El perfil biofísico combina el ultrasonido con la cardiotocografía en reposo como una evaluación de la salud física del feto. Estas pruebas se realizan en etapas finales del embarazo cuando el feto madura. Generalmente se obtiene la siguiente información:

    
  • La cantidad de líquido amniótico (ultrasonido)
  • Ritmo cardiaco fetal (cardiotocografía en reposo)
  • Respiración fetal (ultrasonido)
  • Movimiento corporal del feto (ultrasonido)
  • Tonalidad muscular fetal (ultrasonido)
  • El perfil biofísico consiste en una puntuación numérica en cada una de estas evaluaciones individuales así como también una puntuación numérica total como la suma de cada prueba. Su doctor podría utilizar la puntuación para determinar si es necesario el cuidado especial y ciertos ajustes durante su embarazo y alumbramiento.

    ¿Quiénes Deben Someterse a Esta Prueba?

    Su médico podría recomendar esta prueba, así como también otros exámenes, si usted tiene un padecimiento médico que podría ponerlo en riesgo de tener problemas con su embarazo. Los ejemplos de padecimientos que podrían ponerla a usted y a su bebé en riesgo incluyen:

        
  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Demasiada o poca cantidad de líquido amniótico
  • Enfermedad renal
  • Enfermedad cardiaca
  • Embarazo postérmino
  • Embarazo múltiple (dos o más fetos)
  • Su doctor podría sugerir otras pruebas para obtener información importante sobre la salud de su feto. Con frecuencia un resultado de prueba problemático sugiere que usted necesita cuidado especial. No significa necesariamente que su feto se encuentra en problemas. Su doctor podrá responder las preguntas y discutir cualquier preocupación que tenga sobre esta forma de supervisión.