaluó los efectos de un producto similar de enzimas proteolíticas mezcladas en 80 individuos sometidos a cirugía oral. 2 Los resultados mostraron reducción en el dolor, inflamación e hinchazón en el grupo tratado en comparación con el grupo de placebo. También se vieron beneficios en otra prueba de enzimas proteolíticas mezcladas para cirugía dental, 59 así como en un estudio implicando sólo bromelaína. 3

Otros estudios doble ciego controlados por placebo han encontrado a la bromelaína útil en la cirugía nasal, 6 extirpación de cataratas, 7 y cirugía de pie. 61 No obstante, un estudio de 154 individuos sometidos a cirugía plástica facial no encontró beneficio. 8

Nota: La bromelaína "adelgaza la sangre" y podría incrementar el riesgo de sangrado durante o después de la cirugía. Por esta razón, la supervisión médica es esencial.

Para más información, incluyendo dosis y temas de seguridad, vea los artículos completos sobre bromelaína y enzimas proteolíticas .

Oxerutinas y Otros Bioflavonoides

Las oxerutinas han sido ampliamente usadas en Europa desde mediados de 1960, principalmente como un tratamiento para las venas varicosas . Derivadas de un bioflavonoide naturalmente producido llamado rutina, las oxerutinas fueron desarrolladas específicamente para tratar las varices y los problemas venosos relacionados. No obstante, también podrían ser útiles para tratar la inflamación después de la cirugía. También los bioflavonoides estrechamente relacionados provenientes de las frutas cítricas podrían ser útiles.

Las mujeres que se han sometido a cirugía de cáncer de mama podrían experimentar un efecto secundario duradero y problemático: Hinchazón en el brazo causada por daño al sistema linfático. Junto con las venas, el sistema linfático es responsable de regresar el líquido al corazón. Cuando este sistema está dañado por la cirugía de cáncer de mama, se acumula líquido en el brazo. Tres estudios doble ciego controlados por placebo que enlistaron a un total de más de 100 personas examinaron la efectividad de las oxerutinas en la linfedema después de la cirugía de cáncer de mama, con resultados generalmente buenos. 9 – 11

Por ejemplo, en un estudio doble ciego de 6 meses, las oxerutinas redujeron y mejoraron la comodidad y movilidad comparadas con el placebo. 11

Los bioflavonoides cítricos diosmina y hesperidina también han demostrado una promesa para la linfedema después de la cirugía de cáncer de mama, 16 como lo ha hecho un producto que contiene hesperidina más un extracto rico en bioflavonoides de la hierba rusco . 62Nota: No use combinaciones de bioflavonoides que contengan tangeretina si está tomando tamoxifeno para cáncer de mama.

Las oxerutinas también podrían ser útiles para la inflamación ordinaria que ocurre después de cualquier tipo de cirugía. En una prueba de doble ciego, los investigadores dieron oxerutinas o placebo por 5 días a 40 personas recuperándose de una cirugía menor o de otras lesiones menores y encontraron a las oxerutinas significativamente útiles en reducir la inflamación y la incomodidad. 17

Para más información, incluyendo la dosis y temas de seguridad, vea los artículos completos sobre oxerutinas y bioflavonoides cítricos .

OPC

Las OPC (proantocianidinas oligoméricas, por sus siglas en inglés), sustancias encontradas en las semilla de uvas y en la corteza de pino, también podrían ser útiles para la recuperación de la cirugía. Al igual que las oxerutinas, a las cuales están relacionadas químicamente, se piensa que las OPC funcionan reduciendo el goteo de los vasos capilares.

Un estudio de doble ciego y controlado por placebo en 63 mujeres con cáncer de mama encontró que 600 mg de OPC diarios por 6 meses reducía los síntomas postoperatorios del linfedema. 22 Además, en un estudio doble ciego y controlado por placebo de 32 personas que fueron observadas durante 10 días después de un "estiramiento facial," la inflamación desapareció mucho más rápido que en el grupo tratado. 23

Para más información, incluyendo dosis y temas de seguridad, consulte el artículo completo sobre OPC .

Acupuntura/Acupresión

La acupuntura y la acupresión son dos formas relacionadas de tratamiento que implican la estimulación de ciertas áreas en el cuerpo, conocidos como puntos de acupuntura. Numerosos estudios han evaluado el tratamiento en un sólo punto de acupuntura - P6 - para el alivio de las náuseas después de la anestesia. Este punto está localizado en el interior del antebrazo, cerca de 2 pulgadas encima del pliegue de la muñeca.

Muchos estudios controlados que implicaron a más de 2,000 personas han analizado los beneficios potenciales de la acupresión o la acupuntura en P6 en las personas sometidas a cirugía. 34 - 47, 58, 63 - 67 En la mayoría de estas pruebas, el tratamiento fue llevado a cabo a través de la cirugía en sí, así como más tarde. Los resultados de estas pruebas, implicando varios tipos de cirugía y diversas formas de acupuntura/acupresión, se contradicen bastante. En equilibrio, parece que la acupuntura/acupresión podrían reducir las náuseas posquirúrgicas al menos en algún punto más allá del efecto placebo.

También se ha explorado la acupuntura como un medio para reducir el dolor después de la cirugía, pero ha habido más resultados negativos que positivos. 48 - 50, 63, 68

Para más información, vea completo el artículo sobre acupuntura .

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

La hierba jengibre se piensa que tiene efectos antináuseas y se ha dado en estudios a la gente antes de la cirugía para prevenir las náuseas que muchas personas experimentan cuando se despiertan de la anestesia. No obstante, los resultados del estudio han sido conflictivos, con estudios de tamaño moderado que muestran resultados contradictorios. 24 - 27, 69 Actualmente, no es posible concluir de la evidencia que el jengibre sea útil para este propósito.

Advertencia: No use jengibre ni antes ni inmediatamente después de la cirugía, o de la labor y el parto, sin la aprobación de un médico. No sólo es importante tener el estómago vacío antes de someterse a la anestesia, existen preocupaciones teóricas de que el jengibre podría afectar el sangrado.

La evidencia preliminar sugiere que la esencia de menta también podría ser útil para las náuseas postoperatorias. 53

Un estudio preliminar controlado encontró que el enjuage bucal de propóleo de abeja después de la cirugía oral aceleró el tiempo de curación significativamente en comparación al placebo. 51

Un pequeño estudio doble ciego y controlado por placebo encontró que los parches de magnetoterapia de la variedad "unipolar" reducían el dolor e hinchazón después de la lipectomía por succión. 52

En un estudio doble ciego controlado por placebo de 37 personas sometidas a cirugía del síndrome del túnel carpiano , una pomada hecha de la hierba árnica (combinada con tabletas homeopáticas de arnica) pareció reducir ligeramente el dolor postquirúrgico. 70

El castaño de indias tiene efectos similares a las OPC (discutido anteriormente) y también ha mostrado ser prometedora para reducir la hinchazón postoperatoria. 54

La buena nutrición es esencial para la recuperación de cualquier trauma físico. Por esta razón, el uso de un complemento multivitamínico y mineral en las semanas previas a la cirugía, y por algún tiempo más tarde, podría ser aconsejable.

Al menos 20 estudios controlados, que enlistaron a un total de más de 1,500 personas, han evaluado el beneficio potencial de la hipnosis para las personas que se someten a cirugía. 71 Los resultados combinados sugieren que la hipnosis podría proporcionar beneficios tanto durante como después de la cirugía, incluyendo: Reducción de ansiedad, dolor y náuseas, normalizando la presión arterial y el ritmo cardíaco, minimizando la pérdida de sangre y acelerando la recuperación así como acortando la hospitalización. Desafortunadamente, muchos de estos estudios fueron de calidad muy pobre. Las técnicas de

Terapia de relajación tales como la meditación y las imágenes guiadas, también han mostrado una promesa para aliviar algunas de los malestares de la cirugía. 72 - 80

Para una discusión sobre los enfoques homeopáticos para el apoyo quirúrgico vea la base de datos de homeopatía .

Hierbas y Complementos para Usar Sólo con Precaución

Numerosas hierbas y complementos tienen el potencial de causar problemas durante o después de la cirugía, incluyendo algunas de las discutidas en este artículo. Por esa razón, sugerimos firmemente que no use ninguna hierba o complemento en la semana anterior a la cirugía, excepto bajo supervisión médica.

Por ejemplo, la hierba de ajo significativamente "adelgaza" la sangre y los casos reportados sugieren que el ajo puede incrementar el sangrado durante o después de la cirugía. 55 - 57 Por esta razón, es probablemente aconsejable el evitar los suplementos de ajo antes de la cirugía y no reiniciarlo después de la cirugía hasta que todo el riesgo de sangrado haya pasado.

Muchas hierbas y complementos también han mostrado un potencial para incrementar el riesgo de sangrado. Los más prominentes entre estos son ginkgo , altas dosis de vitamina E y policosanol . Otros incluyen bromelaína , manzanilla , uña del diablo , Angélica china , matricaria , aceite de pescado , jengibre , castaño de indias , ipriflavona , mesoglicano , papaya, PC-SPES , fosfatidilserina , trébol rojo , reishi , vitamina A y sauce blanco .

Además, un reporte sugiere que el uso de la Hierba de San Juan podría interactuar con los medicamentos anestésicos. 81